lunes, 26 de agosto de 2013

Salmorejo Andalusí







¿Tu eres de salmorejo o de gazpacho?

Yo era de gazpacho, hasta que probé un buen salmorejo durante estas vacaciones y decidí hacerlo en casa.

La realidad es que no a todo el mundo le gusta (entre las que me incluyo) y creo que el secreto está en hacer una crema muy fina al paladar para dar con el punto justo de textura aceptable.


El salmorejo es originario de la región andaluza de Córdoba. Se compone de un majado de pan, ajo, aceite, vinagre y tomate.

Y es precisamente la cantidad de pan empleado la que le va a proporcionar la textura final de puré.

Esta receta es mi adaptación a la del libro Imprescindible.





INGREDIENTES (1,5l):

150 gr. de aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo
1 kg. de tomate rojo maduro
1 cucharadita de sal
150 gr. de miga de pan del día anterior
30 gr. de vinagre de manzana
1 0 2 huevos duros, para guarnición
100 gr. de jamón ibérico picadito



ELABORACIÓN:

Elaboración en Thermomix.

1. Colocar una jarra sobre la tapa de la Thermomix, pulsar función balanza y pesa el aceite. Reserva.

2. En el vaso pon el ajo y los tomates y programa 30 segundos, velocidad 5.

3. Añade el pan y el vinagre. Programa 30 segundos, velocidad 5.

4. Bate muy finamente durante 2 minutos, velocidad 10.

5. Sin programar tiempo, pon velociad 5. Con el cubilete puesto, ve echando un hilo continuo de aceite sobre la tapa hasta que se acabe. La mezcla irá emulsionando hasta obtener una crema deliciosa. Una vez terminado el aceite, deja que siga emulsionando un minuto más.

6. Reservalo en una jarra en el frigorifico. Sirvelo muy frio con el huevo y jamón picados.







Elaboración en Tradicional.


1. Pesa el aceite en una jarra y reserva.

2. En un olla profunda pon el ajo y los tomates y bate hasta obtener un puré.

3. Añade el pan y el vinagre. Bate a máxima potencia durante bastantes minutos hasta que todo esté hecho un puré fino.

4. Sin dejar de batir, ve añadiendo un hilo continuo de aceite hasta que se acabe. La mezcla irá emulsionando hasta obtener una crema deliciosa. Una vez terminado el aceite, deja que siga emulsionando un minuto más.

6. Reservalo en una jarra en el frigorifico. Sirvelo muy frio con el huevo y jamón picados.

"Si te ha quedado muy basto, puede pasarlo por un chino para obtener una mezcla bien fina."