sábado, 29 de marzo de 2014

Bizcocho de Avena con Pepitas de Chocolate






Ya sabéis que el bizcocho de galletas de chocolate fue un éxito rotundo en casa, Después de unas semanas sin prepararles nada para los desayunos de diario, y ante la insistencia de: - "Mamá por favor, por favor, haznos el bizcocho de galletas...". No podía decir que no, salvo por el pequeño e insignificante detalle, de no tener en la alacena ni un paquete de galletas de chocolate.

En estos caso es cuando mi ingenio se agudiza, abro todos los armarios de al cocina a ver que hay y doy con los ingredientes precisos para hacer un nuevo bizcocho digno de ampliar mi bastante extenso recetario.

No dejéis pasar la oportunidad de hacerlo, porqué está muy rico, es sano y además tiene una textura muy curiosa con la avena, parece que estás comiendo un dulce, pero integral, más sano, menos pecaminoso ;)

Como podéis apreciar en las fotos, la textura no se ve esponjosa. El motivo es que olvidé darle vidilla con levadura, se me olvidó completamente. Sin embargo, el bizcocho nos gustó precisamente por la textura y por la densidad que tenía. Así que creo que omitiremos añadir levadura. 

Eso si, en tu casa, decides tu :)

Veamos que necesitamos para este bizcocho.



INGREDIENTES:

500 gr. de galletas digestive de avena
180 gr. de azúcar
60 gr. de turrón de chocolate crujiente
1 naranja pelada
200 gr. de leche
100 ml.  de AOVE D·Oliva Arbequina Suave
3 huevos
1 sobre de levadura Royal
100 gr. pepitas de chocolate
Azúcar glass para decorar


ELABORACIÓN:

Elaboración en Thermomix.

0. Precalienta el horno a 170º.

1. Pon las galletas en la Thermomix y pulveriza a velocidad 10 durante 30 segundos. Reserva aparte.

2. Sin limpiar el vaso, pon el azúcar y el turrón y pulveriza programando 15 segundos a velocidad 10.

3. Baja los restos de las paredes hacia el interior de las cuchillas. Añade la naranja pelada y pica a velocidad 10 durante 5 segundos, hasta que se deshaga. Baja los restos.

4.. Incorpora la leche, el aceite y los huevos.  Mezcla 20 segundos a velocidad 6.

4. Mezcla las galletas pulverizadas junto con la levadura y agrega al vaso. Mezcla a velocidad 4 durante un minuto, observa por el bocal que se ha mezclado perfectamente.

5. Terminado el tiempo, añade las pepitas de chocolate por el bocal y bate a velocidad 4 durante 15 segundos hasta que veas que las pepitas se han distribuido bien por la masa.

6. Engrasa un molde con mantequilla y espolvorea de harina, o bien utiliza un spray desmoldante. Pon la mezcla dentro del molde y hornea durante 45 min.

"Prefiero utilizar un molde tipo corona, con agujero en el centro para que la cocción se realice por igual en todo el bollo, pero puedes utilizar cualquier molde. Comprueba con una aguja que la cocción se ha efectuado correctamente, pinchando en el centro de tu bizcocho. Lo estará cuando salga limpia."
"Ojo con los tiempos de horneado, ya sabéis que cada horno es un mundo, el mio es bastante lento." 

7. Deja enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, puedes espolvorear con azúcar glass por encima.






Elaboración Tradicional.

0. Precalienta el horno a 170º.

1. Introduce galletas de poco a poco en una bolsa y golpea con un rodillo o similar hasta que se hagan polvo. Repite la operación con el resto de galletas y reserva en un bol.

"Si dispones de una batidora con accesorio picador, puedes pulverizar más fácilmente utilizándolo, a menos que quieras desahogarte golpeando las galletas."

2. Haz azúcar glass con la picadora o utiliza azúcar glass comercializado. Pica también el turrón de chocolate crujiente.

3. Ponlo en un bol, junto con la leche, los huevos y el aceite y mezcla durante unos minutos hasta obtener una masa líquida homogénea.

4. Con una picadora pica la naranja pelada y añade el puré al bol de la masa e integra muy bien.

5. Mezcla las galletas pulverizadas junto con la levadura y agrega poco a poco al bol de los líquidos. Mezcla hasta obtener una masa sin grumos.

6. Añade las pepitas de chocolate y sigue mezclando con una espátula hasta que se hayan distribuido por toda la amasa.

7. Engrasa un molde con mantequilla y espolvorea de harina, o bien utiliza un spray desmoldante. Pon la mezcla dentro del moldo y hornea durante 45 min.

"Prefiero utilizar un molde tipo corona, con agujero en el centro para que la cocción se realice por igual en todo el bollo, pero puedes utilizar cualquier molde. Comprueba con una aguja que la cocción se ha efectuado correctamente, pinchando en el centro de tu bizcocho. Lo estará cuando salga limpia."
"Ojo con los tiempos de horneado, ya sabéis que cada horno es un mundo, el mio es bastante lento."  

8. Deja enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, puedes espolvorear con azúcar glass por encima.







Elaboración en KitchenAid.

0. Precalienta el horno a 170º.

1. Introduce galletas de poco a poco en una bolsa y golpea con un rodillo o similar hasta que se hagan polvo. Repite la operación con el resto de galletas y reserva en un bol.

"Si dispones de una batidora con accesorio picador, puedes pulverizar más fácilmente utilizándolo, a menos que quieras desahogarte golpeando las galletas."

2. Haz azúcar glass con la picadora o utiliza azúcar glass comercializado. Pica también el turrón de chocolate crujiente.

3. Ponlo en un el bol de la KitchenAid, junto con la leche, los huevos y el aceite y mezcla con la pala mezcladora,  durante unos minutos hasta obtener una masa líquida homogenea.

4. Con una picadora pica la naranja pelada y añade el puré al bol de la masa e integra muy bien.

5. Mezcla las galletas pulverizadas junto con la levadura y agrega poco a poco con una cuchara, con la KitchenAid a baja velocidad. Mezcla hasta obtener una masa sin grumos.

6. Añade las pepitas de chocolate y sigue mezclando con una espátula hasta que se hayan distribuido por toda la amasa.

7. Engrasa un molde con mantequilla y espolvorea de harina, o bien utiliza un spray desmoldante. Pon la mezcla dentro del moldo y hornea durante 25-30 min.

"Prefiero utilizar un molde tipo corona, con agujero en el centro para que la cocción se realice por igual en todo el bollo, pero puedes utilizar cualquier molde. Comprueba con una aguja que la cocción se ha efectuado correctamente, pinchando en el centro de tu bizcocho. Lo estará cuando salga limpia."
"Ojo con los tiempos de horneado, ya sabéis que cada horno es un mundo, el mio es bastante lento."   

8. Deja enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, puedes espolvorear con azúcar glass por encima.