domingo, 12 de enero de 2014

Esponjoso de Polvorón






Después de tantas fiestas y tantas comilonas, lo más normal es que aún hayan quedado dulces que preparamos en estas fechas o que simplemente alguien amable nos regala.

En mi casa, uno de los dulces que suele quedar rodando en una bandeja en el aparador del salón, y que casi nadie suele consumir, son los polvorones.

Normalmente acabo por tirarlos porque no se que hacer con ellos. Pero en esta ocasión, se me ha ocurrido hacer unos deliciosos pastelillos y el invento parece que está siendo todo un éxito.

Aún me quedan 5 polvorones con los que se me está ocurriendo hacer otra receta que os pondré próximamente.

Mientras tanto, mis Kekos disfrutarán una semana más de los desayunos más caseros y agradables.

A esta receta la he llamado Esponjoso de Polvorón, porque han resultado ser unos pastelillos tan esponjosos casi como una nube.

Me encanta inventar platos nuevos y sobre todo, que me salgan bien a la primera.

¡Cuestión de suerte supongo!





Os aconsejo que los probéis y me comentáis, seguro que también hacen vuestras delicias.

Y ahora, vamos a por la receta.




INGREDIENTES para 12 porciones:

150 gr. de polvorones
90 gr. de miel
60 gr. de azúcar invertido 
75 gr. de AOVE suave (utilizo el AOVE Arbequina Frutado Suave D·Oliva)
2 huevos
1 cucharada de agua de azahar
1 pizca de sal




ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

0. Precalienta el horno a 180º.

1. Separar las claras de las yemas. Montar las claras a punto de nieve y reservar.

2. Mezcla en un robot, KitchenAid o a mano, la yemas junto con la miel, la pizca de sal y el azúcar invertido.

"Si no disponéis de azúcar invertido, utilizar la misma cantidad de miel, es decir 150 gr."

3. Incorpora el AOVE suave y el agua de azahar y mezcla un par de minutos más.

4. Desmiga los polvorones hasta formar un polvo suave y sin tropezones.

"Puede ser muy interesante, dejar que los polvorones se sequen antes de desmigar, aunque esto no es completamente necesario."

5. Ve añadiendo poco a poco el polvo del polvorón, de manera que quede sin grumos.

6. Por último, incorpora las claras a punto de nieve, con movimientos envolventes.

7. Prepara la bandeja de horno para magdalenas y sitúa papel rizado en cada cavidad. Llena cada moldecito casi hasta arriba y hornea durante 30 min. Saca y deja enfriar sobre una rejilla.





Elaboración en Thermomix.

0. Precalienta el horno a 180º.

1. Pon los polvorones en la Thx y pulveriza 15 segundos a velocidad 7-10. Reserva.

2. Separar las claras de las yemas. Pon la mariposa sobre las cuchillas e incorpora las claras. Monta a velocidad 3 y medio sin programar tiempo. Para cuando estén montadas y reserva.

3. Sin limpiar el vaso, pon las  yemas junto con la miel, la pizca de sal y el azúcar invertido y mezcla 50 segundos a velocidad 3-4.

"Si no disponéis de azúcar invertido, utilizar la misma cantidad de miel, es decir 150 gr."

4. Incorpora el AOVE suave y el agua de azahar y sigue batiendo a velocidad 3 durante 50 seg.

5. Ve añadiendo poco a poco el polvo del polvorón por el bocal, mientras programas 2 min, velocidad 3. Comprueba que la masa es homogénea y no tiene grumos.

6. Por último, incorpora las claras a punto de nieve,  mezcla 4 segundos a velocidad 3 y termina de integrar con movimientos envolventes.

7. Prepara la bandeja de horno para magdalenas y sitúa papel rizado en cada cavidad. Llena cada moldecito casi hasta arriba y hornea durante 30 min. Saca y deja enfriar sobre una rejilla.





Como habéis observado, este pastelito no lleva levadura, no es una magdalena, es un pastelito y con las claras a punto de nieve, es suficiente para darle una esponjosidad extraordinaria sin añadidos.

Espero que las disfrutéis.