jueves, 31 de octubre de 2013

Lasaña de Calabaza y Boniato con Piñones y Salvia




Ya estamos a fin de mes y toca publicar de nuevo la receta del reto de nuestro grupo de FB dedicado a la cocinera británica Lorraine Pascale.

Ese mes ha tocado salado, una lasaña muy vegetal y de temporada, con boniato y calabaza, muy de este mes en el que nos encontramos.

Si estáis acostumbrados a las lasañas de carne, esta será un buena ocasión para cambiar y hacer algo diferente.

Personalmente me resultó bastante seca, así que he optado por incluir algo de crema para que suavice entre las capas.








Parece un poco entretenida de hacer, pero si lees detenidamente cada paso veréis que no es para tanto. Ante todo organización, y de eso mejor que una misma nadie sabe :)







Vamos con los ingredientes y su elaboración.




INGREDIENTES:

Queso Parmesano 
50 gr. pan rallado
300 gr. boniato 
300 gr. calabaza
50 ml. caldo de cocción
Sal y pimienta
4 ramitas de romero fresco 
12 hojas de salvia
 Aceite de oliva 
12 hojas de lasaña 
100 gr. piñones tostados 
75 gr. hojas espinacas


Crema Queso

100 gr. Queso Parmesano 
Un trozo de 2 cm de jengibre fresco 
500 gr queso Ricotta 
2 yemas de huevos
100 gr. de nata
Nuez moscada

Ensalada de brotes tiernos.
Aliño al gusto (yo AOVE, mostaza, vinagre y sal)





ELABORACIÓN:



0. Precalentar el horno a 220°C.

1. En un bol, ralla queso parmesano y añade el pan rallado. Reserva.

"Esta mezcla será la última capa de la lasaña, la que irá gratinada."

2. Pela y corta la calabaza y el boniato en cuadrados medianos. Cuecelos en agua durante 20 min.

"Yo utilicé la Thermomix para cocer las verduras. Las puse partidas en cuadrados dentro del cestillo, con aprox. 750 ml de agua. Temperatura Varoma, velocidad 4 y programé 25 min."
"Pero puedes cocerlo sin problema en una cazuela."

3. Transcurrido el tiempo de cocción, cuela vuelca en un bol, con un tenedor, chafa las verduras. Añade 50 ml de caldo de cocción y crea una crema suave. Salpimenta, mezcla y reserva.

4. Preparar las hierbas. Deshoja el romero tirando de las ramitas en la direcion contraria a su nacimiento, pica finamente junto con las hojas de salvia y reserva.

5. En una fuente profunda, pon agua hirviendo junto con un chorro de AOVE y deposita las hojas de lasaña para que se hidraten.

"Con las que vienen precocidas no es necesario cocerlas, solo hidratar abundantemente."
"Una vez hidratadas, escurre sobre un trapo de cocina limpio."


6. En un bol, ralla queso parmesano, añade jengibre recién rallado, el queso ricotta, las yemas de huevo, la nata, la nuez moscada, salpimenta, mezcla hasta obtener una crema homogénea y reserva.


Montaje de la Lasaña.

* En una fuente de horno cuadrada, pon una base de hojas de pasta.
* Encima pon puré de verduras, un puñado de piñones tostados y hojas de espinaca.
* Pon una capa de hojas de pasta.
* Extiende una capa fina de la crema de quesos.
* Pon una capa de hojas de pasta.
Repite la operación una vez más (pasta-pure de verduras-piñones-espinacas-pasta-crema quesos-pasta)
* Espolvorea la ultima capa de pasta con la mezcla de parmesano y pan.


7. Hornea durante 20 min. y gratina hasta que la capa superior esté dorada y crujiente.

Acompaña de ensalada de brotes aliñada a tu gusto.







Compañeras del reto que participan en este mes de Octubre:

Susana: http://teconlimonycanela.blogspot.com.es/




miércoles, 30 de octubre de 2013

Raviolis de Setas con Crema de Cabrales




Hay días que te apetece tomar algo más sofisticado pero que sea rápido de elaborar.

Los viernes son días de locos, salir del trabajo, atascos para volver a casa a medio día, comer rápido preparar las cosas de la piscina...

Da rabia empezar el fin de semana con un simple bocadillo o un pincho sin más.

Así que me niego, yo quiero empezar el finde bien, y comer, comer, comer, de verdad.

Si dispones de una 30-40 minutos, te da tiempo de sobra para prepararlo y degustarlo con tranquilidad. Apenas te llevarán 10 min.o menos :)



INGREDIENTES (para dos):

1 paquete de raviolis de setas fresco.
200 ml. de nata
2 puñados de piñones
50 gr. de queso cabrales
Pimienta
Sal
4 hojas salvia fresca



ELABORACIÓN:

1. En una cazuela con agua y un poco de sal, cuece la pasta fresca según marque el fabricante (aprox. 4 min.). Escurre y reserva.

2. En un cazo pon un chorrito de AOVE, tuesta los piñones  y añade la nata. Deja que coja temperatura y cuando esté casi hirviendo añade el queso de cabrales.

3. Deja cocer hasta que el queso se haya fundido e integrada con la salsa.

4. Coloca la pasta en una fuente, salsea, añade unas hojas de salvia fresca y termina goteando con AOVE










lunes, 21 de octubre de 2013

Bollo Maimón Salmantino





Este olor y este sabor me hacen sentirme vestida de blanco.

