martes, 8 de octubre de 2013

Zebra Cake (Bizcocho Cebra)





Mira que llevo años admirando las preciosas rayas acebradas de este bizcocho, mira que es fácil de hacer, pero mira que la primera vez me salió un marmolado más que un bonito corte al más puro estilo animal print.

Eso fue hace mucho tiempo, y siempre siempre siempre me quedó esa espinita clavada.

Ahora con los niños, vuelvo a retomar retos que fracasaron, lo bueno es que ahora tengo más experiencia y me salen a la primera.

Hacer este bizcocho nos reportó una tarde divertida en la cocina. Una tarde más. Claro, hasta que la saqué del horno y la dejé enfriando sobre la rejilla,tenía unas rayas muy bonitas.

Pero lo mejor aún estaba por llegar, y es que cuando sometí al pastel a mi objetivo (ya tarde, de ahí la pobreza de la luz), y extraje el primer corte, los ojillos se les agrandaron a la vez que sus rosadas bocas formaban un O de sorpresa.

Waaaaaalaaaaaaa!

No imaginaban que cucharada a cucharada estabamos tejiendo ese pijama de cebra taaaaaan bonito.

El Ooooooh se convirtió en Ummmm con el primer bocado.

¿Qué más quereis que os diga?




INGREDIENTES:

4 huevos grandes
250 gr. de azúcar
250 ml. de leche
250 ml. de aceite de girasol
300 gr. de harina
1 cucharadita de levadura
4-5 gotas de esencia de vainilla
3 cucharadas de cacao puro en polvo


ELABORACIÓN:

"Este bizcocho tiene dos formas de ser preparado. O bien haces la masa, luego la divides en dos boles y a uno de ellos le añades el cacao en polvo o divides las cantidades a la mitad y haces cada color por separados."
"Yo he optado por separar los colores porque la primera opción no me sirvió la vez anterior que hice este pastel. Tenía más masa de un color que del otro, así que... si tienes tiempo puedes hacerlo por separado y si vas con prisa, hazlo  a la vez pero luego pesa las masas antes de añadir el cacao para que las cantidaes sean las mismas."


0. Precalentar el horno a 200º.

Masa de Vainilla

1. Pesa la mitad de la harina, con media cucharadita de levadura y tamiza. Reserva.

2. Pon dos huevos junto a 125 gr. de azúcar en un bol y batir con una batidora de mano o KA hasta que blanqueeen. Incorpora 125 ml. de aceite poco a poco sin dejar de batir. Añade esencia de vainilla. Y por último la leche. Bate 2 minutos más.

3. Añade los ingredientes secos reservados, cucharada a cucharada hasta que esté completamente integrado. Reserva la mezcla en un bol.

Masa de Chocolate

4. Pesa la mitad de la harina, el caco en polvo y media cucharadita de levadura y tamiza. Reserva.

5. Pon dos huevos junto a 125 gr. de azúcar en un bol y batir con una batidora de mano o KA hasta que blanqueeen. Incorpora 125 ml. de aceite poco a poco sin dejar de batir. Añade esencia de vainilla. Y por último la leche. Bate 2 minutos más.

6. Añade los ingredientes secos reservados, cucharada a cucharada hasta que esté completamente integrado. Reserva.

"Para que el contraste de vetas sea precioso, la crema de chocolate ha de ser de un color marrón intenso."


Montaje

7. Prepara un molde desmoldable. Pon papel encerado en la base y sella. Pulveriza spray desmoldante o en su lugar extiende una fina capa de manequilla.

8. Con ayuda de un sacabolas de helado o con dos cucharas (una para cada color), pon dos cucharadas de crema de vainilla en el centro de molde.

9. A continuación pon en el centro del molde, encima de la crema de vainilla, dos cucharadas de crema de chocolate .

Ve alternando dos cucharadas de vainilla-chocolate hasta terminar las dos preparaciones.




Golpea suavemente el molde contra la encimera para sacar las burbujas.

10. Baja la temperatura del horno a 180º y hornea durante 40-50 min. (el tiempo dependerá siempre de tu horno). Comprueba la cocción optima pinchando en el centro del bizcocho con un palito y hornea hasta que salga limpio.

"Procura no abrir el horno hasta pasados los primeros 30-35 min."