sábado, 28 de abril de 2012

Fettuccini Diabolo







Hubo una época hace unos cuantos años, que solía cenar con cierta frecuencia en el Gino's. Casi siempre pedía el mismo plato porque desde que lo había probado, era sin duda, el que más me gustaba de la carta. 

Aquel toque picante me entusiasmaba.

En casa investigué y probé hasta dar con la receta de aquel restaurante italiano. A mi me parece que es exactamente igual, pero si no es igual, se le parece muchísimo.

Esa salsa liviana, mezclada con la pasta, las gambas y el punto de fuego que le da la cayena, la hacen para mi uno de los platos más deliciosos en cuanto a pasta se refiere.

Si además lo acompañas con un buen Lambrusco y un poco de pan gratinado con aceite, ajo y queso... ummmmmm. Pon un poco de música melódica y tendrás tu propia velada romántica al estilo italiano.

Te invito a que la pruebes y juzgues por ti mismo.




Ingredientes para dos:

1 paquete de fetuccini frescos (para 2 - 3 raciones)
2 ajos
2 guindillas de cayena
Aceite
250 ml. de nata de cocinar ligera
12 tomatitos cherry
24 gambas frescas o 12 gambones
Sal
Orégano o Perejil seco


Elaboración:

1. Cocer la pasta en abundante agua hirviendo con 2 pellizcos de sal. La pasta fresca tarda apenas 4 min. en cocerse, seguir las instrucciones del envase.

2. Mientras tanto, poner una sartén al fuego con un chorro generoso de AOVE, aprox. 30 ml. Pelar y cortar los ajos en láminas y dorarlos junto con las cayenas. Retirar a un plato pequeño preservando el aceite en la sartén.

3. Pelar las gambas (si utilizamos gambón, cortarlo en tres trozos cada uno). Dorar hasta que estén ligeramente cocinados. Reservar junto con los ajos y cayena.

4. Partir los tomatitos Cherry por la mitad y asar en la misma sartén que hemos usado hasta el momento. Incorporar los ajos, la cayena y las gambas reservadas.

5. Bajar el fuego. Añadir la nata y un pellizco de sal. Llevar ligeramente a ebullición.

6. Escurrir la pasta, añadirla a la sartén, mezclar y rectificar de sal si es necesario.

7. Emplatar espolvoreando con orégano o perejil por encima y añadir un chorrito de AOVE.