martes, 21 de agosto de 2012

Ensaladilla Rusa





Tomar un plato de ensaladilla es un gesto simple y relativamente cotidiano, capaz de transportarme de 25 a 30 años para atrás, recreando días pasados en otros veranos, cuando el cielo era azul, el campo verde y yo inocente e ingenua niña de pelo corto y sonrisa de grandes dientes.

Un bocado puede ponerme de repente en medio de un río de aguas frías, con el lecho lleno de cantos blancos, finísimos, moldeados por el propia agua cristalina. Lleno de carpas y truchas resbaladizas. Y me siento a mi misma con mis chanclas cangrejeras transparentes, mi bañador y alboroto de voces, risas y alegría a mi alrededor. 

Los niños inspeccionamos el río y la orilla, cazamos renacuajos, perseguimos ranas y no hay bicho que se nos resista. Los mayores... unos se bañan mientras las mujeres, las tías, hermanas, madres... preparan la mesa. Neveras y bolsas térmicas bajo la sombra de los árboles, botellas de vino, refresco y casera dentro del río junto a una sandia y dos melones, refrescándose.

Dos grandes manteles de cuadros sobre la hierba bajo los árboles y una vajilla de plástico de colores de Tupperware. Gazpacho, latas, hogazas de pan, embutido de la matanza y... ¡Ensaladilla!

La comida amenizada con chistes e historias de antes.

Por eso, cuando como ensaladilla casera, es como subir a la máquina del tiempo, cuando todo era maravilloso, bonito, ideal, puro... cuando todo estaba en su sitio.




Ingredientes (mas o menos para 6)

600 gr. de agua 
600 gr. de patatas 
150 gr de zanahoria
4 huevos
1 lata pequeña de guisantes
1 lata pequeña de aceitunas verdes sin hueso
2 latas pequeñas de atún al natural 
medio tarro grande de judías verdes finas
mayonesa o  lactonesa
1 lata de pimiento rojo en tiras
sal


Elaboración:

1. Pelamos y cortamos las patatas y las zanahorias en dados pequeños. Las ponemos en el varoma, tapar y reservar.

2. Poner el agua en el vaso, colocar el cestillo dentro del vaso con los cuatro huevos. Cerrar el vaso y poner el recipiente varoma. Programar 26 min. temperatura varoma y velociad 1. 

"Pinchar las patatas y comprobar que estén bien cocidas. De no ser así añadir un par de minutos más. Las zanahorias, por su naturaleza, siempre van a quedar más duras. A mi personalmente no me importa, ya que prefiero que queden al dente y la patata perfecta, que blanditas y la patata puré."


3. Terminado el tiempo programado, poner la patata y la zanahoria en una bandeja amplia para que se enfríe rápidamente y sazonar. Los huevos los ponemos en agua fria y los pelamos.

4. Cuando todo está frío, poner las patatas y zanahorias en un bol grande donde mezclaremos todo. Añadir dos huevos picados  más o menos al mismo tamaño que las verduras. Añadir la dos latas de atún bien escurrido, la lata de aceitunas, medio tarro de judías verdes, una latita de guisantes (reserva un poco para adornar) y mezclar bien.

5. Preparar la mayonesa o lactonesa e ir incorporando a las verduras al gusto. 

"Me gusta que lleve mayonesa, pero no en grandes cantidades que maten el sabor del resto de ingredientes. Lo justo para que todo quedé "pintado". Y además la mayonesa la hace James a la manera tradicional, porque tarda muy poquito y no se me queda la mitad en las cuchillas de la thermomix. He intentado hacer la lactonesa, que está muy rica pero no termina de quedarme muy consistente."

6. Para terminar, poner la ensaladilla en un fuente amplia baja, adornar con guisantes reservados, el pimiento rojo en tiras y con los dos huevos restantes cortados en rodajas.

