domingo, 30 de junio de 2013

Quiche Lorraine (Quiche Alsacienne)






Esta es la primera receta que hago para participar en los retos del grupo de Facebook:






Llevo tiempo queríendo participar con este grupo de cociner@s, porque sigo muy a menudo a esta ex-modelo metida a cocinera, y me encanta la facilidad con la que hace las cosas.

La Quiche es una plato que no me gusta nada, no acabo de cogerle el gusto a esa textura tipo flan, pero si hay que cocinar, cocino casi casi lo que sea. Y en esta ocasión no iba a ser menos.

La Quiche es una tarta salada de origen francés, cuyo relleno se realiza a base de huevos y crema fresca batida, al que se le puede añadir cuallquier ingrediente.

En realidad, la Quiche Lorraine solo lleva huevo y crema, ésta al llevar bacon y cebolla frita se llama Quiche Alsaciennne, de la región francesa de Alsacia.

Así que aquí os dejo mi Quiche, no espereis sorpresas ni grandes cambios porque he sido buena chica y he seguido todo al pie de la letra.... Eso si, no os acostumbreis porque no es lo habitual en mi ;)



INGREDIENTES (8-10 personas):

1 lámina de masa brisa / quebrada
1 ó 2 cucharadas de aceite de oliva
 ½ cebolla pelada y cortada en dados pequeños
1 paquete de de bacon cortadas en dados
430 gr. de Créme Fraiche
4 huevos poco batidos
Tomte kumato mini
pimienta negra recién molida
Sal



ELABORACIÓN:

1. Precalentar el horno a 190ºC.

2. Prepara un molde  bajo de aprox. 18-20 cm de diámetro. Ponle mantequilla o espray delmoldante y coloca la lámina de masa brisa sobre el y cubre los laterales. Practica ondas con los dedos si tu molde no es rizado. Introduce en la nevera durante aprox. media hora.

3. Saca de la nevera, pon un trozo de papel de hornear sobre la base y encima añade en todo el fondo judias blancas o cualquier otra legumbre.

"Esto hará que la masa no suba hacía arriba y quede una base plana."


4. Hornear por unos 20 minutos, hasta que los bordes estén ligeramente dorados y la base seca al tacto. Retirar el papel de hornear con las legumbres y seguir horneando por otros 10 minutos. Retirar del horno y reservar. Bajar la temperatura del horno a 150ºC.


5 Mientras se hornea la base prepara el relleno. Pon a fuego medio- bajo una sartén pon AOVE. Limpia y pica la cebolla en cuadrados menudos. Póchala en la sartén, despacio hasta que esté blanda y transparante, no debe dorarse, ni tostarase. Reserva.

6 . En la misma sartén, cocina el bacon durante 5-6 minutos. Añade la mitad del bacon a la base de la quiche y reserva el resto.

7. Bate la créme fraiche con los huevos con suavidad en un bol grande. Aderezar con pimienta y la sal. Añade la cebolla y remueve. Vuelca la mezcla sobre la fuente en la que está la Masa Quebrada y añade el resto del bacon por encima. 

8. Hornear durante 40 minutos, o hasta que el relleno deje de temblar.

"Cuando quedaban 10 min le añadí rodajas de tomate kumato ."


NOTAS:

Se puede tomar tanto caliente como fría y mejor de un día para otro.
Acompañar de ensaladas, carnes frías y de vino blanco muy frio.

Se le puede añadir otros ingredientes como champiñones, verduras, queso...

miércoles, 26 de junio de 2013

Raviolli de Frambuesa Relleno de Foie y Melocotón






Me encaaaaaaaaaaaanta la pasta fresca. 

La hago en casa muy de cuando en cuando porque lleva su trabajo. O soy yo, que voy despacio, o es el tiempo que pasa muy deprisa. Sea como fuere, tardo bastante, por eso es algo que hago en ocasiones especiales.

Valoro mucho que a la hora de cenar fuera de casa haya pasta fresca, suelo elegirla entre la carta en un buen italiano, porque se el trabajo que cuesta hacerla.

En esa ocasión quería repetir el relleno de foie que tanto me gustó de los tortelinis pero con alguna variante y que le diera un toque diferente a la pasta. Así pensé, ¿que que marida mejor con el foie que los frutos rojos? ¿Y con los futos secos?

Et voilà!


