lunes, 13 de agosto de 2012

Tarta Guinness





Si hay una tarta que llame la atención a los hombres, es sin duda la Tarta de Cerveza Negra Guinness. Tu le dices a cualquiera de genero másculino que le vas a poner de postre esta tarta y como poco se queda incrédulo y te mira raro... ¿Pero como vas a hacer una tarta de cerveza? La misma cara que si le dices que le haces el Bizcocho de Chocolate al Vino Tinto.

Si ya de por si la cerveza es la bebida nacional por excelencia, con la que a ellos les encanta compartir aperitivos antes de la comida, tardes con los amigos, ratitos en el chiringuito de la playa, partido de fútbol y cualquier otro momento del día y parte de la noche en la que el calor apriete, convertir esta bebida en un bocado dulce ya es lo más increible y delicioso del mundo mundial.

Si además, lo presentas con su espumita y todo se quedarán con la boca abierta.

El sabor de este bizcocho no se puede describir con palabras, hay que probarlo y os aseguro que una vez que lo catéis... estaréis perdidos para siempre.

Porque la tarta Guinness es un pecado, de los gordos, de los mortales y los que te llevan directo al infierno.



Ingredientes:

Para el Bizcocho

250 gr. de harina
75 gr. de cacao en polvo Valor
400 gr. de azúcar
2 + 1/2 cucharaditas de bicarbonato
250 ml. de cerveza negra Guinness
250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
140 gr. de nata para montar
2 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla


Para el Frosting de Queso

350 gr. nata para montar
300 gr. queso crema
150 gr. de azúcar glass


Elaboración:

Elaboración del Bizcocho

1. Precalienta el horno a 180º.

2. Verter en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes secos (harina, cacao, azúcar y bicarbonato). Programa 15 seg. a velocidad 5. Reserva en un bol aparte.


"Yo este paso lo sustituyo y lo que hago es tamizar estos mismos ingredientes con mi tamizador para que no quede ni un solo grumo."

3. Vierte en el vaso la cerveza negra junto con la mantequilla que deberá estar a temperatura ambiente. Programa 3 minutos, temperatura 50º y velocidad 2.

"No pasa nada si ves que el piloto de la temperatura no alcanza los 50º, de lo que se trata es de que se deshaga la mantequilla y se mezcle con la cerveza."

4. Incorpora la nata, la esencia de vainilla y los huevos. Programa 30 segundos a velocidad 2 y medio.



5. Pon la Thermomix a velocidad 3 sin programar tiempo y ve echando por el bocal cucharadas con la mezcla de ingredientes secos reservados en el punto 2. Cuando la mezcla esté completamente integrada, poner en un molde desmoldable, con el fondo cubierto con papel de hornear y engrasado.

6. Llevar al horno durante unos 50 minutos aprox.


"Es importante no abrir el horno en la primera media hora de cocción para evitar que se hunda. Comprueba que está bien hecho pinchando en el centro con una aguja y comprobando si sale limpia. De no ser así, hornea a intervalos de 5 min hasta que deje de salir la aguja húmeda."

Elaboración del frosting

1. Si no tienes azucar glass, pulveriza azúcar normal en velocidad progresiva 7-10 y reserva.

2. Sin programar tiempo, bate el queso a velocidad 3 y reserva.

3. Pon la mariposa en las cuchillas monta la nata a velocidad 3 y medio sin programar tiempo y sin dejar de vigilar para pararlo en su punto de montado. Ve incorporando el azúcar glass a cucharadas por el bocal.

4. Incorpora la nata al bol del queso fresco y termina de integrar la mezcla con movimientos envolventes de abajo hacia arriba con ayuda de una espátula.


"Yo si llevo un poquito de prisa lo que hago es ir echando el queso por el bocal a la vez que se monta la nata y queda perfecto, eso si, realizar esta operación de poco a poco y desde el principio del montado de nata. Pero normalmente y para ganar tiempo y aprovechar al máximo el frosting (sin que se quede parte en las cuchillas de la Thermomix) lo hago en la KitchenAid y aprovecho todo."