7. Meter en la nevera y consumir muy fría. Preferiblemente de un día para otro.




lunes, 20 de agosto de 2012

Caldo Base de Pescado






De siempre cuando tenía que hacer paella o arroz blanco o cualquier otra cosa que llevase caldo, lo que hacía era añadirle agua o comprar el caldo ya hecho. Se me hacía pesadísimo poner todos los ingredientes a cocer en una olla, pero claro, los platos no saben igual.

Nunca hice un fumet, siempre hacía el típico caldo de pescado cociendo los cuerpos y cabezas de las gambas. Pero había preparaciones que un caldito de marisco no era lo más adecuado porque le aportaba demasiado sabor y le restaba protagonismo al resto de ingredientes.

Este es mi fumet base.

Lo utilizo sobre todo para cocer pasta fresca (si va a ir con marisco o pescado en su preparación) y para paellas (junto al caldo de gambas).

No da pereza, solo hay que poner los ingredientes y no ensucias nada :)



Ingredientes:

1 puerro
2 rodajas de merluza congelada
25 gr de aceite de oliva
1.500 gr. de agua


Elaboración:

1. Poner todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programar 10 min. temperatura 100º y velocidad 2.

2. Pasar el caldo resultante por un colador y ya está listo para utilizar.

"Personalmente lo que hago es una vez frío el caldo ponerlo en tuppers de 1 l. de capacidad y congelarlo. Este caldo no lleva gambas porque prefiero hacer ese caldo cociendo las gambas y reservarlo para preparaciones que necesiten un intento sabor a marisco, como paellas."

"Como veis no lleva sal, prefiero no añadir nada y tener la certeza a la hora de preparar otros platos de que un exceso de sal no arruinará  la comida. Tened en cuenta que los sabores al congelar se acentúan y si  congelas algo de por si sabroso, al descongelar estará aun más salado." 



Arroz con Leche






El arroz con leche en es un postre riquísimo. A mi me gusta mucho. Lo he tomado desde siempre en mi casa. 

Mi madre lo hacía en la olla a presión. La verdad es que no tardaba nada en hacerlo y le quedaba muy rico, un poquito espeso para mi gusto.

En cuestión de arroces con leche cada familia es un mundo. Hay gente que lo hace cociendo el arroz por separado de la leche (supongo que para economizar la receta), si bien el sabor no es el mismo porque sabe a agua al morderlo.

A mi en la olla no me sale.... se queda sequisimo y hay que estar añadiendo leche posteriormente, con la pérdida de sabor considerable, sin los matices de los cítricos y la canela...

Con mi maquinita la verdad es que sale justo a mi gusto y el sabor es increíble, la leche es una crema maravillosa y el arroz se empapa con todo ese sabor tan de mi infancia.


Ingredientes:

1.500 gr. de leche
200 gr. de arroz
La piel de 1/2 limón y 1/2 naranja, sin la parte blanca
1 palo de canela 
230 gramos de azúcar
Canela molida para espolvorear.


Elaboración:

1. Colocar la mariposa sobre las cuchillas. Poner en el vaso la leche, el arroz, las pieles de naranja y limón, junto con el palo de canela. Programa 45 minutos, 90º y velocidad 1.

2. Transcurrido el tiempo añade el azúcar y programa 10 minutos, 90º y velocidad 1.

3. Vierte el arroz en copas individuales o en un bol grande, retira las pieles y la canela.

4. Sirve espolvoreado con canela molida.



"Si te gusta cremoso, sustituye 400 gr. de leche por 400 gr de leche evaporada. Si te gusta más líquido, pone menos arroz (160 gr.) o añade un vaso de leche (o más, según gusto) y mezcla con una espátula."


domingo, 19 de agosto de 2012

Mermelada de Naranja Ligeramente Amarga





La primera vez que probé la mermelada de naranja fue en Ceuta. ¿Que hacía yo bajando al moro? Jejeje, pues ya veis derroteros que da esta vida.