Con un vestido de tul, heredado de mi madre, unos calcetines blancos inmaculados y calados hasta las rodillas. Camino, danzarina, metida en unos zapatos blancos de hebilla y de mi pelo prende un tocado.

Aun puedo sentir el olor a velas encendidas en la iglesia. Y escuchar la risa contenida de mis compañeros de al lado, mientras permaneciamos inquietos en el fondo del altar.

Aun recuerdo el sabor agrio del vino que apenas pudo tocar mis labios, y el gélido y metálico leve contacto que sintieron al inclinar el cáliz sobre mi boca.

Puedo sentir la iglesia abarrotada de gente. Las caras de nuestros padres expectantes, observando. El orgullo de mi familia cuando subí a leer mi texto al ambón.

Risas y jaleo a la puerta de la casa. Siento el olor de las pastas, las perronillas y aquel bollo espolvoreado con azúcar glas finísima.

Típico de la tierra de mis padres, Salamanca, era muy común encontrarlo, al menos hace tiempos, en bodas, bautizos y comuniones. 

Ideal junto a una taza de chocolate bien caliente.



INGREDIENTES: 10 - 12 porciones

12 huevos
500 gr. de almidón de trigo tamizado
500 gr. de azúcar

Azúcar glass para decorar



ELABORACIÓN:

0. Precalienta el horno a 180º.

1. Batir las claras a punto de nieve. Reservar.

1. Batir las yemas con el azúcar hasta que se mezclen blanqueen y doblen su volumen.

2. Añade el almidón previamente tamizado, cucharada a cucharada.

3. Mezclar todo con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.

4. Prepara un molde alto para la elaboración de la rosca. Estas son varias ideas que te propongo:


  • Prepara un molde de panetonne grande (tiene que ser grande, como una olla).
  • O en una olla alta y con las asas de hierro o que se puedan quitar. Son geniales las ollas express de toda la vida.


5. Forra con papel de horno, unta con mantequilla todas las paredes del panetonne o de la olla (lo que hayas elegido). Después, coje un bote de cristal alto, de los de alubias o tomate grande. Llenalo con legumbres que vayas a tirar o con piedras, y situalo en el centro de tu papel de panetone o de la olla.

6. Echa con mucho cuidado la mezcla.

7. Hornea a 180º durante una hora aprox. hasta que esté dorado.

8. Deja enfriar, desmolda y espolvorea con azúcar glass por encima.









viernes, 18 de octubre de 2013

Sopa Minestrone de Otoño






Whole Kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Octubre nos invita a preparar un clásico de la cocina italiana: SOPA MINESTRONE

Vienen tardes de lluvia.

De lluvia, mantita y sofá.

De lluvia, mantita, sofá y buena lectura.

Nada mejor como una sopa deliciosa para calentar el estomago y disfrutar del silencio, solo roto por la lluvia golpeando los cristales.

¿Qué tal una sopa minestrone?

Esta sopa italiana se caracteriza por la gran variedad de verduras que la componen. Presenta muchas versiones, ya que según la región donde se elabore se hace de una forma u otra y además podemos encontrar recetas de esta popular sopa según la estación, ajustándose a las verduras que se dispongan en cada una de las temporadas.

Los ingredientes más comunes de esta sopa son la cebolla, tomate, zanahorias, apio y las judías, pero pueden añadirse muchas más verduras, según la temporada. Todas las verduras suelen presentarse finamente picadas

Normalmente suele acompañarse con arroz o cualquier tipo de pasta corta y se sirve con albahaca y ajo o espolvoreada con un poco de queso parmesano.
En esta sopa podemos optar por hacerla sola de verduras (aquí nos quedará un plato vegetariano) o incluir en ella carne o patas de cerdo o ingredientes de carne como el tocino, jamón, caldo de pollo, etc. Ambas versiones quedan buenas y según vuestros gustos podéis incluirlo la carne o no.



INGREDIENTES:

60 gr. de cebolla roja
1 diente de ajo
60 gr. de calabaza
40 gr. de pimiento rojo
70 gr. de calabacín
35 gr. de zanahoria
40 gr. de coliflor
60 gr. de tomate rallado
200 gr. de patata
1 litro de agua ( o lo necesario para cubrir)
30 gr. de AOVE
1 cucharadita de sal
Pimienta rosa
60 gr. de pasta (maccheroni)
Tomillo fresco


ELABORACIÓN:

Elaboración en Thermomix

1. Pon en el vaso de la Thermomix la cebolla pelada y en cuartos junto con el ajo. Programa 5 segundos a velocidad 4-5. Con la espátula baja los restos de las paredes.

2. Incorpora el aceite y programa 5 min. temperatura Varoma y velocidad 1.

3. Añade las verduras excepto la coliflor  y el tomate, limpias, peladas y en cortadas en trozos grandes. Tritura 8 segundos a velocidad 4-5.

4. Añade el tomate rallado, la coliflor en ramilletes y cubre con el agua. Salpimenta y programa 25 min. 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

5. Cuando termine la cocción, añade la pasta y cuece durante 10 min. temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

6. Sirve caliente espolvoreada con hojas de tomillo limón fresco.






Elaboración en Tradicional

1. Pica la cebolla y el ajo menudos, agrega el aceite a una cazuela a fuego bajo y pocha la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes.

