viernes, 21 de septiembre de 2012

Tortitas Americanas






¿A quien lo le gustan unas buenas tortitas americanas?

La primera vez que las probé fue una tarde de otoño que mi madre me llevó al Vips a merendar. 

Recuerdo que estábamos en el pleno Barrio de Salamanca, que era donde vivíamos y el Vips se encontraba rebosante de señoras mayores, perfectamente peinadas, con sus cabellos dorados recogidos en moños perfectos de aire años cuarenta. Enjoyadas y maquilladas hasta rozar lo carnavalesco y barroco. Apoyados sobre las sillas, abrigos de pieles (que tanto detesto), de paño galés y paraguas.

Aquellas señoras, viudas la gran mayoría, acudían a las cinco o seis de la tarde a tomar el té o café (cuyo labial rojo intenso dejaban marcado los bordes de la vajilla blanca) y acompañaban su bebida con un plato de tortitas con nata. 

Un ritual que a mi se me antojaba casi hasta lujoso. 
Porque aquellos bocados esponjosos con la mezcla de nata y chocolate me parecían un manjar maravilloso.

Obviamente y con la curiosidad gastronómica que ya empezaba a bullir en mi, tomé un pesado y aburrido libro de cocina de mi madre (y digo aburrido por la carencia absoluta de fotos) y busqué en el índice, a ver si  por casualidad, había alguna receta de Tortitas.

Venían varias, pero tras probarlas, no eran del todo lo que yo buscaba.  

Así que fui probando y esta es la que se quedó definitivamente como auténticas Tortitas Americanas.

Hoy que es viernes puedes dejar preparada esta receta para que mañana en el desayuno solo tengas que hacerlas en la sartén o plancha y empezarás el fin de semana con alegría.







INGREDIENTES:

100 gr. harina de trigo
100 gr. harina  de maíz
1 cucharadita de levadura en polvo
2 cucharadas de aceite de  girasol
2 huevos
1 o 2 cucharadas de azúcar
1 vaso de leche
1 pizca de sal



ELABORACIÓN en tradicional y Thermomix:

1. Poner todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y batir a velocidad 6 durante 20 segundos. Reservar en una jarra durante media hora.

"No es necesaria la Thermomix para hacerla. Toda la vida las he hecho con la batidora de mi madre. Pero teniendo la Thx lo hago en ella."

2. En una sartén pequeña antiadherente poner una gota de aceite de girasol a fuego medio. Echar un cazo de la mezcla y esparcir rápidamente por toda la base de la sartén. 

"La sartén debe ser pequeña para que la tortita salga gruesa y esponjosa, de lo contrario se convertirá en una crèpe y eso no es lo que buscamos."
3. Cuando la superficie empiece a formar huequitos, es el momento de darle la vuelta.

4. Servir acompañada de nata montada, chocolate, sirope de fresa, de arce o lo que más te guste.