Era una mermelada de naranja amarga y tenía hilitos finísimos de piel de naranja. Hasta entonces había tomado la típica de fresa o melocotón. Y la verdad es que el sabor, tan distinto a las otras, me cautivó. Nada como probar cosas nuevas para ampliar el abanico de opciones, sabores, aromas y gustos.

Aquí os traigo una mermelada de naranja muy sana y apetecible. Ideal para acompañar unas tostadas o un poco de queso fresco. Amarga un poquito, solo si dejáis algo de piel o parte blanda, si no, es una mermelada dulce de naranja deliciosa, lo que vosotros queráis aportarle en matices.

A mi me gusta bien triturada y sin piel.



Ingredientes:

500 gr. de naranjas
1 zanahoria grande
1 limón pelado y libre de pepitas
500 gr. de azúcar



Elaboración:
1. Pela las naranjas sin dejar nada de piel y quitando completamente la parte blanca (amarga) y ponlas en el vaso de la Thermomix. Añade el limón, la zanahoria raspada y el azúcar. Programa 30 seg. a velocidad 10. 


2. Sitúa el cestillo dado la vuelta encima de la tapa para permitir la evaporación de líquidos. Programa 20 minutos, temperatura 90º y velocidad 2
"Comprueba que la textura está a tu gusto, si ves que la mermelada está demasiado líquida programa 5-10 min. más. Por norma general cuando lo he programdo durante media hora, queda demasiado espesa al esfriar, así que prefiero dejar la cocción a 20 min. e ir comprobando la textura. Esto va a depender de la cantidad de agua que lleve la fruta. A mayor cantidad de líquido, mayor tiempo de cocción para que de tiempo a la evaporación del agua. Ojo, porque si al terminar la cocción está ya de por si espesa, cuando enfrie va a quedar como un bloque y será difícil de untar."

3. Mientras tanto, esteriliza los tarros de cristal y sus tapas en una cazuela con abundante agua. Deberá hervir durante un mínimo de 10 min.
4. Cuando la Thermomix termine su ciclo de cocción, tritura durante un minuto la mermelada a velocidad 10 y viértela en los tarros recién esterilizados dejando un  margen libre hasta el borde de aprox. un cm. Dales la vuelta y dejalo enfriar hasta el día siguiente.
"Yo pongo los tarros sobre un trapo o sobre papel de cocina y de esta manera cuando haya enfriado sabré si alguno de los tarros está mal cerrado  o tiene fuga y habrá que utilizarlo en primer lugar conservándolo en el frigorífico."
"Cuesta un tiempo hacerse a los tiempos de cocción según las frutas, incluso siendo la misma fruta los resultados pueden ser diferentes cada vez, según el contenido de líquidos. Lo mejor es ir observando." 


viernes, 17 de agosto de 2012

Mermelada Casera de Fresas





Aprovechar la ofertas del mercado y comprar fruta de temporada a buen precio es una de las mejores recomendaciones que puedes recibir. 

No solo para ahorrarte un poco de dinero, sino también para reservar frutas y verduras y poder consumirlas a lo largo de todo el año, cuando ya no es temporada o cuando los precios están muy elevados.

Para ello esto puedes congelar tu producto y utilizarlo más adelante.

Otra de las cosas que puedes hacer es elaborar deliciosas mermeladas caseras, a tu gusto, con tu textura favorita, con la fruta que más te apetezca y disponer de ella para desayunos, meriendas y postres.

Personalmente nunca se me habría ocurrido hacer mermelada en casa. Estar horas en la cocina removiendo fruta hirviendo con una cuchara, con el peligro de poder sufrir alguna quemadura y dejando un rastro de cacharros sucios, pegados y difíciles de limpiar, no era de mis mayores deseos.

Sin embargo, cuando vi que una de las cosas que se podían hacer con la Thermomix eran mermeladas y que mientras ella trabajaba yo podía estar a otras cositas, eso si que me atrajo como un imán. 

Así que aproveché una oferta de fresas en el mercado y cargué con unos cuantos kilos con la intención de preparar mermelada para el invierno.