2. Mientras pela, lava y pica las verduras en concasse (dados pequeños) y reserva.

3. Añade a la cazuela las verduras excepto la coliflor. Pocha un par de minutos, con cuidado de que no se queme la cebolla.

4. Añade el tomate rallado, la coliflor en ramilletes y cubre con el agua. Salpimenta y cuece a fuego bajo durante 20-25 minutos.

"Puedes hacerlo de manera completamente tradicional cociendo las verduras en una cocote o cazuela grande durante 2 horas. Debe ser a fuego muy bajo."

5. Cuando termine la cocción, añade la pasta y cuece durante otros 10 min. hasta que la pasta esté cocida.

"Tradicionalmente suele añadirse una puñado de alubias cocidas a la sopa."

6. Sirve caliente espolvoreada con hojas de tomillo limón fresco.




Notas:

Esta sopa esta elaborada con verduras de temporada (otoño) pero podéis hacerla con cualquier otro tipo de verduras, por ejemplo, apio, judias, espinacas...





jueves, 17 de octubre de 2013

Empanadillas Caseras Rellenas de Carne y Cebolla Caramelizada






Las empanadillas son un plato socorrido y rápido para las cenas de los niños (y no tan niños). 

Las madres a veces tiramos de estos productos, sobre todo la tarde que hay muchas actividades, ha habido muchos deberes o estamos muy cansadas para preparar un plato "equilibrado".

No es malo tomar empanadillas, al contrario, es un alimento que aporta cereal y otros nutrientes, dependiendo del relleno por el que optemos, siempre y cuando, la elaboración sea en el horno en lugar de en la freidora, que lo único que nos aporta son grasas saturadas y anda beneficiosas para la salud de nuestros hijos,  nuestra salud y nuestra linea.

Hacer empanadillas en casa no te llevará mucho raro, solo tienes que hacer un relleno que os guste, rellenar la masa y hornear directamente o congelar.

Además, puedes utilizar restos de comidas para aprovechar. Así un trozo de pescado al vapor, junto con una bechamel y un huevo duro pueden resultar un relleno estupendo para unas empanadillas caseras.

No es necesario hacer la masa, aunque si disponéis de tiempo también es muy buena idea.

Sea como fuere, relleno que le pongamos, siempre resultarán una plato apetecible y sano.




INGREDIENTES:

12 obleas grandes para empanadillas
300 gr. de carne picada
1 cucharada de ketchup
1 cucharadita de salsa worcestershire
1/2 cucharadita mostaza Dijon
1 ajo rallado
1 huevo cocido
1 cucharada de cebolla caramelizada
2 cucharadas de tomate frito
30 ml. de AOVE
Sal
Pimienta

Huevo batido para pintar


ELABORACIÓN:

1. En un bol, poner la carne, el ketchup, mostaza, ajo, salsa worcestershire y salpimenta. Mezclarlo todo muy bien, a mano o con ayuda de la KitchenAid (con la pala mezcladora) o cualquier otro robot que tengáis.

2. En una sartén pon aceite a fuego medio. Incorpora al mezcla de carne a pellizcos y cocina hasta que esté completamente hecha. 

3. Por último incorpora el tomate frito, la mermelada de cebolla y el huevo cocido, mezcla y deja enfriar.

4. Rellena las empanadillas con la masa fría y congela.

"Para sellar las empanadillas utiliza el huevo batido. Pega y presiona con los dientes de un tenedor."
"Para conseguir un precioso tono dorado, pinta cada empanadilla con huevo batido, y coloca en una bandeja que llevarás al congelador. Una vez congeladas puedes ponerlas en una bolsa de congelación, perfectamente etiquetada con el contenido y la fecha de elaboración."

5. Para cocinarlas, precalienta el horno a 200º, coloca las empanadillas en una bandeja de hornear sobre papel para horno y dora unos 15 min. hasta que estén doradas y crujientes.










miércoles, 16 de octubre de 2013

Pan de Miel





Al final, tras mucho pensalo y viendo el pan que comen mis hijos y las mierdas que llevan dentro, me hice con la panificadora.

La adquirí con la idea de hacer panes de molde para el bocadillo de mis hijos. Si alguna vez os habeis parado a leer los ingredientes, son de todo menos pan. 

Así que en mi linea de mejorar al alimentación familiar, me hice con ella. 

Cada programa suelen tardar tres horas y pico, pero es que hacer pan es un proceso laborioso y con la máquina adelanto mucho, sobre todo en el tema de los levados, que es quizás la parte más complicada de hacer pan, conseguir una temperatura ambien tal optima no es nada fácil.

Así que estoy encantada, voy buscando nuevas recetas, utilizando harinas panificables, y sobre todo haciendo lo posible para comer más sano.

Hay que planificarse bien para dejar hecho el pan con tiempo adecuado y lo disfrutaremos mucho. 

Las tostadas del desayuno ya no tienen nada que ver, son deliciosas. 

Os animo a probarlo.