INGREDIENTES (para 4 personas)


Para la Pasta Fresca de Frambuesa

4 huevos
400 gr. de harina
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de pasta de frambuesa HomeChef / o puré de frambuesas


Para el Relleno

1 medallón de foie de pato
1/4 de melocotón pelado


Para la Salsa de Almendras

400 ml de nata
2 cucharadas de almendra molida
1 chorro de AOVE
Sal y pimienta


ELABORACIÓN:



Elaboración del Relleno

1. Corta el melocotón en cubitos muy pequeños y doralos en una sartén con un chorrito de AOVE. Retira a un plato con papel absorbente y deja enfriar.

2. En un bol mezcla el foie con el melocotón y reserva en la nevera para que coja consistencia espesa.


Elaboración de la Pasta Fresca de Frambuesa

3. Pon todos los ingredientes en en vaso de THX y programa 3 min. velocidad 6.

"Comprueba que la masa queda lisa, si que da dura añade a poquitos agua fría y si queda demasiado blanca incorpora un poco más de harina."

4. Añade el puré de frambuesa y mezcla a velocidad 6 durante 1 min.

"Puedes hacer el puré de frambuesas, con frutos congelados o frescos, cociéndolos en una cazuela y pasándolos después por un colador para eliminar las pepitas. Si utilizas pastas ya preparas como HomeChef, entibia la pasta y pásala también por el colador, de lo contrario las pepitas romperán la pasta."
"Ten en cuenta que si incorporas puré de espinacas, tomate... etc. estás incorporando líquidos así que probablemente sea necesario incorporar harina hasta que la masa quede lisa."



5. Deja reposar la masa en un bol muy bien tapada, entre un mínimo de 15 minutos y un máximo de 3 hras. Yo la tuve 30 min.

6. Transcurrido el tiempo de reposo, realiza los raviolis.

"Utilizo una maquina para hacer pasta para alisarla y con un cortador rizado de galletas hago la forma redonda de los raviollis."

7. Saca la crema del relleno y con una cuchara pon porciones en la mitad de los raviolli y tapa con la otra mitad de los raviollis. Reserva.

"Ten la precaución de sellar correctamente el raviolli para evitar que el contenido del mismo salga al exterior durante la cocción."

Elaborar la Salsa de Almendras

8. En un cazo pon un chorro de AOVE, a media temperatura. Añade la almendra y dora ligeramente. Incorpora la nata y deja que  se cocine sin dejar de remover. Salpimenta y reserva.


Cocción de la Pasta

9. Prepara una olla con agua hirviendo y media cucharadita de sal y hierve la pasta durante 2 minutos.

10. Escurre y reserva.


EMPLATADO

Emplata poniendo una base de salsa de almendra, los raviollis encima y coronando con una cucharada de salsa y un chorrito de AOVE.







martes, 25 de junio de 2013

Savarin de Whisky con Crema Chantilly y Frutas de Temporada






Whole Kitcken en su Propuesta Dulce para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: SAVARIN.



Este pastel en forma de corona, es uno de los postres más apreciados en Francia desde hace más de 150 años. Lleva el nombre del célebre gastrónomo francés Jean- Anthelme Brilat-Savarin, autor de la célebre La filosofía del gusto.

El origen de este pastel se remonta al SXVII, Estanislao I rey de Polonia, cuya hija fue desposada por Luis XV rey de Francia, perdió su trono y a cambio le dieron el ducado de Lorena. Estanislao I era un gran amante de los dulces, pero su mala dentadura le llevaba a sufrir grandes dolores cuando comía platos con azúcar.

Su pastelero Nicolas Stohrer, conocedor de este problema, creó para él un nuevo pastel basado en el Kugelhopf originario de centro Europa, al que añadió frutas, azafrán, vino y crema chantilly. A este pastel se le llamó originariamente Ali Babá, debido a que el rey era amante de los cuentos.

Al llegar dicho pastelero a París, de la mano de la hija de Estanislao I, se empezó a difundir este pastel entre todos los parisinos, poco a poco, se fue modificando esta receta del Baba hasta llegar al actual Savarin.

En el SXIX, este pastel fue rebautizado con el nombre de Jean-Antheme Brillat Savarin como homenaje.

La presentación se fue modificando respecto al pastel original: siempre se presenta en forma de corona, nunca llevan pasas, se acompaña de chantilly y se baña en un sirope de ron o gran marnier.