Para mi la textura ideal para mi mermelada es la que tienen los potitos industriales de frutas... Pero sobre gustos ya sabes, ¡Nada está escrito!

Lo que si estará claro es que tu mermelada es 100% NATURAL. Sin conservantes ni colorantes artificiales. 

¿Puedes ofrecer algo mejor a tu familia comprándolo en el súper?




Ingredientes para 1,5 kg aprox.:

1 kg. de fresas 
azúcar (la misma cantidad que las fresas sin pepitas)

el zumo de 1 limón


Elaboración:
1. Limpiar las fresas y ponlas en el vaso de la Thermomix. Programa 30 seg. a velocidad 10. Cuela la pulpa con un colador fino para eliminar las semillas. 


2. Pulsa el botón balanza y vierte la fruta colada en el vaso de la Thermomix. Incorpora el zumo de limón y la misma cantidad de azúcar que de pulpa, cierra el vaso y sitúa el cestillo dado la vuelta encima de la tapa para que vaya evaporando líquidos. Programa 20 minutos, temperatura 90º y velocidad 2
"Comprueba que la textura está a tu gusto, si ves que la mermelada está demasiado líquida programa 5-10 min. más. Por norma general cuando lo he programdo durante media hora, queda demasiado espesa al esfriar, así que prefiero dejar la cocción a 20 min. e ir comprobando la textura. Esto va a depender de la cantidad de agua que lleve la fruta. A mayor cantidad de líquido, mayor tiempo de cocción para que de tiempo a la evaporación del agua. Ojo, porque si al terminar la cocción está ya de por si espesa, cuando enfrie va a quedar como un bloque y será difícil de untar."

3. Mientras tanto, esteriliza los tarros de cristal y sus tapas en una cazuela con abundante agua. Deberá hervir durante un mínimo de 10 min.
4. Cuando la Thermomix termine su ciclo de cocción, echar la mermelada en los tarros recién esterilizados dejando un  margen libre hasta el borde de aprox. un cm. Dales la vuelta y dejalo enfriar hasta el día siguiente.

"Yo pongo los tarros sobre un trapo o sobre papel de cocina y de esta manera cuando haya enfriado sabré si alguno de los tarros está mal cerrado  o tiene fuga y habrá que utilizarlo en primer lugar conservándolo en el frigorífico."
"Cuesta un tiempo hacerse a los tiempos de cocción según las frutas, incluso siendo la misma fruta los resultados pueden ser diferentes cada vez, según el contenido de líquidos. Lo mejor es ir observando." 


jueves, 16 de agosto de 2012

Tarta Mouse de Limón







Mi madre hace mil años me regaló una revista de cocina, el precio venía en pesetas, con eso lo digo todo jejejeje. Es una edición de la revista Lecturas con recetas primaverales, a la que recurro de vez en cuando como en esta ocasión y de la que adapto recetas a mis dos cacharros de cocina favoritos, la Thermomix y la KitchenAid.

Hace un par de semanas nos juntamos unos cuantos en casa de mis padres a pasar el día.  Fue un día muy bonito y el tiempo acompañó mucho.

Aprovecho para hacer tartas cuando vamos a juntarnos un montón así que tenía muchas ganas de volver a hacer esta tarta de limón. Hacía unos cuantos años que la había hecho y no recordaba lo buenisima que está.

Tiene un intenso sabor a limón, es muy suaaaaaaave y ligera. Pero ligera ligera y esponjosa como una nube. Doy fe.

Soy un poco exagerada a la hora de hacer tartas y suelo hacerlas para 12 personas, así que en esta ocasión hice una tarta enorme de la que sobró la mitad!!! Y eso que estaba taaaaaan rica... pero la gente ya sabéis que está loquita con guardar la linea ;)

Con los calores del veranito es ideal hacerla porque no hay que pasar por los calores del horneado y se hace en un momentito.

A ver quien es el primero en hacerla y enviarme una fotito!!!!



