martes, 21 de agosto de 2012

Ensaladilla Rusa





Tomar un plato de ensaladilla es un gesto simple y relativamente cotidiano, capaz de transportarme de 25 a 30 años para atrás, recreando días pasados en otros veranos, cuando el cielo era azul, el campo verde y yo inocente e ingenua niña de pelo corto y sonrisa de grandes dientes.

Un bocado puede ponerme de repente en medio de un río de aguas frías, con el lecho lleno de cantos blancos, finísimos, moldeados por el propia agua cristalina. Lleno de carpas y truchas resbaladizas. Y me siento a mi misma con mis chanclas cangrejeras transparentes, mi bañador y alboroto de voces, risas y alegría a mi alrededor. 

Los niños inspeccionamos el río y la orilla, cazamos renacuajos, perseguimos ranas y no hay bicho que se nos resista. Los mayores... unos se bañan mientras las mujeres, las tías, hermanas, madres... preparan la mesa. Neveras y bolsas térmicas bajo la sombra de los árboles, botellas de vino, refresco y casera dentro del río junto a una sandia y dos melones, refrescándose.

Dos grandes manteles de cuadros sobre la hierba bajo los árboles y una vajilla de plástico de colores de Tupperware. Gazpacho, latas, hogazas de pan, embutido de la matanza y... ¡Ensaladilla!

La comida amenizada con chistes e historias de antes.

Por eso, cuando como ensaladilla casera, es como subir a la máquina del tiempo, cuando todo era maravilloso, bonito, ideal, puro... cuando todo estaba en su sitio.




Ingredientes (mas o menos para 6)

600 gr. de agua 
600 gr. de patatas 
150 gr de zanahoria
4 huevos
1 lata pequeña de guisantes
1 lata pequeña de aceitunas verdes sin hueso
2 latas pequeñas de atún al natural 
medio tarro grande de judías verdes finas
mayonesa o  lactonesa
1 lata de pimiento rojo en tiras
sal


Elaboración:

1. Pelamos y cortamos las patatas y las zanahorias en dados pequeños. Las ponemos en el varoma, tapar y reservar.

2. Poner el agua en el vaso, colocar el cestillo dentro del vaso con los cuatro huevos. Cerrar el vaso y poner el recipiente varoma. Programar 26 min. temperatura varoma y velociad 1. 

"Pinchar las patatas y comprobar que estén bien cocidas. De no ser así añadir un par de minutos más. Las zanahorias, por su naturaleza, siempre van a quedar más duras. A mi personalmente no me importa, ya que prefiero que queden al dente y la patata perfecta, que blanditas y la patata puré."


3. Terminado el tiempo programado, poner la patata y la zanahoria en una bandeja amplia para que se enfríe rápidamente y sazonar. Los huevos los ponemos en agua fria y los pelamos.

4. Cuando todo está frío, poner las patatas y zanahorias en un bol grande donde mezclaremos todo. Añadir dos huevos picados  más o menos al mismo tamaño que las verduras. Añadir la dos latas de atún bien escurrido, la lata de aceitunas, medio tarro de judías verdes, una latita de guisantes (reserva un poco para adornar) y mezclar bien.

5. Preparar la mayonesa o lactonesa e ir incorporando a las verduras al gusto. 

"Me gusta que lleve mayonesa, pero no en grandes cantidades que maten el sabor del resto de ingredientes. Lo justo para que todo quedé "pintado". Y además la mayonesa la hace James a la manera tradicional, porque tarda muy poquito y no se me queda la mitad en las cuchillas de la thermomix. He intentado hacer la lactonesa, que está muy rica pero no termina de quedarme muy consistente."

6. Para terminar, poner la ensaladilla en un fuente amplia baja, adornar con guisantes reservados, el pimiento rojo en tiras y con los dos huevos restantes cortados en rodajas.

7. Meter en la nevera y consumir muy fría. Preferiblemente de un día para otro.