viernes, 5 de abril de 2013

Galletas de Miel y Lacasitos






Desde que vi hace un par de semanas en facebook la foto de estas galletas que había hecho SandeeA, me quedé enamorada perdida. Tan coloridos, tan perfectos tan, tan... ¡kukis!

Las tenía reservaditas para una ocasión especial. Una ocasión como la de hoy.

Micaela es la profe interina de Rod. Ha sido su profe desde que su tutora se marchó para tener a su pequeño Samuel. 

Ha tenido mucha paciencia con Rod, porque él es muy trasto, pero que muy trasto, y se las ha liado buenas. Así que, con todo lo que le ha enseñado este curso, con toda la paciencia y lo que ha querido a mi chiquirriquitin durante estos meses, que menos que agradecerselo como mejor sabemos hacerlo en casa.

Estas galletas llevaban su nombre y dicen GRACIAS.

Coloridas como la desbordante energía que desprende mi hijo, deliciosas como el cariño que le ha tomado a su profe y dulces en su justa medida, como ella ha sabido ganarse el corazón de Rod.

El equilibrio perfecto.

Se que Rod la va a echar de menos, porque ya lleva su impronta grabada en él y nunca la  olvidará.

Al igual que vosotros no podréis dejar de pensar en estas galletas :)

Podéis ver la receta original en el fantastico blog "La Receta de la Felicidad", ya sabéis que como siempre, he efectuado algunos cambios.


Ingredientes para 27 galletas:


100 gr. de azúcar moreno
100 gr. de azúcar blanca
Esencia o Extracto de vainilla
175 gr. de mantequilla a temperatura ambiente (o margarina)
1 huevo y 1 yema (grandes)
1 cucharada de miel 
400 gr. de harina
1 pizca de sal
1 cucharadita de bicarbonato sódico
 lacasitos


Preparación


1. Precalentar el horno a 180 º C y preparar 3 bandejas de horno con papel de hornear.

2. En el bol de vuestro robot o si no tenéis, podéis hacerlo a mano, poner los dos tipos de azúcar, la vainilla y la mantequilla. Batir despacio al principio y cuando se haya desecho y comience a integrarse la mantequilla, mezclar a velocidad alta durante varios minutos hasta que la masa esté esponjosa.

"No esperéis que todo el azúcar se integre con la mantequilla, el azúcar moreno no se deshace tan fácilmente como el blanco, así que no os preocupeis".

3. Incorporar el huevo y la yema. Batir hasta integrar completamente.

4. Mientas tanto, pesa la harina, añade sal y bicarbonato y tamizalo. Añade esta mezcla y bate a baja velocidad hasta integrar la harina. 

"Observa la consistencia de la masa y si está muy blanda añade un poco de harina, amasa con las manos hasta obtener una textura blanda pero que no se deforme al formar una bola con las manos ni se desparrame al dejarla en la bandeja."

5. Haz bolitas con la masa del tamaño de una pelota de golf (algo más pequeñas) y ponlas en las bandejas. Coloca un lacasito en el centro y los demás alrededor de manera que se toquen unos con otros, al que tienen al lado y al central.

"Yo hice tres tandas de nueve bolas por cada bandeja, al cocer las bolas se desparramaran y conviene que haya sitio entre ellas para que no se peguen unas con otras."
"Los lacasitos bien apiñaditos unos con otros, no os apureis, durante la cocción la masa expande y se van separando y queda precioso."

6. Horneamos cada tanda entre 10-12 minutos.  En mi horno de cocción lenta fueron 12 minutos exactos.

"Al sacar la bandeja vereis que están blandas, tranquilidad absoluta, endurecen al enfriar. De esta manera su corazón queda tierno y jugoso. Si las sacáis duras olvidaros, podéis usarlas de pisapapeles o como arma arrojadiza."
"Es aconsejable que pongáis una bandeja debajo de la bandeja de galletas a la hora de hornear para que no se tuesten por abajo."

7. Enfriar sobre una rejilla. Cuando estén frías conservar en una caja de lata... (si es que os da tiempo a guardarlas...)