Ingredientes para 6-8 porciones:

1 plancha de bizcocho de 20 cm
3 huevos
3 cucharadas de azúcar
250 ml. de nata
3 + 1/2 hojas de gelatina neutra
100 ml. de zumo


Para la cobertura 

3 cucharadas de mermelada de albaricoque
1 cucharada de zumo de limón
1 hoja de gelatina

caramelo líquido


Elaboración:

1. Batir las claras a punto de nieve y reservar.

2. En un con agua fría poner a hidratar la gelatina.

3. Calentar en el microondas 50 seg. a 900 el zumo de limón. Secar cuidadosamente las hojas de gelatina con un poco de papel de cocina e incorporar al zumo de limón y mezclar hasta su completa disolución.

4. Batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen. Añadir la el zumo de limón con la gelatina disuelta sin dejar de batir.

5. Incorpora la nata y mezcla bien. Incorpora las claras montadas apunto de nieve, con movimientos envolventes de abajo hacía arriba con ayuda de una espátula.

"Evita mezclarlo enérgicamente, hazlo con delicadeza para evitar que el volumen de la mezcla caiga."

6. En un plato grande y bonito donde vayas a presentar la tarta, pon un  un aro grande o un molde desmoldable (sin la base) y pon la plancha de bizcocho en el fondo. Vierte sobre el bizcocho la mouse de limón y llevalo al frigorífico hasta que haya cuajado.

"Para que en el momento de desmoldar la tarta la presentación sea de auténtico profesional, es conveniente forrar el molde con papel film transparente o utilizar, como hago yo, lámina de acetato que compro en rollo para este fin."

7. En un bol apto para microondas, pon la mermelada de albaricoque con el zumo de limón y calentarlo medio minuto (que llegue a hervir). Mientras tanto, hidrata en agua fría la hoja de gelatina. Cuela la mermelada e incorpora la gelatina hidratada .

8. Cubre la mouse con esta mezcla y deja que cuaje en el frigorífico.

9. Por ultimo, antes de desmoldar, decora con hilos de caramelo liquido.




"Mi tarta era para 12 personas, así que dupliqué las cantidades y mi plancha de bizcocho era de aproximadamente 26-30 cm. además el acetato lo tuve que poner doble (uno abajo desde la base y otro más arriba para que cubriera el alto de la tarta que como veis tenia una altura maravillosa."







miércoles, 15 de agosto de 2012

Mousaka (o Musaka) Griega Afrancesada




Tengo que confesaros una cosita antes de que sigáis leyendo...

Mi receta no es la auténtica Musaka Griega. Esta es una versión afrancesada que he hecho de la auténtica. La diferencia estriba en que ni tiene cordero en su preparación y que en lugar de yogur griego (claro está) para la cobertura, yo le he puesto bechamel. De ahí que a esta "Musaka" la haya apellidado "afrancesada".

En casa la carne de cordero no gusta mucho, además que es de un sabor muy fuerte y no acaba de sentarnos bien (con la de cordero que habré comido yo en mi infancia!!!) pero bueno, el paso del tiempo no transcurre en balde y hay alimentos que procesamos de forma más lenta que antes :)

El cordero también es una carne más cara, con lo cual con esta versión se abaratan costes, que en estos momentos no vienen nada mal.

Habrá que ir a Grecia a probar la auténtica Musaka, yo de momento y con la aprobación de mis pupilos seguiré haciendo esta receta porque el resultado fue más que satisfactorio.

Aquí la comparto con vosotros y ya sabéis, que si no lo hago no lo publico y que si lo hago y no está rico... tampoco, así que podéis hacer esta Greco-Francesa receta sin ningún miedo, que os vais a chupetear los deditos.


martes, 14 de agosto de 2012

Mejillones al Vapor en Vinagreta de Pimientos






Que bueno el veranito cuando te ponen una caña con una tapita de mejillones en vinagreta. 