INGREDIENTES:

150 gr. de agua
150 gr. de leche semidesnatada
2 cucharadas de aceite de girasol
3 cucharadas de miel
500 gr. de harina de trigo de fuerza o harina de espelta blanca
1 1/2 cucharaditas de sal fina
2 cucharaditas de levadura seca de panadería





ELABORACIÓN:


1. Enchufa la panificadora. Coloca las paletas amasadora y pon todos los ingredientes en el orden que indica la receta.

2. Selecciona el programa 1 si quieres un pan compacto y con corteza o el programa 2 si lo quieres esponjoso.

3. Cancela el calentamiento si no estas en invierno y los ingredientes no están muy frios.

4. Antes del último levado, procura quitar las paletas amasadora para evitar que queden huecos en el pan. 


"También puedes aprovechar este momento para darle forma al pan y colocarlo nuevamente en la cubeta, que abremos limpiado previamente con un papel de cocina untado con aceite de oliva para retirar restos de harinas."


5. Levará por ultima vez y se horneara. La maquina pitará cuando haya terminado el horneado. 

"Para sacar el pan, debes hacerlo en caliente. Ponte unos guantes de horno, dale la vuelta a la cubeta y gira las paletas inferiores (como las cuchillas de la Thermomix)."






Esta receta esta extraida del blog de Salomé, Bloc de Recetas, y que os aconsejo encarecidamente que lo visiteis si teneis vuestra panificadora aparcada o es de reciente adquisición ya que explica a la perfección el proceso de elaboración del pan en panificadora.




martes, 15 de octubre de 2013

Huevos Rellenos de Atún con Bechamel






Esta receta es una de esas recetas de toda la vida, de las abuelas, de la madres.

Los huevos con bechamel son clásicos en mi casa sobre todo entre otoño e invierno, los tomamos calentitos como entrante o como segundo plato de una crema, una sopa...

Son fáciles de hacer y los niños pueden ayudarnos.

Seguro que vosotros tenéis vuestra propia versión.

¡Cuentamela!


INGREDIENTES:

8 huevos
2 latas de atún en aceite
2 cucharadas de tomate frito 
1 ajo 


Para la Bechamel

2 cucharadas de mantequilla
1 cucharada de harina
500 ml. de leche
Sal
Pimienta
Nuez moscada


ELABORACIÓN:

1. Pon agua a hervir en una cazuela. Cuece los huevos durante aprox. 10 min. Enfría, pela y reserva.

2. Parte los huevos longuitudinalmente y extrae la yema cuajada. Reserva en una picadora.

3. Añade a la picadora el ajo, el atún y el tomate frito y pica hasta que se forme una masa muy fina

4. Llena una manga pastelera con la mezcla y rellena cada huevo con la mezcla.

5. Haz una bechamel poniendo en un cazo antiadherente la mantequilla. Cuando esté fundida, añade la harina y mezcla con unas barillas suavemente hasta que se dore. Incorpora la leche sin dejar de remover. Cocina hasta que espese.

6. Salpimenta y añade la nuez moscada. Cubre una fuente con la bechamel. Coloca cada huevo relleno sobre la bechamel. Sirve templado.






lunes, 14 de octubre de 2013

Rainbow Cake o Tarta Arcoiris (Cumpleaños Kekos 2013)







Por fin llegó Octubre.

Este mes no solo significa que nos hemos metido de lleno en pleno otoño... También significa que mi casa se llena de buenos recuerdos y regalos. 

Mis Kekos cumplen años con solo tres días de diferencia. 

Rod, el pequeño de la casa, cumple ya 5 años. Es todo un mayor, cariñoso y zalamero como el solo.

Andrea, la princesa de mi corazón cumple 7 años. Es dulce, coqueta y se parece mucho a mi.

Son mis proyectos y logros más maravillosos.

Ambos tienen una visión de la vida, desde esos ojos infantiles, que me saca sonrisas cada día. Todo gira en torno al amor, a los besos, los novios, a los miedos por que nos hagamos viejos... Etapas que han de ir superando y que uno debe ir ayudando a que se pasen, de la mejor y más sana manera posible.

Estos días son mágicos... Una quiere voluntariamente tener la obligación de hacerlos felices cada día y más en su día especial. Los días previos se llenan de nervios y emoción, e imaginan como serán sus regalos, que aunque ellos no suelen pedir grandes cosas, y que haremos de especial. Creo que lo que más valoran es la presencia de papá y mamá en estos días tan especiales.

Como salgo hacia el trabajo muy temprano y no puedo verlos hasta después del cole, los inundo de besos la noche antes al acostarse y por la mañana, en la mesa de desayuno, encuentran una nota atada con un lazo para desearles un feliz día, una llamada antes de salir hacia el cole y son los niños más felices del mundo. 

Les hago postales de felicitación especiales para ellos, con fotos suyas, y algunas palabras que provocan grandes abrazos.

Este año, estaba deseando hacer su tarta, por un año tendrían la misma tarta los dos. Blanca por fuera, aburrida y sosa, que hasta  mi marido sorprendido me dijo que si la pensaba dejar así de... blanca...

Como sucede en la vida con las personas y con muchas otras cosas, lo bonito está en el interior.

Esta es una lección para toda la vida, las cosas aparentemente más simples a veces son las más hermosas, solo hay que dar la oportunidad de querer sorprenderse a uno mismo. 

Y esto es algo que intento enseñar a mis pequeños cada día... Aunque no es fácil, disfruto intentándolo y soy feliz, cuando lo consigo :)


¡Feliz Cumple Kekos!

Además, hoy me he levantado con la noticia de haber superado ya las 200.000 visitas desde que publiqué el blog, en Diciembre de 2011, todavía no hace dos años. ¡Una magnifica noticia!