La receta original es de "Le Cordon Bleu".



INGREDIENTES:


Para el savarin

250 g de harina
20 g de levadura de panadero
5 g de sal
10 g de azúcar
3 huevos
50 g de mantequilla derretida


Para el almíbar

piel de 1 naranja
piel de 1 limón
5 cucharadas de whisky
200 gr. de azúcar
400 gr. de agua

Para la crema chantilly

500 gr. de nata 35% m.g.
100 gr. de azúcar glass
Esencia de Vainilla (mejor si es transparente)

Cerezas
Hojas de menta
Gajos de melocotón




ELABORACIÓN:


Elaboración en KitchenAid:

0. Preclienta el horno a 190º.

1. Tamiza la harina sobre el bol de la KA. Añade a continuación la levadura, sal y azúcar. Vierte un huevo y mezcla con la pala mezcladora a baja velocidad hasta que esté completamente integrad. Ve añadiendo los huevos de uno en uno, sin incorporar el siguiente hasta que el anterior se haya mezclado completamente con los ingredientes secos. Incorpora la mantequilla y continuado batiendo suavemente hasta que se forme una masa lisa y suave.

2. Vierte la mezcla en un molde para savarin previamente untado con mantequilla. Tape con film y guárdelo en un lugar cálido para que la masa leve hasta doblar de tamaño.

"La masa del savarin es espesa por lo que es una muy buena idea meter la mezcla en una manga pastelera, cortar la punta ancha y rellenar el molde del savarín por igual. En lugar de mantequilla para el molde he utilizado un spray desmoldante y un molde de silicona."

3. Hornea entre 25 y 30 minutos a 190ºC.

"Si notas que se está dorando  tapalo con papel de aluminio para evitar que se queme."

4. Realiza el almíbar mientras se está horneando. Ponga a hervir todos los ingredientes y dejalos cocer 10 minutos.

5. Saca el savarín del horno y caliente, remoja el bizcocho en su molde con el almíbar. Deja que enfríe y desmolda.

6. Monta la nata, cuando empiece a espesar añadir el azúcar y la esencia de vainilla. Termina de montar hasta que esté firme. Pon la crema en una manga pastelera y decora el agujero del savarin con la nata. Coloca unas cerezas y unos gajos de melocotón y termina la decoración añadiendo unas hojitas de menta fresca.






Elaboración Tradicional:

0. Preclienta el horno a 190º.

1. Tamiza la harina en un cuenco y agregue a continuación la levadura, sal y azúcar. Vierta los huevos sobre los ingredientes secos, añadiendo sólo un poco cada vez, sin dejar de mezclar con una cuchara de madera hasta que la preparación sea lisa. Agréguele la mantequilla derretida y mézclelo bien.

2. Vierte la mezcla en un molde para savarin previamente untado con mantequilla. Tape con film y guárdelo en un lugar cálido para que la masa leve hasta doblar de tamaño.

"La masa del savarin es espesa por lo que es una muy buena idea meter la mezcla en una manga pastelera, cortar la punta ancha y rellenar el molde del savarín por igual. En lugar de mantequilla para el molde he utilizado un spray desmoldante y un molde de silicona."

3. Hornea entre 25 y 30 minutos a 190ºC.

"Si notas que se está dorando  tapalo con papel de aluminio para evitar que se queme."

4. Realiza el almibar mienras se está horneando. Ponga a hervir todos los ingredientes y déjelos cocer 10 minutos.

5. Saca el savarín del horno y caliente, remoje el savarin en su molde con el almíbar. Deje que enfríe y desmolde.

6. Monta la nata, cuando empiece a espesar añadir el ázucar y la esencia de vainilla. Termina de montar hasta que esté firme. Pon la crema en una manga pastelera y decora el agujero del savarin con la nata. Coloca unas cerezas y unos gajos de melocotón y termina la decoración añadiendo unas hojitas de menta fresca.



Nota: La receta facilitada no incluia agua en la preparación del almibar, algo indispensable para hacer gran cantidad de liquido y poder bañar y que el savarin empape completamente su interior.






lunes, 24 de junio de 2013

Pastel de Almendra y Melocotón




Este bizcocho es tremendamente suave de sabor y esponjoso en su textura.

