lunes, 8 de abril de 2013

Coca de Sardinas






Las pizzas hechas en casa son muy saludables y yo diría que recomendables una vez por semana, ya que aportan la fibra del pan, y todos los nutrientes de los diversos ingredientes que le incorporemos, siempre que estos no sean de alto contenido graso (como el bacon) o hayan sido fritos en aceite.

A veces no nos damos cuenta que en nuestra gastronomía popular hay platos muy parecidos a las pizzas italianas y que nos sirven también para una cena rápida, dado que podemos tener la masa preparada de antemano incluso congelada, y solo tendremos que tener la precaución de descongelar poco a poco.

La coca es una de esas preparaciones que yo llamaría de comida rápida mediterránea y que están deliciosas, mezcla el crujiente del pan con sus ingredientes jugosos y las hace muy apetecible, además de ser muy versátil a la hora de poner encima lo que más te guste (sin que sea una pizza).

Se puede servir como entrante o como acompañamiento partido en trozos.




Ingredientes:

100 gr. de agua
50 gr. de AOVE y algo más
50 gr. de manteca de cerdo
20 gr. de levadura fresca
300 g. de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
1 pizca de azúcar
 2 cebollas dulces
3 tomates
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de comino
1 cucharadita de orégano
1 lata  de sardinas en aceite


Elaboración en Thermomix:

1. Precalienta el horno a 180º y prepara una bandeja con papel parafinado ligeramente aceitado.

2. Pon en el vaso el agua, el aceite y la manteca. Programa 30 segundos, temperatura 37º y velocidad 2.

3. Añade la levadura y mezcla unos segundos a velocidad 4 hasta que se haya deshecho.

4. Incorpora la harina, la sal y el azúcar y mezcla 20 segundos a velocidad 6.

5. Moja tus manos en AOVE, saca la masa del vaso y extiéndela sobre una bandeja de horno y pincha la masa con un tenedor por toda su superficie.

6. Pela y limpia la cebolla. Córtala en octavos y desmígalos. Añádelos por toda al superficie de la masa. Haz lo mismo con el tomate. Espolvorea con la sal, el comino y el orégano. Echa un chorro de aceite.

7. Hornea durante 20-25 minutos o hasta que la coca esté crujiente. Decora con las sardinas y sírvelo caliente.




Elaboración Tradicional:

1. Precalienta el horno a 180º y prepara una bandeja con papel parafinado ligeramente aceitado.

2. Pon en un bol el agua, el aceite y la manteca. Trabaja la mezcla hasta que se mezcle todo bien. 

"Si añades el agua caliente del grifo, te será más fácil, ojo, caliente, no hirviendo, aprox. 37º."

3. Añade la levadura y mezcla hasta que se haya deshecho.

4. Incorpora la harina, la sal y el azúcar y amasa con las manos hasta conseguir una masa homogénea.

5. Moja tus manos en AOVE, saca la masa del bol y extiendela sobre una bandeja de horno y pincha la masa con un tenedor por toda su superficie.

6. Pela y limpia la cebolla. Cortala en cuartos y desmígalos. Añádelos por toda al superficie de la masa. Haz lo mismo con el tomate. Espolvorea con la sal, el comino y el orégano. Echa un chorro de aceite.

7. Hornea durante 20-25 minutos o hasta que la coca esté crujiente. Decora con las sardinas y sirvelo caliente.