viernes, 4 de octubre de 2013

Yogur Griego de Fresa




Me encanta lo vintage, no se porque ahora está tan de moda, a mi me encanta. Siempre me han encantado los cacharros antiguos, las telas, los decoupage, lo viejo restaurado, las lonetas, las telas de saco, las vajillas antiguas...

Lástima no tener ya abuelas que me dieran cacharritos para el fondo de armario de mi blog, me hubiera encantado tener algunas cosas de ante... de antes de la guerra!

Como decía, me gusta lo vintage.

Tengo un cacharro que cumple con esas características. Me lo ha cedido mi y poco a poco estoy "redescubriendo" después de 30 y... muchos años ;)

Se trata de una yogurtera de color caramelo y naranja que he "heredado" de mi madre.

Me gusta hacer yogures en casa, hacer yogures naturales es fácil, lo que trato es de hacer otro tipo de yogures y en ello estoy, aprendiendo. Tenemos gracias a Isabel María, un grupo en FB de reciente creación, al que os invito a uniros. Se llama "Recetas de Yogures Caseros".

El sabor y las texturas nada tienen que ver con lo comprado y aunque este que os propongo es muy simple, prometo ir aprendiendo para poneros otros sabores más elaborados.

Invertir en una yogurtera no es caro y aunque penséis que puede ser un trasto más, puede ser un recurso necesario y genial para personas con ciertas limitaciones, ya que puedes hacer yogures sin lactosa, con otro tipo de leches (cabra, oveja, vegetales, de continuación (para bebés), etc...

No es tanto el "ahorro" si no la comodidad de disponer de un producto sano y básico adaptado a las necesidades y gusto de nuestra familia.




INGREDIENTES (8 yogures):

900 ml. de leche sin lactosa
1 yogur griego natural
3 cucharadas de nesquick de fresa
2 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de leche en polvo light



ELABORACIÓN:

1. Poner todos los ingredientes en el bol de la KA, batidora, Thermomix o similar. Batir enérgicamente durante 1 min. hasta que se haya incorporado todos lo ingredientes. 

"Deja reposar la mezcla unos minutos hasta que desaparezca la espuma que se forma en el batido."

2. Llena cada tarro de yogur y ponlo destapado en la yogurtera, dejando espacio entre ellos.

"Los tarros deberán estar perfectamente limpios y secos."

3. Deja reposar 8 horas en la yogurtera encendida. Terminado el tiempo, deja enfriar los tarros antes de pasarlos tapados al frigorífico.