La almendra molida le confiere un tacto especial en el paladar, con un grado de humedad muy rico y combina a la perfección con el melocotón. 

En su receta original llevaba zumo de naranja pero al estar fuera de temporada tuve que improvisar y el cambio ha merecido la pena.

Queda un bizcocho alto del que no podrás tomar solo un pedacito.

Ideal para acompañar un café o batido en la merienda o desayuno.


INGREDIENTES:

4 huevos
125 gr. de azúcar glass
ralladura de naranja
ralladura de limón
100 ml de zumo de melocotón
 125 gr. de almendra molida
125 gr. de harina de fuerza
mantequilla o spray delmoldante

Almendras laminadas
2 cucharadas de mermelada de melocotón / albaricoque



ELABORACIÓN:

En tradicional (o con KitchenAid)

1. Engrasar con mantequilla o spray del moldante, un molde desmoldante pequeño de unos 18 - 20 cm de diámetro y precalienta el horno a 180º.

2. Separa las claras de la yemas y reserva.

3. Pon las yemas junto con el azúcar en el bol de la KA y bate hasta que blanquee. Sin parar la máquina añade las ralladuras de cítricos.

"A estas alturas del año no tenía naranjas, así que utilicé las ralladuras que utilizo cuando exprimo cítricos y que guardo en el congelador en un tupper entre papel absorbente."

4. Incorpora el zumito de melocotón y la almendra molida. Integra junto a la pasta de huevo.

5. Añade la harina batiendo a velocidad baja.

6. Monta las claras a punto de nieve e incorpora a la mezcla anterior con ayuda de una espatula, a mano, realizando movimientos envolventes.

7. Vierte la masa del bizcocho sobre el molde preparado y hornea durante 35-40 min, hasta que esté dorado y al comprobar con una brocheta en el centro del pastel, salga completamente limpia. Deja entibiarse  en el molde durante 10 minutos y después desmolda.

8. Decora con almendras laminadas.

"Para evitar que se caigan las almendras, pinta el bizcocho por la parte de arriba con la mermelada de melocotón o albaricoque, que previamente habrás entibiado en el microondas."




Receta original del libro "Delicias al Horno"





viernes, 21 de junio de 2013

Cookies de Fresas y Chocolate Blanco






Hoy el calendario nos da paso a una nueva estación.

La del calor, la playa, el relax, los desayunos, comidas y  las noches en la terraza, tomando copas en el jardín, disfrutando con los amigos, de acostarse más tarde.

También es la estación de las faldas, los vestidos, los deditos al aire, las camisetas de tirantes... las noches estrelladas y los cri-cri de los grillos.

Los días tranquilos, las tardes de parque y de piscina,  las cenas tardías, las cañitas en la terraza...

Las vacaciones... 

Y con ellas el fin de una etapa, un nuevo curso que se nos pasó volando, donde los niños aprendieron en medio de grandes cambios, donde se soltaron con las sumas, la lectura y se hicieron un poquito más mayores y forjaron un poco más su personalidad independiente.

Gracias a su profesora Vicky hoy son mejores.

Todo esto a lo largo de 9 meses, lo que durá una gestación. 9 meses gestando un poco más a esas personitas que lo son todo para sus padres.

Andrea es hoy mejor personita, más organizada, más responsable y por supuesto con más inquietudes que a principio de curso gracias a ti Vicky.

Ha aprendido muchísimas cosas, se lo ha pasado genial, se ha enfadado, se ha vuelto a contentar... pero lo más importante es que como dice ella "te quiero en todo mi corazón". Has dejado tu huella y eso para nosotros, los papás, es lo más grande que puede pasar a lo largo de un curso, más que las notas y los deberes.

Saber que este tiempo ha sido precioso y muy valioso para ella como persona, eso si que es un SOBRESALIENTE, para ti, porque has sido una profesora cercana, atenta y con una motivación fascinante.

VICKY, GRACIAS por TODO.





INGREDIENTES:

Con estas medias salen aproximadamente  2 kg


220 gr. de harina de repostería
350 gr. de harina de fuerza
1 cucharadita y 1/2 de sal
1 cucharadita y 1/2 de levadura en polvo
2 cucharaditas de bicarbonato
250 gr. de mantequilla sin sal
200 gr. de azúcar blanca
270 gr. de azúcar morena
2 huevos grandes
2 cucharaditas de aroma de vainilla
400 gr. de fresas frescas
sal maldón

200 gr. de chocolate blanco para decorar



ELABORACIÓN:


0. Limpiar las fresas y secarlas con mucho cuidado con papel absorbente, cortarlas en trozos del tamaño de las gotas de chocolate, extender en una bandeja y congelar.

