lunes, 10 de febrero de 2014

Tarta de Queso Hundida





De sobra es conocido lo que me gustan las tartas de queso. 

Tengo ya unas cuantas en el blog. Me gustan de todas las clases, al horno, al baño maría, cuajas en la nevera...

Son tan rápidas de hacer y con unos resultados tan fantásticos, que soy capaz hasta de reinventar mis propias recetas.

Esta es sin duda una de esas ocasiones en las que cojo una de las tartas que suelo hacer, en este caso la Quesada Casi Pasiega, y le pego una vuelta de tuerca. Algún ingrediente más y variando la manera de elaborarla.

Esta es una de las tartas de queso que más éxito han tenido en casa. Ha sido un visto y no visto. Suave, esponjosa y con sabor a queso, como debe ser, buenísima.

Tenía que dejaros la receta porque es sencillamente deliciosa. El acabado es torpe, sin perfeccionalismos, un acabado rústico que esconde una textura maravillosa.

Ojala la probéis, estoy segura de que no será la única vez que hagáis esta delicia.

Avisados quedáis :)






INGREDIENTES:

3 huevos
2 quesitos
150 gr. de queso crema
250 ml de nata 35.1% m.g.
1 yogur griego
125 gr. de leche
125 gr. de azúcar
125 gr. de harina
1 pizca de sal


ELABORACIÓN:


Elaboración Tradicional

0. Precalentar el horno a 180º.

1. Engrasar un molde desmoldable y poner en la base una hoja de papel parafinado.

2. Separa las claras de las yemas, reserva las yemas y añade las claras al  bol de la KitchenAid, robot o en un bol. Monta con las barillas a punto de nieve. Reserva en un bol aparte.

3. Aclara y seca bol de tu robot. Añade la nata y bate a alta hasta que quede semimontada. Reserva aparte.

"No es necesario que quede montada la nata del todo, con que esté semimontada y aportemos aire a la mezcla con el resto de ingredientes será suficiente."


4. Sin lavar el bol, pon el resto de ingredientes, las yemas, los quesitos, el queso crema, el yogur, la leche, el azúcar, la harina y la pizca de sal, y bate durante 2 minutos a velocidad media al principio y ve subiendo.

5. Añade esta mezcla perfectamente homogénea al bol de las claras montadas a punto de nieve reservadas. Mezcla suavemente y con movimientos envolventes de abajo arriba, con ayuda de una espátula.

6. Cuando estén las claras completamente integradas, haz lo mismo con la nata, mezcla muy suavemente con movimientos envolventes.

7. Verter la mezcla en el molde preparado y lleva al horno durante 35-40  min. dependiendo del horno o hasta que la aguja salga limpia.

"Verás que el bizcocho sube muchísimo, hasta el mismo borde del molde. Deja durante 10 min. en el horno apagado y con la puerta entreabierta y después saca y enfría sobre una rejilla. La tarta de queso se hundirá y quebrará dando un aspecto rústico."





Elaboración en Thermomix

0. Precalentar el horno a 180º.

1. Engrasar un molde desmoldable y poner en la base una hoja de papel parafinado.

2. Pon en el vaso de la Thermomix la mariposa. Separa las claras de las yemas, reserva las yemas y añade las claras al vaso. Monta a punto de nieve sin programar tiempo a velocidad 3 y medio. Reserva en un bol aparte.

3. Aclara y seca el vaso. Pon la mariposa sobre las cuchillas, añade la nata y sin programar tiempo bate a velocidad 3 y medio hasta que quede semimontada. Reserva aparte.

"No es necesario que quede montada la nata del todo, con que esté semimontado y aportemos aire a la mezcla con el resto de ingredientes será suficiente."


4. Sin lavar el vaso, pon el resto de ingredientes, las yemas, los quesitos, el queso crema, el yogur, la leche, el azúcar, la harina y la pizca de sal, y bate durante 2 minutos a velocidad progresiva 5 - 7.

5. Añade esta mezcla perfectamente homogénea al bol de las claras montadas a punto de nieve reservadas. Mezcla suavemente y con movimientos envolventes de abajo arriba, con ayuda de una espátula.

6. Cuando estén las claras completamente integradas, haz lo mismo con la nata, mezcla muy suavemente con movimientos envolventes.

7. Verter la mezcla en el molde preparado y llevalo al horno durante 35 min. dependiendo del horno o hasta que la aguja salga limpia.

"Verás que el bizcocho sube muchisimo, hasta el mismo borde del molde. Deja durante 10 min. en el horno apagado y con la puerta entreabierta y después saca y enfría sobre una rejilla. La tarta de queso se hundirá y quebrará dando un aspecto rústico."