martes, 10 de enero de 2012

Guiso de Arroz Meloso con Shiitake




Las setas Shiitake son unas setas muy apreciadas que crecen en Japón. Es una seta pequeñita, de color oscuro e intenso aroma. Podemos encontrarlas facilmente en grandes establecimientos, en forma deshidratada. El procedimiento de rehidratación es sencillo y podemos disponer de este rico manjar en cualquier momento del año. La combinación con el arroz convierten este plato, en principio en un guiso de arroz, casi una sopa, que en el momento de servir en el plato absorberá parte del líquido dando paso a un arroz meloso que recuerda "ligeramente" al risoto, pero con cierto punto caldoso.

Un plato de sabor y aroma muy intenso aportado por las Shiitake y muy apetecible en estos días de intenso frío.



Ingredientes:

300 gr. de arroz
500 gr. de setas Shiitake deshidratadas
100 gr. AOVE
90 gr. tomate triturado
3 dientes de ajo
1 cucharadita de pimentón dulce
1000 gr de agua de hidratar las setas
10 gr. de trufa
Perejil picado
500 gr. de salsa de almejas marinera
Sal


 
Elaboración:

La noche anterior dejaremos como tres puñados de setas, rehidratandose en un bol lleno de agua. Tenemos en cuenta que las setas crecerán entre 3 y 5 veces su tamaño. A la mañana siguiente (12 horas después) escurrimos las setas, reservando el líquido para la cocción del guiso.

1. Poner en el vaso de la Thermomix, la salsa de almejas descongelada.

2. Incorporar el aceite y sofreir 5 minutos, temperatura Varoma y velocidad cuchara. Cuando quede medio minuto, añadir el pimentón dulce y la trufa.

3. Añadir las setas shiitake y el perejil picadito. Probar el punto de sal y programar otros 8 minutos.

4. Agregar la sal y el arroz. Programar 5 minutos, temperatura 100º y velocidad cuchara con el giro a la izquierda.

5. Volcar el arroz sobre una fuente honda y servir.





Nota:

Como el agua de rehidratar las setas es muy abundante, emplearemos un litro para la cocción y el resto podemos congelarlo en cubiteras y una vez congelado traspasar los cubitos a una bolsa. Será perfecto como caldo base para rissotos, pastas, arroces...