"Es conveniente que este paso lo hagas con tiempo. Es mucho más interesante a la hora de incorporar las fresas a la masa, que estás estén duras. Si lo hacemos en fresco, al mezclarlo con la masa la fresa saca su jugo, haciendo de nuestra masa de cookie blanda y poco manejable. Si aun así no puedes o no te ha dado tiempo a congelarlas, habrás de incorporar harina a la mezcla hasta que veas que se hace manejable."


1. En un bol tamizamos los ingredientes secos. Estos son las harinas, el bicarbonato, levadura en polvo y sal. Reservamos.

2. Metemos la mantequilla un minuto en el microondas para fundirla. En la kitchenAid mezclamos los dos tipos de azúcar e incorporamos la mantequilla fundida. Mezclamos unos cuantos minutos hasta conseguir una masa cremosa.

3. Con la KitchenAid en marcha vamos incorporando los dos huevos, de uno en uno. No echamos el segundo hasta que el primero esté completamente integrado. Ponemos la vainilla y ponemos una velocidad baja.


4. Con una cuchara vamos a ir incorporando los ingredientes secos que teníamos tamizados y reservados en un bol aparte. Mezclamos hasta que la mezcla este bien unida.

5. Una vez formada la masa agregamos los trozos de fresca congelados.chocolate en trozos o gotas. Y amasamos hasta que esté bien mezclado entre la masa. Reservamos en un bol en el frigo tapado con un film transparente.


Según parece cuanto más tiempo está en el frigo, más intensos son los sabores de la cookie. No se deben sobrepasar las 72 horas. Esta vez tenía prisa, así que las tuve una hora en el frigo. Si las dejas muchas horas, ten en cuenta que hay que sacarlas con antelación para que la mezcla se atempere y sea fácil de manejar.


6. Una vez lista la masa precalentar el horno a 180º y forrar varias bandejas de horno con papel sulfurizado o un tapete de hornear.

7. Formar bolitas con la masa con el tamaño aproximado de una pelota de golf. Si además espolvoreas por encima antes de entrar la bandeja en el horno con sal maldón, el resultado será espectacular. Hornear durante 15-17 min.

"Deben quedar crujientes por fuera y blandas por dentro. No os asustéis si al sacarlas del horno están blandas, es normal, luego al enfriar endurecen."


8. Una vez terminadas de hornear dejar enfriar sobre una rejilla.

9. Fundir el chocolate blanco en un bol apto para microondas, siempre en fracciones de medio minutos, sacarlos, mezclar bien con una cuchara o espátula y volver a fundir hasta que esté liquido. Rellena un biberón de cocina con el chocolate y ya puedes decorarlas como más te guste.

"Si la galleta está rica de por si, añadirle el toque de chocolate blanco le da el puntito que le falta."

"Otra opción sería, incorporar a la vez que las fresitas congeladas, gotas de chocolate blanco, unos 200 gr. Esa era mi idea, pero no tenía en casa, así que improvisé con la deco e hilos de chocolate."





jueves, 20 de junio de 2013

Panecillos Rápidos con Semillas de Amapola



Desde el primer momento que vi la receta del reto de Junio de Whole Kitchen, supe que quería presentarla sobre unos panecillos con semillas de amapola.

Sabía que al tratarse de un relleno para sandwich tipical british, este tipo de pan iba a irle de maravilla. Simplemente quería sacarlo del típico pan de molde y ofrecerlo sobre otro tipo de pan, a medio camino entre un pan de leche, un mollete y un pan burguer...

Si, lo se, una combinación de panes un tanto extraña, pero estaba convencida de que sería el complemento perfecto.

Y así fue.

La receta está extraída y modificada del original del libro "Lo mejor de nuestros recetarios". He vuelto a incluir nuestro delicioso y suave AOVE andaluz para darle el toque de sabor que le faltaba a este "bollito de leche".

Os invito a que la probéis.


