miércoles, 6 de febrero de 2013

Plum - Cake de Plátano y Chispas




¿Que hacéis vosotros cuando tenéis fruta que empieza a ser "como de la familia"?, que entras en la cocina y miras para el frutero y... ahí está... esperándote con anhelo. Pero tu no sientes la llamada...

Pongamos por ejemplo unos plátanos que están negros de esperar que alguien les haga caso pero por dentro están de maravilla.

¿Los vamos a tirar a la basura solo por ser diferentes?

En mi cocina NO, jamás.

Saber cocinar no es solo seguir una receta y que te salga bien. También es saber optimizar los recursos de que dispones y  ver que se puede hacer con esos alimentos que ya no están tan tersos y lustrosos.

Nunca tiréis comida, buscar en Internet o en vuestros libros de cocina que hacer. Si no puede ser utilizado para comerlo tal cual, puedes tranformarlo y seguir nutriéndote de el por ejemplo, a través de un delicioso bizcocho.

Este está muy rico y la combinación choco-plátano casa muy bien. Seguro que habéis probado una fondee de chocolate con frutas :)

Ingredientes:

5 plátanos
2 cucharadas de zumo de limón
2 huevos
150 gr. de azúcar
100 gr. de mantequilla blanda
150 gr. de harina
1 sobre de levadura de repostería
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de sal
100 gr. de gotas de chocolate


Elaboración:

1 Precalentar el horno a 180º.

2. Pon en el vaso los plátanos y el zumo de limón. Programa 20 segundos, vel. 4. Reservar la mezcla en un bol.

3. Sin lavar el vaso, incorpora los huevos y el azúcar. Programa 3 min. a 37º y velocidad 3. Añade la mantequilla fundida pero fría y mezcla a vel. 4. Incorpora la harina, la levadura, bicarbonato y sal y mezcla 5 segundos vel. 2.

4. Saca el vaso de la THX, añade las gotas de chocolate y el puré de plátano incorporando con movimientos envolvente con ayuda de una espátula hasta que todo esté mezclado homogeneamente.

5. Encamisa un molde de plum-cake y vierte la mezcla. Hornea durante 35 min. o hasta que salga la aguja limpia por el centro.

"Yo utilizo un spray desmoldador que recomiendo encarecidamente."

"Si ves que necesitas más tiempo o que el bizcocho está ya dorado pero sigue estando tierno en el centro, tápalo con un trozo de papel de aluminio para evitar que la superficie se queme."

6. Deja enfriar en una rejilla. Para terminar, adorna como mas te guste, en mi caso espolvoree con azúcar glasé.