jueves, 17 de octubre de 2013

Empanadillas Caseras Rellenas de Carne y Cebolla Caramelizada






Las empanadillas son un plato socorrido y rápido para las cenas de los niños (y no tan niños). 

Las madres a veces tiramos de estos productos, sobre todo la tarde que hay muchas actividades, ha habido muchos deberes o estamos muy cansadas para preparar un plato "equilibrado".

No es malo tomar empanadillas, al contrario, es un alimento que aporta cereal y otros nutrientes, dependiendo del relleno por el que optemos, siempre y cuando, la elaboración sea en el horno en lugar de en la freidora, que lo único que nos aporta son grasas saturadas y anda beneficiosas para la salud de nuestros hijos,  nuestra salud y nuestra linea.

Hacer empanadillas en casa no te llevará mucho raro, solo tienes que hacer un relleno que os guste, rellenar la masa y hornear directamente o congelar.

Además, puedes utilizar restos de comidas para aprovechar. Así un trozo de pescado al vapor, junto con una bechamel y un huevo duro pueden resultar un relleno estupendo para unas empanadillas caseras.

No es necesario hacer la masa, aunque si disponéis de tiempo también es muy buena idea.

Sea como fuere, relleno que le pongamos, siempre resultarán una plato apetecible y sano.




INGREDIENTES:

12 obleas grandes para empanadillas
300 gr. de carne picada
1 cucharada de ketchup
1 cucharadita de salsa worcestershire
1/2 cucharadita mostaza Dijon
1 ajo rallado
1 huevo cocido
1 cucharada de cebolla caramelizada
2 cucharadas de tomate frito
30 ml. de AOVE
Sal
Pimienta

Huevo batido para pintar


ELABORACIÓN:

1. En un bol, poner la carne, el ketchup, mostaza, ajo, salsa worcestershire y salpimenta. Mezclarlo todo muy bien, a mano o con ayuda de la KitchenAid (con la pala mezcladora) o cualquier otro robot que tengáis.

2. En una sartén pon aceite a fuego medio. Incorpora al mezcla de carne a pellizcos y cocina hasta que esté completamente hecha. 

3. Por último incorpora el tomate frito, la mermelada de cebolla y el huevo cocido, mezcla y deja enfriar.

4. Rellena las empanadillas con la masa fría y congela.

"Para sellar las empanadillas utiliza el huevo batido. Pega y presiona con los dientes de un tenedor."
"Para conseguir un precioso tono dorado, pinta cada empanadilla con huevo batido, y coloca en una bandeja que llevarás al congelador. Una vez congeladas puedes ponerlas en una bolsa de congelación, perfectamente etiquetada con el contenido y la fecha de elaboración."

5. Para cocinarlas, precalienta el horno a 200º, coloca las empanadillas en una bandeja de hornear sobre papel para horno y dora unos 15 min. hasta que estén doradas y crujientes.