¡Gracias!






INGREDIENTES para un molde de 24 cm:

Para los bizcochos

275 gr. de mantequilla
400 gr. de azúcar
5 huevos
1 cucharadita de esencia de vainilla
600 gr. de harina
1 sobre + 1 cucharadita de levadura en polvo
310 gr. de leche

Colorantes en gel
7 bandejas de aluminio para pizza


Frosting de Queso

1 l. nata 35,1% m.g.
500 gr. queso mascarpone
160 gr. azúcar glass



ELABORACIÓN:

Elaboración en Thermomix.

Elaboración de los Bizcochos

1. Poner la mantequilla a temperatura ambiente en el vaso de la Thx y batir 1 min. a velocidad 3 1/2.

2. Incorpora el azúcar y programa 6 min. a  velocidad 3 1/2.

3. Poner velocidad 2 sin tiempo e ir añadiendo los huevos de uno en uno. Deberán estar a temperatura ambiente No echar el siguiente huevo hasta que esté completamente integrado el anterior.

"Si es necesario aumenta unos segundos la velocidad para que se integre completamente."

4. Cuando estén bien integrados los huevos echar la vainilla y mezclar unos segundos (4-5) a velocidad 4-5.

5. Echa en el vaso de la Thx la mitad de la harina, la mitad de la leche y la levadura. Mezcla a velocidad 5-7 hasta que la mezcla esté completamente integrada.

6. Añadir la otra mitad de harina y de leche y mezclar nuevamente a velocidad 5-7.

"Tanto la harina como la leche la mezclamos en dos tandas para evitar trabajar en exceso al motor de la máquina y para asegurarnos que la mezcla se hace correctamente y no quedan burbujas de harina sin mezclar con el resto de ingredientes húmedos."

7. Dividir la mezcla en siete boles y poner a precalentar el horno a 180º.

"Sale aproximadamente 2 kg de masa, con lo que dan un total de 250 gr. aprox. cada bol. Lo peso en una báscula de cocina poniendo un bol encima, regulando la bascula (restando el peso del bol) y añadiendo la mezcla hasta 250 gr."

8. Incorpora los colorantes a cada bol hasta que obtengas colores de tu agrado, cuanto más intenso más bonito quedará el interior de la tarta.

9. Pon spray de desmoldar en cada bandeja de aluminio y echar la mezcla de colores en cada bandeja.

10. Hornear de dos en dos durante 10 -12 min (según horno) a 180º grados. Desmoldar cuando estén aún templados y reservar.




Elaboración del Frosting de Queso

11. Bate con la Thx muy enérgicamente el queso mascarpone hasta que quede liso y blando. Reserva.

12. Bate la nata sin llegar a punto de nieve a velocidad 3 y medio con la mariposa puesta, incorpora el azúcar bajando la velocidad y echa cucharadas de queso sin dejar de batir. Sube la velocidad de batido hasta que esté a punto de nieve. Reserva en frio.


Montaje.

13. Sobre una bandeja de presentación pon el bizcocho del primer color del arco iris. Añade 4 bolas de crema de queso y extiende cubriendo toda la superficie.

"Utilizo un sacabolas de helado para poner la misma cantidad de crema en todas las capas."

14. Añade el siguiente color del arco iris. Vuelve a poner 4 bolas de crema de queso y extiende.

15. Repite con cada color.

El orden de los colores es:


  • Morado
  • Añil
  • Azul
  • Verde
  • Amarillo
  • Naranja 
  • Rojo


16. Cubre los laterales y la parte superior de la tarta con el resto de crema de queso, alisa y guarda en el frigorífico hasta media hora antes de servir.



Elaboración Tradicional


Elaboración de los Bizcochos

1. Poner la mantequilla a temperatura ambiente en el vaso de la KitchenAid y batir 1 min. a velocidad media.

2. Incorpora el azúcar y bate a velocidad media durante 6 min.

3. Baja la velocidad y ve añadiendo los huevos de uno en uno. Deberán estar a temperatura ambiente No echar el siguiente huevo hasta que esté completamente integrado el anterior.

"Si es necesario aumenta unos segundos la velocidad para que se integre completamente."

4. Cuando estén bien integrados los huevos echar la vainilla y mezclar unos segundos (4-5) a velocidad media.

5. Echa en el bol la mitad de la harina, la mitad de la leche y la levadura. Mezcla a velocidad media-alta hasta que la mezcla esté completamente integrada.

6. Añadir la otra mitad de harina y de leche y mezclar nuevamente a velocidad media-alta.

"Tanto la harina como la leche la mezclamos en dos tandas para evitar trabajar en exceso al motor de la máquina y para asegurarnos que la mezcla se hace correctamente y no quedan burbujas de harina sin mezclar con el resto de ingredientes húmedos."

7. Dividir la mezcla en siete boles y poner a precalentar el horno a 180º.

"Sale aproximadamente 2 kg de masa, con lo que dan un total de 250 gr. aprox. cada bol. Lo peso en una báscula de cocina poniendo un bol encima, regulando la bascula (restando el peso del bol) y añadiendo la mezcla hasta 250 gr."

8. Incorpora los colorantes a cada bol hasta que obtengas colores de tu agrado, cuanto más intenso más bonito quedará el interior de la tarta.