No es necesario irse de vinos o coñas para degustar deliciosas tapas. Preparase en el jardín un tapeo improvisado es una experiencia de lo más gratificante y uno de los momentos más agradables del fin de semana, sin prisas, sin estres... El aperitivo es uno de los placeres más maravillosos del mundo.

Degustar una cervecita o una copa de vino junto con pequeñas porciones de delicias caseras es algo que yo personalmente valoro de una manera superior.

Los mejillones a la vinagreta son un bocado delicioso tanto en verano como en invierno, pero es en verano, fresquitos y en vinagreta cuando se vuelven más apetecibles al paladar.

El crujido de las verduras finamente picadas y la mezcla de aliño son un manjar maravilloso.

Y tan fáciles !!!


Ingredientes:

Para la Vinagreta

100 gr. de pimiento verde
100 gr. de pimiento rojo
50 gr. de cebolla
100 gr. de tomate
200 gr. de aceite de oliva
50 gr. de vinagre
1 cucharadita de mostaza Dijón
1 cucharadita de sal

Para los mejillones al vapor

1 kg. de mejillones bien limpios
500 ml. de agua


Elaboración:

De la Vinagreta:

1. Poner todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programar 3 segundos velocidad 5. Reservar en un bol dentro del frigorífico.


De los mejillones al Vapor:

1. Sin lavar el vaso de la vinagreta, poner  el medio litro de agua, cerrar el vaso y colocar el recipiente varoma con los mejillones perfectamente limpios.

2. Programar 25 min. temperatura varoma y velocidad 4. 

"En cuanto empiece a generarse vapor tardarán unos 10 min. en hacerse. En casa no les quitamos ojo durante la cocción para tenerlos en su punto ya que si te pasas de cocción disminuyen de tamaño y pierden todo el sabor."


lunes, 13 de agosto de 2012

Tarta Guinness





Si hay una tarta que llame la atención a los hombres, es sin duda la Tarta de Cerveza Negra Guinness. Tu le dices a cualquiera de genero másculino que le vas a poner de postre esta tarta y como poco se queda incrédulo y te mira raro... ¿Pero como vas a hacer una tarta de cerveza? La misma cara que si le dices que le haces el Bizcocho de Chocolate al Vino Tinto.

Si ya de por si la cerveza es la bebida nacional por excelencia, con la que a ellos les encanta compartir aperitivos antes de la comida, tardes con los amigos, ratitos en el chiringuito de la playa, partido de fútbol y cualquier otro momento del día y parte de la noche en la que el calor apriete, convertir esta bebida en un bocado dulce ya es lo más increible y delicioso del mundo mundial.

Si además, lo presentas con su espumita y todo se quedarán con la boca abierta.

El sabor de este bizcocho no se puede describir con palabras, hay que probarlo y os aseguro que una vez que lo catéis... estaréis perdidos para siempre.

Porque la tarta Guinness es un pecado, de los gordos, de los mortales y los que te llevan directo al infierno.



Ingredientes:

Para el Bizcocho

250 gr. de harina
75 gr. de cacao en polvo Valor
400 gr. de azúcar
2 + 1/2 cucharaditas de bicarbonato
250 ml. de cerveza negra Guinness
250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
140 gr. de nata para montar
2 huevos
1 cucharadita de extracto de vainilla


Para el Frosting de Queso

350 gr. nata para montar
300 gr. queso crema
150 gr. de azúcar glass


Elaboración:

Elaboración del Bizcocho

1. Precalienta el horno a 180º.

2. Verter en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes secos (harina, cacao, azúcar y bicarbonato). Programa 15 seg. a velocidad 5. Reserva en un bol aparte.


"Yo este paso lo sustituyo y lo que hago es tamizar estos mismos ingredientes con mi tamizador para que no quede ni un solo grumo."

3. Vierte en el vaso la cerveza negra junto con la mantequilla que deberá estar a temperatura ambiente. Programa 3 minutos, temperatura 50º y velocidad 2.

"No pasa nada si ves que el piloto de la temperatura no alcanza los 50º, de lo que se trata es de que se deshaga la mantequilla y se mezcle con la cerveza."

