lunes, 4 de noviembre de 2013

Buñuelos de Viento de Nata y Trufa





Y llegó noviembre tras dejar atrás la noche de las ánimas, donde según nuestra propia tradición celta, las almas de nuestros muertos vagaban entre los mortales, durante la primera noche de noviembre, y cuentan que para despistarlos, los mortales debíamos vestirnos o disfrazarnos como ellos para no recibir ningún daño.

Lejos de ser una tradición americana sus orígenes están arraigados en nuestras regiones gallegas, asturianas, vascas... Y vuelven a ser retomadas por sus habitantes como antaño.

Tras la noche de los fantasmas, se da paso al día de todos los santos. En largos peregrinares a depositar flores a los seres queridos que abandonaron este mundo, velas, y recuerdos, lágrimas y sonrisas se entremezclan añorando a los que ya no están.

Entre tanto, la gastronomía se funde con los sentimientos.

Los buñuelos de vientos son junto con los huesos de santos, los dulces típicos de esta época. Su elaboración es muy básica y fácil, aunque entretenida. 

Puedes elegir entre hacerlos en casa, y rellenarlos a tu gusto, o comprarlos en las pastelerías, pagando un valioso dineral para alegrar y endulzar el espíritu en este día.

Vamos con la receta que hace mi madre Maribel y que estoy segura os encantará.



INGREDIENTES: 

75 gr. de harina 
una pizca de sal
1/2 cucharadíta de levadura royal
1 cucharada de azúcar glass
125 ml. de agua
50 gr. de mantequilla
2 huevos enteros 
abundante aceite de girasol para freir


Para el relleno

500 gr. de nata 35.1% m.g.
160 gr. azúcar glass
3 cucharadas de cacao puro



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional
1. Mezclar en un bol la harina, la sal, la levadura y el azúcar. Reserva.

2. En un cazo al fuego pon el agua y la mantequilla. Cuando rompa el hervor retirar del fuego y echar de golpe la mezcla reservada.

3. Mezcla muy bien y vuelve a poner al fuego unos 5 minutos hasta que la masa se separe de las paredes del cazo. Retirar del fuego y esperar a que se entibie la masa.

4. Añade los huevos uno a uno. No añadas el segundo huevo hasta que el primero esté completamente integrado. Deja reposar la mezcla 10 min.

5. En una sartén honda, pon aceite de girasol a calentar. Ve formando bolitas algo más grandes que una avellana con ayuda de dos cucharillas

"El aceite debe estar templado, no caliente. Una vez que los buñuelos crecen entonces ponemos a tope el aceite para que se doren."

6. Cuando estén grande, inflados y dorados sacamos sobre papel absorbente.

7. Mientras se enfrían los buñuelos preparamos la nata. En el vaso bien limpio de la kitchenAid (o batidora de barillas), añade la nata. Monta la nata vigilando que no se pase. Incorpora el azúcar glass cuando empiece a montarse.

"Para hacer los dos rellenos, reserva la mitad de la nata cuando aún no esté montada del todo en un bol. Termina de batir la nata a punto de nieve y reserva. Incorpora la nata semi-montada reservada, añade el cacao en polvo y sigue montando hasta conseguir la trufa."

8. Pon la nata y la trufa en un par de mangas pasteleras con una boquilla de boca fina. Introduce un poco la boquilla en el buñuelo y rellena.

9. Coloca sobre una fuente y sirve espolvoreados con azúcar glass.







Elaboración en Thermomix

1. Primero pesar en un bol la harína con la levadura. Mezcla y reserva.

2. En el vaso de la Thx, añadimos el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar. Programamos 4 minutos, 100º, velocidad 2.

3.  Añadimos la harina con la levadura que teníamos reservada. Pograma la Thx 15 segundos, velocidad 4-5. Saca el vaso de la peana y deja enfriar destapado durante unos minutos.

4. Sitúa el vaso en su posición, programa velocidad 4 sin tiempo e incorpora los huevos previamente batidos, poco a poco sobre la tapa del vaso. Termina de integrar la masa y deja enfriar durante 10 min. aprox.

5. En una sartén honda, pon aceite de girasol a calentar. Ve formando bolitas algo más grandes que una avellana con ayuda de dos cucharillas

"El aceite debe estar templado, no caliente. Una vez que los buñuelos crecen entonces ponemos a tope el aceite para que se doren."

6. Cuando estén grande, inflados y dorados sacamos sobre papel absorbente.

7. Mientras se enfrían los buñuelos preparamos la nata. En el vaso bien limpio y con la mariposa puesta, añade la nata. Programa velocidad 3 ½ sin tiempo, vigilando que no se pase. Incorpora el azúcar glass cuando empiece a montarse.

"Para hacer la falsa trufa, reserva la mitad de la nata montada y añadele unas cucharadas de cacao en polvo, mezclando con movimientos envolventes."

8. Pon la nata y la trufa en un par de mangas pasteleras con una boquilla de boca fina. Introduce un poco la boquilla en el buñuelo y rellena.

9. Coloca sobre una fuente y sirve espolvoreados con azúcar glass.