miércoles, 11 de abril de 2012

Pluma Ibérica con Verduras y Crema de Gorgonzola






Del cerdo se aprovecha todo :) Y que rico está y si además el cerdito en cuestión es de calidad, ibérico, el plato en cuestión suma puntos de manera exponencial.

La pluma ibérica es un pedazo de carne con un gusto muy especial. Las fibras de grasa que posee son muy sutiles y le confieren a la carne esa jugosidad que le caracteriza. Para un plato de carne que mejor acompañamiento que dos producto de la tierra, ricos en agua y una crema de queso. 

Para "expertos gourmet" contaminar una carne de excelente calidad con una salsa de queso es poco más que un sacrilegio, pero como en mi cocina mando yo y conozco los gustos de mis críticos más exigentes, se que les gusta mezclar en un bocado verduras, carne y algo que le aporte cremosidad al conjunto.

Por eso este plato es habitual en casa. Si además queréis convertirlo en un plato de dieta, solamente tenéis que restringir a dosis mas bajas (aunque ya son bajas de por si) de aceite y eliminar por completo la salsa de queso gorgonzola. 

Para todos los demás, os recomiendo esta delicia en toda su extensión.




Ingredientes para 2 personas:

2 plumas ibericas
1/2 calabacín 
1/2 bandeja de champiñones laminados
queso gorgonzola
1 brick de nata
AOVE
Perejil
Pimienta
Sal yodada y sal maldón


Elaboración:

1. Lavar y pelar el calabacín. Partirlo en lonchas finas salpimentar y reservar.

2. Lavar y pelar igualmente los champiñones y reservar.

3. En una sartén amplia poner un chorrito de aceite y hacer el calabacín a la plancha con un poquito de sal. Repetir la operación con los champiñones, espolvorear con sal y perejil picado. Retirar a una fuente y reservar.

4. Salpimentar la pluma ibérica y en la misma sartén dorar a fuego fuerte durante 2 minutos por ambos lados. Lo ideal es que quede crujiente por fuera y el interior permanezca rosado, ligeramente poco hecho.

5. Mientras tanto, en un cazo poner la nata y media cuña de queso gorgonzola y deshacer en la nata sin llegar a hervir. Poner en una salsera.

6. Emplatar con la pluma ibérica cortada en lonchas, disponer el calabacín y los champiñones y entre medias verter una o dos cucharadas de salsa de gorgonzola. Espolvorear todo con sal maldón.