9. Pon spray de desmoldar en cada bandeja de aluminio y echar la mezcla de colores en cada bandeja.

10. Hornear de dos en dos durante 10 -12 min (según horno) a 180º grados. Desmoldar cuando estén aún templados y reservar.




Elaboración del Frosting de Queso

11. Bate con la KitchenAid o batidora muy enérgicamente el queso mascarpone hasta que quede liso y blando. Reserva.

12. Bate la nata sin llegar a punto de nieve e incorpora el azúcar bajando la velocidad y echa cucharadas de queso sin dejar de batir. Sube la velocidad de batido hasta que esté a punto de nieve. Reserva en frio.


Montaje.

13. Sobre una bandeja de presentación pon el bizcocho del primer color del arco iris. Añade 4 bolas de crema de queso y extiende cubriendo toda la superficie.

"Utilizo un sacabolas de helado para poner la misma cantidad de crema en todas las capas."

14. Añade el siguiente color del arco iris. Vuelve a poner 4 bolas de crema de queso y extiende.

15. Repite con cada color.

El orden de los colores es:


  • Morado
  • Añil
  • Azul
  • Verde
  • Amarillo
  • Naranja 
  • Rojo


16. Cubre los laterales y la parte superior de la tarta con el resto de crema de queso, alisa y guarda en el frigorífico hasta media hora antes de servir.





miércoles, 9 de octubre de 2013

Yogur Griego con Chocolate





Si os gusta la Stratachela, ese yogur puede que también os guste.

Se trata de un yogur griego con trocitos de chocolate (en este caso fideos) que mezclados, chocolatean el yogur y dan un gusto muy característico entre el dulce del chocolate y el ácido de yogur que a muchos nos gustan.

Hacer yogures no es complicado, os animo a que probéis.

:)



INGREDIENTES (8 yogures):

900 ml. de leche sin lactosa
1 yogur griego natural
Fideos de chocolate
2 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de leche en polvo light



ELABORACIÓN:

1. Poner todos los ingredientes (excepto los fideos de chocolate) en el bol de la KA, batidora, Thermomix o similar. Batir enérgicamente durante 1 min. hasta que se haya incorporado todos lo ingredientes. 

"Deja reposar la mezcla unos minutos hasta que desaparezca la espuma que se forma en el batido."

2. Llena cada tarro de yogur, incorpora una cucharadita de fideos de chocolate en cada vaso y ponlos destapados en la yogurtera, dejando espacio entre ellos.

"Los tarros deberán estar perfectamente limpios y secos."

"También puedes poner los fideos de chocolate en el fondo de cada vaso e incorporar encima la mezcla de yogur  con cuidado."


3. Deja reposar 8 horas en la yogurtera encendida. Terminado el tiempo, deja enfriar los tarros antes de pasarlos tapados al frigorífico.

4. Sirve frío y mezcla el yogur con el chocolate.





martes, 8 de octubre de 2013

Zebra Cake (Bizcocho Cebra)





Mira que llevo años admirando las preciosas rayas acebradas de este bizcocho, mira que es fácil de hacer, pero mira que la primera vez me salió un marmolado más que un bonito corte al más puro estilo animal print.

Eso fue hace mucho tiempo, y siempre siempre siempre me quedó esa espinita clavada.

Ahora con los niños, vuelvo a retomar retos que fracasaron, lo bueno es que ahora tengo más experiencia y me salen a la primera.

Hacer este bizcocho nos reportó una tarde divertida en la cocina. Una tarde más. Claro, hasta que la saqué del horno y la dejé enfriando sobre la rejilla,tenía unas rayas muy bonitas.

Pero lo mejor aún estaba por llegar, y es que cuando sometí al pastel a mi objetivo (ya tarde, de ahí la pobreza de la luz), y extraje el primer corte, los ojillos se les agrandaron a la vez que sus rosadas bocas formaban un O de sorpresa.

Waaaaaalaaaaaaa!

No imaginaban que cucharada a cucharada estabamos tejiendo ese pijama de cebra taaaaaan bonito.

El Ooooooh se convirtió en Ummmm con el primer bocado.

¿Qué más quereis que os diga?




INGREDIENTES:

4 huevos grandes
250 gr. de azúcar
250 ml. de leche
250 ml. de aceite de girasol
300 gr. de harina
1 cucharadita de levadura
4-5 gotas de esencia de vainilla
3 cucharadas de cacao puro en polvo


ELABORACIÓN:

"Este bizcocho tiene dos formas de ser preparado. O bien haces la masa, luego la divides en dos boles y a uno de ellos le añades el cacao en polvo o divides las cantidades a la mitad y haces cada color por separados."
"Yo he optado por separar los colores porque la primera opción no me sirvió la vez anterior que hice este pastel. Tenía más masa de un color que del otro, así que... si tienes tiempo puedes hacerlo por separado y si vas con prisa, hazlo  a la vez pero luego pesa las masas antes de añadir el cacao para que las cantidaes sean las mismas."


0. Precalentar el horno a 200º.

Masa de Vainilla

1. Pesa la mitad de la harina, con media cucharadita de levadura y tamiza. Reserva.

2. Pon dos huevos junto a 125 gr. de azúcar en un bol y batir con una batidora de mano o KA hasta que blanqueeen. Incorpora 125 ml. de aceite poco a poco sin dejar de batir. Añade esencia de vainilla. Y por último la leche. Bate 2 minutos más.

