lunes, 28 de noviembre de 2011

Roscón de Reyes relleno de Nata




Años y años llevo haciendo roscones. Y año tras año me digo que no lo volveré a intentar. Casi todos han terminado en la basura o absoriendo por completo una taza de café, algunos incluso podía haberlos utilizado como arma u objeto contundente... Pero cada año, el espirítu navideño me envuelve y loca de mi me lanzo a intentarlo de nuevo. Veo tantas recetas que hasta sueño con los roscones.
A través de la comunidad de Velocidadcuchara me topé con dos recetas. He seguido la receta de Su, del fantastico blog webosfritos.com, con un maravilloso paso a paso.
El roscón salió bueno pero muy delgado... Hoy he visto el video explicativo y ya encontré el motivo. Y es que el tamaño importa :)

Copio la receta practicamente tal cual porque está perfectamente explicada.





Ingredientes:

Para el azúcar glas aromatizado
120 gr de azúcar glas
La piel de medio limón sin parte blanca

La piel de media naranja sin parte blanca

Para preparar la masa madre
70 gr de leche entera
10 gr de levadura fresca de panadería
1 cucharadita de azúcar
130 gr de harina de fuerza


Para la masa
60 gr de leche entera
70 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos
20 gr de levadura fresca de panadería
25 gr de agua de azahar (yo solo 15)
450 gr de harina de fuerza
1 pellizco de sal
Los 120 gr de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja


Para la decoración
Huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua
Naranjas confitadas

Frutas escarchadas


Elaboración:

1. Con el vaso y las cuchillas muy secos pulverizar el azúcar 30 segundos a velocidad progresiva 5/7/10.

2. Añadir las pieles de limón y naranja a través de la boca y programar 15 segundos a velocidad progresiva 5/7/10. Retirar y reservar.

3. Poner todos los ingredientes de la masa madre dentro del vaso y programar 15 segundos a velocidad 4. Retirar del vaso y formar una bola sobre la encimera. Introducir en un bol y cubrir con agua templada. Cuando la bola de masa flote y doble su volumen, estará lista —de diez a quince minutos—.

4. Poner en el vaso el azúcar glas aromatizado que habíamos reservado, los ingredientes de la masa, y por último, la masa madre. Programar 30 segundos a velocidad 6.

5. Amasar 3 minutos a velocidad espiga. La masa se moverá formando una bola. Dejar reposar dentro del vaso, envolviendo éste en una toalla, hasta que la masa salga por la boca —aproximadamente unas 5 horas—.

6. Bajar la masa con la espátula y volver a amasar dentro del vaso 1 minuto a velocidad espiga.
7. Retirar la masa del vaso con las manos embadurnadas de aceite y ponerla sobre una superficie aceitada. Dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer un solo roscón grande— y darles forma de bola alisándolas bien con las manos.

8. A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.

9. Dejar reposar hasta que doblen su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.

10. Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas.

11. Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.

12. Hornear entre 15 y 18 minutos, y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción —si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima—.

13. Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar al gusto o comer directamente.


Notas: Si lo hacemos por la noche, dejar levar en la habitación más fria de la casa.
Se puede rellenar de lo que quieras. Yo aquí relleno de nata (500 ml de nata  + 80 gr de azucar glass)