lunes, 12 de agosto de 2013

Vasitos de Mascarpone y Crema de Café (o Tiramisú en Vasitos)





Ay quien dice que utilizo mucho, mucho, pero que mucho, muchísimo el queso mascarpone...

Pero no es cierto, os aseguro que utilizo aún más el parmesano.

En cualquier caso, el queso mascarpone goza de una amplia y reconocida versatilidad en la cocina, por ejemplo para salsas. Sin embargo, donde más se hace protagonista este falso queso italiano, es en la repostería.

Es un producto con un precio elevado, pero si tenéis oportunidad de adquirirlo, mejor. El sabor y la cremosidad que aportan es fundamental en muchos platos.

Tradicionalmente sustituible por los quesos crema (de untar) , aunque con un sabor menos acentuado, permite realizar espumas, vasitos, tartas cremosas e infinidad de recetas.

En mi casa es prácticamente un básico, pero debe ser consumido con moderación dado que el aporte calórico es tremendo :)

Eso si... a nadie le amarga un dulce y a mi menos :)

Así que no os lío más y os dejo mi particular Tiramisú en vasitos, más cómodo y más fácil de presentar que el tiramisú tradicional.




INGREDIENTES para 6 - 8 vasitos:

200 gr. de queso mascarpone
80 gr. de azúcar glass
400 gr. de nata 35,1% m.g.
1 café espresso corto
1 café espresso largo (para empapar)
Cacao puro
6-8 bizcochos de soletilla




ELABORACIÓN:

1. Montar la nata apunto de nieve.

2. Trabajar el queso mascarpone junto con el azúcar glass hasta que esté suave y cremoso. Dividir la mezcla en dos boles.

3. En uno de los boles, incorpora la mitad de la nata montada. Házlo con movimientos envolventes.

4. En el otro bol, añade el café corto. Trabaja la mezcla hasta que quede una crema muy suave.

5. Mezcla la crema de café con la nata semimontada restante, con ayuda de una espátula y realizando movimientos envolventes.

6. Poner la crema de café en una manga pastelera preparada con una boquilla rizada.

7. Prepara los vasitos. En el fondo pon una cucharada de café y encima un bizcocho de soletilla partido en dos y cruzado. Comprueba que está bien empapado, añade más café si es necesario.

8. Espolvorea sobre el bizcocho cacao puro y deja que se empape, añade la crema de queso hasta la mitad del vaso.

9. Espolvorea nuevamente cacao sobre la crema de queso. Deja que se empape y con ayuda de la manga pastelera, realiza un rosetón bonito con la crema de café.

10. Espolvorea cacao sobre la superficie y decora con una filigrana de chocolate.