3. Añade los ingredientes secos reservados, cucharada a cucharada hasta que esté completamente integrado. Reserva la mezcla en un bol.

Masa de Chocolate

4. Pesa la mitad de la harina, el caco en polvo y media cucharadita de levadura y tamiza. Reserva.

5. Pon dos huevos junto a 125 gr. de azúcar en un bol y batir con una batidora de mano o KA hasta que blanqueeen. Incorpora 125 ml. de aceite poco a poco sin dejar de batir. Añade esencia de vainilla. Y por último la leche. Bate 2 minutos más.

6. Añade los ingredientes secos reservados, cucharada a cucharada hasta que esté completamente integrado. Reserva.

"Para que el contraste de vetas sea precioso, la crema de chocolate ha de ser de un color marrón intenso."


Montaje

7. Prepara un molde desmoldable. Pon papel encerado en la base y sella. Pulveriza spray desmoldante o en su lugar extiende una fina capa de manequilla.

8. Con ayuda de un sacabolas de helado o con dos cucharas (una para cada color), pon dos cucharadas de crema de vainilla en el centro de molde.

9. A continuación pon en el centro del molde, encima de la crema de vainilla, dos cucharadas de crema de chocolate .

Ve alternando dos cucharadas de vainilla-chocolate hasta terminar las dos preparaciones.




Golpea suavemente el molde contra la encimera para sacar las burbujas.

10. Baja la temperatura del horno a 180º y hornea durante 40-50 min. (el tiempo dependerá siempre de tu horno). Comprueba la cocción optima pinchando en el centro del bizcocho con un palito y hornea hasta que salga limpio.

"Procura no abrir el horno hasta pasados los primeros 30-35 min."










lunes, 7 de octubre de 2013

Milhojas de Calabacín y Salmón al Fourme d'Ambert





El otro día en el super compré un queso que venía en una loncha del tamaño del provolone, pero con el aspecto del queso azul.

Como no lo había probado me lo llevé para casa y fue todo un acierto.

De sabor suave y lejos del picor intenso de roquefort, resultó ser una delicia que utilicé no solo sobre tostas, sino también en la elaboración de este plato.

Casa muy bien con las verduras y el pescado.

Sin duda todo un acierto.



INGREDIENTES (para dos):

1 calabacín
1 cebolleta
200 gr. salmón ahumado
1 cucharadita de eneldo 
100 ml. de leche
100 gr. queso azul Fourme d'Ambert
Medio limón
AOVE


ELABORACIÓN:


1. Corta la cebolleta en rodajas y saca cada aro. Pocha en una sartén con aceite.

2. En un bol pon el salmón picado, el eneldo y zumo de medio limón. Añade la cebolla pochada (sin aceite) y mezcla bien. Reserva.

3. Lava y corta el calabacín en rodajas. Pocha en poco aceite hasta que estén doradas y tiernas. Reserva sobre papel absorbente.

4. Mientras pon la leche y el queso en un cazo y deja que se deshaga hasta formar una crema densa. Reserva.


Montaje:

Sobre un plato pon un aro de emplatar. 
Pon calabacín en el fondo.
Una capa de la mezcla de salmón y cebolla.
Pon otra capa de calabacín.
Otra capa nuevamente de mezcla de salmón y cebolla.
Corona con la crema de queso Forme d'Ambert.
Termina con una rodaja de calabacín.

Sirve inmediatamente acompañado de mermelada de pimientos rojos.









viernes, 4 de octubre de 2013

Yogur Griego de Fresa




Me encanta lo vintage, no se porque ahora está tan de moda, a mi me encanta. Siempre me han encantado los cacharros antiguos, las telas, los decoupage, lo viejo restaurado, las lonetas, las telas de saco, las vajillas antiguas...

Lástima no tener ya abuelas que me dieran cacharritos para el fondo de armario de mi blog, me hubiera encantado tener algunas cosas de ante... de antes de la guerra!

Como decía, me gusta lo vintage.

Tengo un cacharro que cumple con esas características. Me lo ha cedido mi y poco a poco estoy "redescubriendo" después de 30 y... muchos años ;)

Se trata de una yogurtera de color caramelo y naranja que he "heredado" de mi madre.

Me gusta hacer yogures en casa, hacer yogures naturales es fácil, lo que trato es de hacer otro tipo de yogures y en ello estoy, aprendiendo. Tenemos gracias a Isabel María, un grupo en FB de reciente creación, al que os invito a uniros. Se llama "Recetas de Yogures Caseros".

El sabor y las texturas nada tienen que ver con lo comprado y aunque este que os propongo es muy simple, prometo ir aprendiendo para poneros otros sabores más elaborados.

Invertir en una yogurtera no es caro y aunque penséis que puede ser un trasto más, puede ser un recurso necesario y genial para personas con ciertas limitaciones, ya que puedes hacer yogures sin lactosa, con otro tipo de leches (cabra, oveja, vegetales, de continuación (para bebés), etc...

No es tanto el "ahorro" si no la comodidad de disponer de un producto sano y básico adaptado a las necesidades y gusto de nuestra familia.




