lunes, 21 de octubre de 2013

Bollo Maimón Salmantino





Este olor y este sabor me hacen sentirme vestida de blanco.

Con un vestido de tul, heredado de mi madre, unos calcetines blancos inmaculados y calados hasta las rodillas. Camino, danzarina, metida en unos zapatos blancos de hebilla y de mi pelo prende un tocado.

Aun puedo sentir el olor a velas encendidas en la iglesia. Y escuchar la risa contenida de mis compañeros de al lado, mientras permaneciamos inquietos en el fondo del altar.

Aun recuerdo el sabor agrio del vino que apenas pudo tocar mis labios, y el gélido y metálico leve contacto que sintieron al inclinar el cáliz sobre mi boca.

Puedo sentir la iglesia abarrotada de gente. Las caras de nuestros padres expectantes, observando. El orgullo de mi familia cuando subí a leer mi texto al ambón.

Risas y jaleo a la puerta de la casa. Siento el olor de las pastas, las perronillas y aquel bollo espolvoreado con azúcar glas finísima.

Típico de la tierra de mis padres, Salamanca, era muy común encontrarlo, al menos hace tiempos, en bodas, bautizos y comuniones. 

Ideal junto a una taza de chocolate bien caliente.



INGREDIENTES: 10 - 12 porciones

12 huevos
500 gr. de almidón de trigo tamizado
500 gr. de azúcar

Azúcar glass para decorar



ELABORACIÓN:

0. Precalienta el horno a 180º.

1. Batir las claras a punto de nieve. Reservar.

1. Batir las yemas con el azúcar hasta que se mezclen blanqueen y doblen su volumen.

2. Añade el almidón previamente tamizado, cucharada a cucharada.

3. Mezclar todo con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.

4. Prepara un molde alto para la elaboración de la rosca. Estas son varias ideas que te propongo:


  • Prepara un molde de panetonne grande (tiene que ser grande, como una olla).
  • O en una olla alta y con las asas de hierro o que se puedan quitar. Son geniales las ollas express de toda la vida.


5. Forra con papel de horno, unta con mantequilla todas las paredes del panetonne o de la olla (lo que hayas elegido). Después, coje un bote de cristal alto, de los de alubias o tomate grande. Llenalo con legumbres que vayas a tirar o con piedras, y situalo en el centro de tu papel de panetone o de la olla.

6. Echa con mucho cuidado la mezcla.

7. Hornea a 180º durante una hora aprox. hasta que esté dorado.

8. Deja enfriar, desmolda y espolvorea con azúcar glass por encima.