4. Incorpora la nata, la esencia de vainilla y los huevos. Programa 30 segundos a velocidad 2 y medio.



5. Pon la Thermomix a velocidad 3 sin programar tiempo y ve echando por el bocal cucharadas con la mezcla de ingredientes secos reservados en el punto 2. Cuando la mezcla esté completamente integrada, poner en un molde desmoldable, con el fondo cubierto con papel de hornear y engrasado.

6. Llevar al horno durante unos 50 minutos aprox.


"Es importante no abrir el horno en la primera media hora de cocción para evitar que se hunda. Comprueba que está bien hecho pinchando en el centro con una aguja y comprobando si sale limpia. De no ser así, hornea a intervalos de 5 min hasta que deje de salir la aguja húmeda."

Elaboración del frosting

1. Si no tienes azucar glass, pulveriza azúcar normal en velocidad progresiva 7-10 y reserva.

2. Sin programar tiempo, bate el queso a velocidad 3 y reserva.

3. Pon la mariposa en las cuchillas monta la nata a velocidad 3 y medio sin programar tiempo y sin dejar de vigilar para pararlo en su punto de montado. Ve incorporando el azúcar glass a cucharadas por el bocal.

4. Incorpora la nata al bol del queso fresco y termina de integrar la mezcla con movimientos envolventes de abajo hacia arriba con ayuda de una espátula.


"Yo si llevo un poquito de prisa lo que hago es ir echando el queso por el bocal a la vez que se monta la nata y queda perfecto, eso si, realizar esta operación de poco a poco y desde el principio del montado de nata. Pero normalmente y para ganar tiempo y aprovechar al máximo el frosting (sin que se quede parte en las cuchillas de la Thermomix) lo hago en la KitchenAid y aprovecho todo."





miércoles, 1 de agosto de 2012

Flan de Huevo Tradicional





A mis hijos no les gustan los flanes. O eso pensaba yo hasta que la semana pasada a mi hija mayor se le ocurrió pedir flan de postre en un restaurante de la playa. ¡Y se lo comió!

"Esta es la mia." Me dije, con lo que nos gusta a los adultos de casa el flan y lo riquísimo que me sale, en cuanto llegamos a casa una de las tardes hice un delicioso flan casero. No lo hice integro con la Thermomix porque no me estoy 1 hora cuajando al varoma un flan pudiendo tenerlo en 5 minutitos de nada. Para mi el tiempo es oro y un bien escaso ¿cierto?

Les encantó, y lo que más lo colmado de burbujitas que quedó, como a mi me gusta.

Una receta fácil, tradicional y altamente nutritiva sin conservantes ni colorantes artificiales como los flanes industriales.

¿A que lo vais a hacer esta misma tarde?



Ingredientes:

500 ml. de leche
4 huevos
4 cucharadas de azúcar
Caramelo líquido


Elaboración:

1. Poner en el vaso de la Thermomix todos los ingredientes a excepción del caramelo. Batir 2 minutos a velicidad 4.

2. En una flanera, poner caramelo líquido y extenderlo por toda la base del molde y un poco por los lados (como dos cm).

3. Poner la mezcla en el molde y cubrir con un trozo de papel de aluminio y cerrar con la tapa y las trabillas.

"Es importante poner un trozo de papel de aluminio para evitar que se filtre agua y nos arruine el flan. Yo corto un trozo grande y lo doblo dos veces sobre si mismo. Siempre lo doblamos dejando la parte brillante hacia dentro, ya que esta parte no debe ponerse nunca en contacto con los alimentos ya que resulta perjudicial para el organismo."



4. Poner la flanera en una olla rápida donde habremos calentado agua hasta que cubra la mitad del molde. Cerrar la tapa y cocer durante 5 - 6 minutos.

5. Transcurrido el tiempo de despresurización de la olla, sacar el flan y dejar enfriar. Trasladar al frigorífico para que se enfrie durante unas horas y servir bien frío.