lunes, 3 de junio de 2013

Manhattan Cheesecake o Tarta de Queso Americana




Con las tartas de queso o Chesecake, me pasa igual que el tiramisú, he probado muchas, he hecho muchas y siempre que puedo es mi plato a elegir entre las delicias que proponen algunos restaurantes en su carta de postres.

Esta receta que os detallo es una mezcla de varias recetas, al final un poco de todo y un poco de mi para una tarta que he tenido que ir ajustando ingredientes y tiempos de horneado.

Mi inspiración ha sido Vicky  y Auro, así que gracias por sus diferentes pero interesantes tartas de queso, que he adaptado para mi.

Lo normal y habitual es hacerla al baño maría, pero se que es un tema engorroso para los que no disponéis de espacio, tiempo o ganas, pero el resultado merece la pena.

Siempre podéis hornearla sin agua y contarme que tal fue la experiencia :)



INGREDIENTES:

Para la base

220 gr. de galletas digestive avena
2 cucharaditas de cacao en polvo puro
80 gr. de mantequilla temperatura ambiente


Para la Crema Chessecake

250 gr. de queso crema
150 gr. de queso mascarpone
100 ml. de yogur natural desnatado
125 gr. de azúcar
75 gr. de harina
4 huevos
Esencia de Vainilla
Zumo de medio limón
Pellizco de Sal

Cobertura

Mermelada de Cerezas (al gusto)



ELABORACIÓN:



ELABORACIÓN EN THERMOMIX:

0. Precalienta el horno a 200º, introduciendo una fuente apta para horno, con agua, y en la que quepa el molde que vamos a utilizar.


Para la base de Galletas:

1. Poner las galletas en el vaso de la Thx, y pulveriza durante 10' a velocidad progresiva 7-10.

2. Añade la mantequilla y el cacao y mezcla durante 20 segundos a velocidad progresiva 7-10 hasta que se integre completamente con las galletas trituradas. Quedará como arena mojada.

3. En un molde de 20 cm, cubre el fondo y las paredes del mismo con la mezcla. Aprieta ligeramente para darle forma e introduce el molde en el congelador con mucho cuidado, mientras preparas la crema de queso.


Para la Crema de Queso:

1. Con el vaso de la Thx limpio, añade los quesos y mezcla durante 1 min a velocidad 4.

2. Pon velocidad 2 sin programar tiempo y añade el azúcar, la sal y la harina. Incorpora el extracto de vainilla, el zumo de limón y los huevos, estos de uno en uno, de manera que no agregamos un nuevo huevo hasta que el anterior esté completamente integrado.

3. Para terminar, incorpora el yogur y mezcla durante 1-2 minutos.

Montaje y Horneado:

1. Saca la base de galletas del congelador, vuelca la crema de queso sobre ella con cuidado de que no se desmorone la galleta de los laterales. 

2. Forra el molde con papel de aluminio doble o triple capa si es necesario  y mete al horno, dentro del recipiente que tenemos con agua, con cuidado de no quemarse ya que estará caliente por el prehorneado.

3. Hornea 15 min. a 200º, después baja al temperatura a 90º y mantenlo unos 40 min. 

"El tiempo de horneado varía dependiendo de los hornos. El mio es de "Cocción lenta", así que siempre necesita más tiempo del que puede indicar una receta."

4. Terminado el tiempo, apaga el horno y deja enfriar con el horno ligeramente abierto. Tarda un par de horas. Después mantenla en al frigorífico hasta el día siguiente.

5. Para terminar y una vez enfriada la tarta de queso, poner la cobertura que más te guste. 

"En esta ocasión hice una gelatina de cerezas, que no me convenció, queda mucho más rica y más fácil de cortar y degustar una buena mermelada o coulis, ya sea de cerezas, moras, fresas, frambuesas, o cualquier fruto rojo que os guste."







ELABORACIÓN TRADICIONAL:

0. Precalienta el horno a 200º, introduciendo una fuente apta para horno, con agua, y en la que quepa el molde que vamos a utilizar.


Para la base de Galletas:

1. Machacar las galletas. No es tarea fácil si no tienes un robot, pero no imposible. La mejor opción es trocear las galletas, ponerlas en una bolsa entre dos paños de cocina y pasar el rodillo por encima hasta que se queden bien finas. Ponlas en un bol.

2. Añade la mantequilla y el cacao y mezcla con una cuchara hasta que se integre completamente con las galletas trituradas. Quedará como arena mojada.

"Si tienes otro robot o la KitchenAid, sigue los pasos en el mismo orden y mezcla a una velocidad baja al principio y ve incrementando a medida que la mezcla adquiere más ingredientes húmedos."

3. En un molde de 20 cm, cubre el fondo y las paredes del mismo con la mezcla. Aprieta ligeramente para darle forma e introduce el molde en el congelador con mucho cuidado, mientras preparas la crema de queso.


Para la Crema de Queso:

1. En un bol grande, pon los quesos y trabaja la mezcla con un tenedor o unas barillas  hasta que estén bien blandos y mezclados.

2. Añade el azúcar, la sal y la harina. Incorpora el extracto de vainilla, el zumo de limón y los huevos, estos de uno en uno, de manera que no agregamos un nuevo huevo hasta que el anterior esté completamente integrado.

3. Para terminar, incorpora el yogur y mezcla hasta integrar.


Montaje y Horneado:

1. Saca la base de galletas del congelador, vuelca la crema de queso sobre ella con cuidado de que no se desmorone la galleta de los laterales. 

2. Forra el molde con papel de aluminio doble o triple capa si es necesario  y mete al horno, dentro del recipiente que tenemos con agua, con cuidado de no quemarse ya que estará caliente por el prehorneado.

3. Hornea 15 min. a 200º, después baja al temperatura a 90º y mantenlo unos 40 min. 

"El tiempo de horneado varía dependiendo de los hornos. El mio es de "Cocción lenta", así que siempre necesita más tiempo del que puede indicar una receta."
4. Terminado el tiempo, apaga el horno y deja enfriar con el horno ligeramente abierto. Tarda un par de horas. Después mantenla en al frigorífico hasta el día siguiente.

5. Para terminar y una vez enfriada la tarta de queso, poner la cobertura que más te guste. 

"En esta ocasión hice una gelatina de cerezas, que no me convenció, queda mucho más rica y más fácil de cortar y degustar una buena mermelada o coulis, ya sea de cerezas, moras, fresas, frambuesas, o cualquier fruto rojo que os guste."