INGREDIENTES:

350 gr. de harina
1 sobre de levadura de quimica
1 cucharadita de sal
200 gr. de leche
1 cucharada grande de semillas de amapola


ELABORACIÓN

Elaboración en Thermomix:

1. Precalentar el horno a 180º y prepara una bandeja de horno con una lámina de papel parafinado o tapete de hornear.

2. Pon todos los ingredientes en el vaso y programa 30 segundos velocidad 5.

3. Forma bolitas del tamaño deseado y coloca sobre la bandeja, separadas unas de otras.

"En mi caso, hice pelotas un poco más pequeñas que una pelota de tenis, me salieron aprox. 10 panecillos."

4. Hornea durante 15 min. sin aire, controlando que no se quemen.

"Si ves que tu horno suele quemar tus bizcochos, ten la precaución de poner un trozo de papel de aluminio sobre los panes cuando empiece a dorarse."





Elaboración en KitchenAid.


1. Precalentar el horno a 180º y prepara una bandeja de horno con una lámina de papel parafinado o tapete de hornear.

2. Pon todos los ingredientes en el vaso de la KA y mezcla durante 1 minuto primero a velocidad baja e incrementa la velocidad progresivamente.

3. Forma bolitas del tamaño deseado y coloca sobre la bandeja, separadas unas de otras.

"En mi caso, hice pelotas un poco más pequeñas que una pelota de tenis, me salieron aprox. 10 panecillos."

4. Hornea durante 15 min. sin aire, controlando que no se quemen.

"Si ves que tu horno suele quemar tus bizcochos, ten la precaución de poner un trozo de papel de aluminio sobre los panes cuando empiece a dorarse."




martes, 18 de junio de 2013

Coronation Chicken








Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: CORONATION CHICKEN.


Este plato es una combinación de carne de pollo elaborada, a la que se le añaden especias (curry)  y una salsa a base de mayonesa. Es muy popular en el Reino Unido tomarlo en sandwich o bocadillo, aunque también como parte de una ensalada, tacos, wraps o acompañado de arroz, en definitiva es un plato muy versátil y muy fácil de preparar.

El Coronation Chicken o pollo de la coronación es un plato que surgió para la coronación de la reina Isabel II en 1953, se ha acreditado a la experta en gastronomía Constance Spry y la chef Rosemary Hume como las inventoras de este fantástico plato.

Ambas eran principiantes en la sede de Le Cordon Bleu en Londres en 1953, cuando se preparaba el banquete por la coronación de la Reina, entonces Constance Spry propuso una receta de pollo frío, crema de curry y aliño que se convirtió en uno de los platos estrella de esta celebración.

Este plato estaba inspirado en el Jubilee Chicken que se sirvió en el banquete del 50 aniversario de la Coronación de Jorge V en 1935.

Posteriormente, tanto en 2002, como en 2012, durante las fiestas que se organizaron con motivo de las conmemoraciones de la coronación, se fueron haciendo versiones de este plato.

Una de sus grandes ventajas es que lo puedes preparar con antelación y utilizarlo en el momento que lo necesites, además es idóneo para cualquier picnic.



INGREDIENTES:

1 cebolla picada menuda
2 cucharaditas de tomate concentrado
1 cucharadita de curry
zumo de limón limón grande
2 cucharadas de mermelada de albaricoques
150 gr. de mayonesa
500 gr. de pechuga de pollo 
125 gr. de pasas sin semillas.
30 gr. de almendra laminada
Sal 
Pimienta
aceite

1 bolsa de Brotes tiernos
Panecillos de amapola, pan de sandwich...



ELABORACIÓN: 

1. Salpimentar los filetes de pollo y cocinarlos a la plancha con muy poco aceite. Reservar mientras enfría.. 

2. Sofríe la cebolla con un poco de aceite, cuando esté transparente añade el tomate concentrado y el curry en polvo. Baja la temperatura del fuego al mínimo y cocina durante 4 minutos para que la mezcla coja todos los sabores.

3. Retira del fuego y deja enfriar unos minutos. Añade el limón, la mayonesa y la mermelada de albaricoque, mezcle todo bien. Reserva.

