martes, 20 de marzo de 2012

Pastelitos rellenos de Nata Trufada

  



Este pastelito es fruto de un error, o un accidente más bien.

Me había dispuesto a elaborar la tarta para el día del padre y lo primero era hacer el bizocho genoves, pero lo quería muy alto así que hice la receta añadiendo  un poco más de todo. El huevo con el azúcar subió hasta las tres cuartas partes del bol de la Kitchenaid, estaba completamente extasiada ante semejante espectáculo, así que llegó el momento de añadir la harina, tamizadita como debe ser.... ERROR !!! ERROR !!! La incorporé con las barilllas y fallé. La mezcla se volvió grumosa y la nube de huevo se desmoronó...

Cambié las barillas por la pala y terminé de mezclarlo hasta que quedó todo totalmente integrado. Que chafada, la mezcla ocupaba apenas menos de la mitad del molde rectangular que utilizo para hacer plum cakes.

Sin embargo dije "esto lo horneo y para Cake Pops me sirve".

Resultó ser un bizcocho bajito, muy compacto, casi tan compacto como el salmantino bollo Maimón.

En casa ha gustado mucho, hasta lo llaman pan jajajaja, a mi nada más ver la forma se me ocurrió hacer estos pastelitos con la trufa de la tarta.



Ingredientes:

5 huevos
150 gr. de azucar
150 gr. de harina
1 tapón de aroma de vainilla
1 pizca de sal
mantequilla para el molde


Trufa rápida
250 ml de nata 35% m.g.
40 gr. de azúcar glass (y algo más para decorar)
2 cucharaditas de cacao

Elaboración:

1. Precalentar el horno a 180º.

2. Montar los huevos con el azúcar hasta que resulte una mezcla esponjosa y blanqueada. Yo lo tuve unos minutos, pero variará dependiendo del tipo de robot que se utilice.

3. Añadir el aroma de vainilla y la harina tamizada con la pizca de sal y batir hasta que la mezcla haya perdido su volumen y sea una masa pesada.

4. Poner en un molde engrasado de plum cake y hornear 25 min. a 180º. Enfriar sobre una rejilla.

5. Mientras, podemos ir preparando la trufa rápida, siemplemente hay que batir la nata e ir añadiendo el azúcar y el cacao mientras va tomando cuerpo y textura. Comprobaremos que está perfectamente montada si dando la vuelta al recipiente, no se cae.

6. El montaje del pastelito es facil. Cortamos dos rodajas finas del bizcocho, con una manga pastelera rellenamos una de las rodajas con la crema de trufa, ponemos la otra rodaja sobre la trufa y espolvoreamos con azúcar glass y adornamos al gusto.






Notas:

Para que este pastelito resulte aun más apetitoso yo os recomendaria emborrachar ambas rodajas con vuestro calado de licor favorito.