lunes, 7 de octubre de 2013

Milhojas de Calabacín y Salmón al Fourme d'Ambert





El otro día en el super compré un queso que venía en una loncha del tamaño del provolone, pero con el aspecto del queso azul.

Como no lo había probado me lo llevé para casa y fue todo un acierto.

De sabor suave y lejos del picor intenso de roquefort, resultó ser una delicia que utilicé no solo sobre tostas, sino también en la elaboración de este plato.

Casa muy bien con las verduras y el pescado.

Sin duda todo un acierto.



INGREDIENTES (para dos):

1 calabacín
1 cebolleta
200 gr. salmón ahumado
1 cucharadita de eneldo 
100 ml. de leche
100 gr. queso azul Fourme d'Ambert
Medio limón
AOVE


ELABORACIÓN:


1. Corta la cebolleta en rodajas y saca cada aro. Pocha en una sartén con aceite.

2. En un bol pon el salmón picado, el eneldo y zumo de medio limón. Añade la cebolla pochada (sin aceite) y mezcla bien. Reserva.

3. Lava y corta el calabacín en rodajas. Pocha en poco aceite hasta que estén doradas y tiernas. Reserva sobre papel absorbente.

4. Mientras pon la leche y el queso en un cazo y deja que se deshaga hasta formar una crema densa. Reserva.


Montaje:

Sobre un plato pon un aro de emplatar. 
Pon calabacín en el fondo.
Una capa de la mezcla de salmón y cebolla.
Pon otra capa de calabacín.
Otra capa nuevamente de mezcla de salmón y cebolla.
Corona con la crema de queso Forme d'Ambert.
Termina con una rodaja de calabacín.

Sirve inmediatamente acompañado de mermelada de pimientos rojos.