4. Una vez fríos los filetes de pollo, picar en bastones muy finos y menudos. Mezcla con las pasas.

5. Vierte sobre el pollo y las pasas, la salsa y mezcla hasta que se integre. Añade las almendras laminadas.




Notas:

Yo lo he presentado en un panecillo con semillas de amapola que publicaré próximamente.








lunes, 10 de junio de 2013

Provoleta Napolitana con Emulsión de Limón y AOVE






El provolone es un tipo de queso italiano, originario del sur de italia y cuya producción actual se encuentra en la zona de Piamonte y Lombardía.

Normalmente lo hacemos a la plancha vuelta y vuelta aliñado con Aceite de Oliva Virgen Extra, sal en escamas y orégano.

Esta noche he querido prepararlo de una manera diferente, aprovechando una bonita y morada berenjena que compré hace un par de días.

He preparado una emulsión delicada y aromática que va perfectamente con este tipo de quesos.

Buenos ingredientes y unos toques de horno y tenemos un entrante maravilloso.



INGREDIENTES  para compartir

1 berenjena
1 tomate grande
1 loncha queso provolone
Pimienta
Sal en Escamas

Para la emulsión

zumo de medio limón
1 ramita de Albahaca
1 ramita de orégano
1 ramita tomillo limón



ELABORACIÓN:

1. Limpia y corta la berenjena y el tomate en lonchas de medio centímetro. Pon un chorro de AOVE en la bandeja de horno y distribuye las lonchas de las verduras por encima. Baña con un chorro de AOVE y sal- Hornea durante 30 min. a 200º hasta que las verduras estén blanda y doradas.

2. En un bol mezcla el AOVE con zumo de limón y la albahaca y el orégano finamente picado. Mezcla los ingredientes hasta el aceite emulsione.

MONTAJE:

1. En una fuente para servir, pon en el fondo la berenjena tierna, sal, dos vueltas de molinillo de pimienta negra y un poco de emulsión de limón.

"Utilizo una fuente esmaltada pequeña que me permite presentar el plato para compartir dos personas y además puedo llevarlo directamente del horno a la mesa."


2. Encima pon el tomate y nuevamente una capa de berenjena.

3. Coloca el queso provolone e introduce en el horno durante 15 min. o hasta que el provolone esté fundido.

4. Salsea con la emulsión y adorna con unas hojas frescas de tomillo limón.







lunes, 3 de junio de 2013

Manhattan Cheesecake o Tarta de Queso Americana




Con las tartas de queso o Chesecake, me pasa igual que el tiramisú, he probado muchas, he hecho muchas y siempre que puedo es mi plato a elegir entre las delicias que proponen algunos restaurantes en su carta de postres.

Esta receta que os detallo es una mezcla de varias recetas, al final un poco de todo y un poco de mi para una tarta que he tenido que ir ajustando ingredientes y tiempos de horneado.

Mi inspiración ha sido Vicky  y Auro, así que gracias por sus diferentes pero interesantes tartas de queso, que he adaptado para mi.

Lo normal y habitual es hacerla al baño maría, pero se que es un tema engorroso para los que no disponéis de espacio, tiempo o ganas, pero el resultado merece la pena.

Siempre podéis hornearla sin agua y contarme que tal fue la experiencia :)



INGREDIENTES:

Para la base

220 gr. de galletas digestive avena
2 cucharaditas de cacao en polvo puro
80 gr. de mantequilla temperatura ambiente


Para la Crema Chessecake

250 gr. de queso crema
150 gr. de queso mascarpone
100 ml. de yogur natural desnatado
125 gr. de azúcar
75 gr. de harina
4 huevos
Esencia de Vainilla
Zumo de medio limón
Pellizco de Sal

Cobertura

Mermelada de Cerezas (al gusto)



ELABORACIÓN:



ELABORACIÓN EN THERMOMIX:

0. Precalienta el horno a 200º, introduciendo una fuente apta para horno, con agua, y en la que quepa el molde que vamos a utilizar.


Para la base de Galletas:

1. Poner las galletas en el vaso de la Thx, y pulveriza durante 10' a velocidad progresiva 7-10.

2. Añade la mantequilla y el cacao y mezcla durante 20 segundos a velocidad progresiva 7-10 hasta que se integre completamente con las galletas trituradas. Quedará como arena mojada.

3. En un molde de 20 cm, cubre el fondo y las paredes del mismo con la mezcla. Aprieta ligeramente para darle forma e introduce el molde en el congelador con mucho cuidado, mientras preparas la crema de queso.