INGREDIENTES (8 yogures):

900 ml. de leche sin lactosa
1 yogur griego natural
3 cucharadas de nesquick de fresa
2 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de leche en polvo light



ELABORACIÓN:

1. Poner todos los ingredientes en el bol de la KA, batidora, Thermomix o similar. Batir enérgicamente durante 1 min. hasta que se haya incorporado todos lo ingredientes. 

"Deja reposar la mezcla unos minutos hasta que desaparezca la espuma que se forma en el batido."

2. Llena cada tarro de yogur y ponlo destapado en la yogurtera, dejando espacio entre ellos.

"Los tarros deberán estar perfectamente limpios y secos."

3. Deja reposar 8 horas en la yogurtera encendida. Terminado el tiempo, deja enfriar los tarros antes de pasarlos tapados al frigorífico.











jueves, 3 de octubre de 2013

Cocido Madrileño (el de mi madre Maribel de toda la vida)




Pues ya estamos en Otoño, ya empieza a hacer fresquito, a llover... ¿habrá que ir guardando definitivamente las sandalias y los vestiditos?

No se porque, pero me gusta el Otoño.

Me gusta porque me recuerda a cuando era niña. Las últimas tormentas de verano en el pueblo, estallaban con estruendo y hacían temblar los cristales de toda al casa. Me daban miedo y me gustaban a la vez. La casa permanecía en una penumbra medieval, producto de la oscuridad que caía sobre el pueblo con ese cielo negro y esos nubarrones cargados de ira y de lluvia.

Esas tormentas hacían pararse el viento, primero caiga la oscuridad y los relámpagos electrificaban el cielo recorriendo todo el horizonte, iluminando algunas estancias de la casa... 1, 2, 3... y de repente el estruendo palpitaba dentro de los oídos.

Nos estreteníamos echando cuantas a ver a cuantos km. estaba la tormenta y cada vez el rayo y el trueno estaban más cercanos el uno del otro hasta que de repente comenzaba un repiqueteo fuerte sobre las tejas de casa y sobre la uralita de la tenada, donde más se notaba y acrecentaba el ruido y caiga el diluvio universal.

Y más agua y más relámpagos y más truenos. Y la luz ausente por todas partes. Una vela encendida si era ya de noche o las persianas levantadas para que entrara un poquito de ausente claridad.

Y cuentos o no de vieja, nos tumbabamos sobre una cama con el colchón relleno de lana, que decían que allí los relámpagos no podían hacerte daño. Bajo una manta de tiras me tapaba los oídos con cada retumbar de cada trueno.

Y volvía a contar, 1, 2, 3, 4, 5... La tormenta se iba alejando y yo tomaba mi paraguas y mis botas y salia corriendo a saltar en los charcos. Aún estaba oscuro, y el olor y el calor de la tierra mojada agradaban mi paseo entre charcos y juegos.

Y todo este rollo para contar que bueno está el cocido de mi madre. Y así lo he aprendido yo y así lo haré siempre, porque no solo está bueno, y te deja contenta la panza, si no que además es capaz de evocar muchisimos recuerdos de mi infancia...



INGREDIENTES:

1/2 kg. de garbanzos Pedrosillanos o Fuentesauco
(en remojo desde la noche anterior)
2 patatas grandes
3 zanahorias
1 puerro grande
1/4 gallina
1 pie
3 huesos de jamón
2 huecos de rodilla o caña de ternera
3 trozos de espinazo salado
1 chorizo
1 trozo de morcillo
1 trozo de tocino salado
2 trozos de tocino fresco

Para el relleno

2-3 huevos
Ajo 
Perejil
Pan rallado

Fideos para la sopa


ELABORACIÓN:

1. Poner todos los ingredientes en la olla rápida al fuego, e ir incorporando agua según la vamos llenando de ingredientes.

"Personalmente me gusta "desalar" el espinazo metido en agua al noche antes, o utilizar espinazo fresco en su lugar".

"Lo primero que coloco en el fondo de la olla son los huesos, luego los tocinos y la carne (gallina, morcillo). Arriba del todo la zanahoria y la patata y en el centro los garbanzos metidos en una red."

"Los garbanzos deben estar en remojo desde la noche anterior. Hay que colocarlos dentro de una red y la red en la olla, de esta manera no se perderan en el caldo."

2. Cuando empiece a hervir, quitar la espuma que se forma con ayuda de un cucharón.

3. Cerrar la olla y cuando suba el pivote, bajar el fuego y contar 40 min. desde que sale vapor.

4. Mientras tanto se prepara el relleno. Bate los huevos y añade el ajo y perejil finamente picados. Incorpora pan rallado hasta que tenga una consistencia espesa. Fríe en aceite caliente.

"No hace falta que sea una masa moldeable, ya que agregamos la masa con una cuchara a la freidora."

5. Cuando ha terminado el tiempo de olla del cocido, separa el contenido: Por un lado las tajadas (carne), por otro los garbanzos, patata y zanahoria. Cuela el caldo con un colador de malla fina y ponlo en una olla alta. 

6. Incorpora al caldo la mitad de los rellenos y cuece junto a los fideos hasta que estén cocidos.





Cada persona toma el cocido de una manera diferente:

Primero la sopa, luego las legumbres y patata y después las tajaditas.
Primero la sopa con garbanzos patata y zanahoria y luego la carne con los rellenos.
Primero la sopa, luego los garbanzos con la patata y zanahoria, todo machacado y aliñado con aceite y vinagre y después la carne...

¿Cual es la tuya?