Para la Crema de Queso:

1. Con el vaso de la Thx limpio, añade los quesos y mezcla durante 1 min a velocidad 4.

2. Pon velocidad 2 sin programar tiempo y añade el azúcar, la sal y la harina. Incorpora el extracto de vainilla, el zumo de limón y los huevos, estos de uno en uno, de manera que no agregamos un nuevo huevo hasta que el anterior esté completamente integrado.

3. Para terminar, incorpora el yogur y mezcla durante 1-2 minutos.

Montaje y Horneado:

1. Saca la base de galletas del congelador, vuelca la crema de queso sobre ella con cuidado de que no se desmorone la galleta de los laterales. 

2. Forra el molde con papel de aluminio doble o triple capa si es necesario  y mete al horno, dentro del recipiente que tenemos con agua, con cuidado de no quemarse ya que estará caliente por el prehorneado.

3. Hornea 15 min. a 200º, después baja al temperatura a 90º y mantenlo unos 40 min. 

"El tiempo de horneado varía dependiendo de los hornos. El mio es de "Cocción lenta", así que siempre necesita más tiempo del que puede indicar una receta."

4. Terminado el tiempo, apaga el horno y deja enfriar con el horno ligeramente abierto. Tarda un par de horas. Después mantenla en al frigorífico hasta el día siguiente.

5. Para terminar y una vez enfriada la tarta de queso, poner la cobertura que más te guste. 

"En esta ocasión hice una gelatina de cerezas, que no me convenció, queda mucho más rica y más fácil de cortar y degustar una buena mermelada o coulis, ya sea de cerezas, moras, fresas, frambuesas, o cualquier fruto rojo que os guste."







ELABORACIÓN TRADICIONAL:

0. Precalienta el horno a 200º, introduciendo una fuente apta para horno, con agua, y en la que quepa el molde que vamos a utilizar.


Para la base de Galletas:

1. Machacar las galletas. No es tarea fácil si no tienes un robot, pero no imposible. La mejor opción es trocear las galletas, ponerlas en una bolsa entre dos paños de cocina y pasar el rodillo por encima hasta que se queden bien finas. Ponlas en un bol.

2. Añade la mantequilla y el cacao y mezcla con una cuchara hasta que se integre completamente con las galletas trituradas. Quedará como arena mojada.

"Si tienes otro robot o la KitchenAid, sigue los pasos en el mismo orden y mezcla a una velocidad baja al principio y ve incrementando a medida que la mezcla adquiere más ingredientes húmedos."

3. En un molde de 20 cm, cubre el fondo y las paredes del mismo con la mezcla. Aprieta ligeramente para darle forma e introduce el molde en el congelador con mucho cuidado, mientras preparas la crema de queso.


Para la Crema de Queso:

1. En un bol grande, pon los quesos y trabaja la mezcla con un tenedor o unas barillas  hasta que estén bien blandos y mezclados.

2. Añade el azúcar, la sal y la harina. Incorpora el extracto de vainilla, el zumo de limón y los huevos, estos de uno en uno, de manera que no agregamos un nuevo huevo hasta que el anterior esté completamente integrado.

3. Para terminar, incorpora el yogur y mezcla hasta integrar.


Montaje y Horneado:

1. Saca la base de galletas del congelador, vuelca la crema de queso sobre ella con cuidado de que no se desmorone la galleta de los laterales. 

2. Forra el molde con papel de aluminio doble o triple capa si es necesario  y mete al horno, dentro del recipiente que tenemos con agua, con cuidado de no quemarse ya que estará caliente por el prehorneado.

3. Hornea 15 min. a 200º, después baja al temperatura a 90º y mantenlo unos 40 min. 

"El tiempo de horneado varía dependiendo de los hornos. El mio es de "Cocción lenta", así que siempre necesita más tiempo del que puede indicar una receta."
4. Terminado el tiempo, apaga el horno y deja enfriar con el horno ligeramente abierto. Tarda un par de horas. Después mantenla en al frigorífico hasta el día siguiente.

5. Para terminar y una vez enfriada la tarta de queso, poner la cobertura que más te guste. 

"En esta ocasión hice una gelatina de cerezas, que no me convenció, queda mucho más rica y más fácil de cortar y degustar una buena mermelada o coulis, ya sea de cerezas, moras, fresas, frambuesas, o cualquier fruto rojo que os guste."