miércoles, 12 de marzo de 2014

Carrot Cake - Pastel de Zanahoria para mi Cumpleaños





Ayer 11 de marzo fue un día fantástico. Aunque para muchos es un día triste, yo tengo que celebrar ese día, y eso que estuve algunos años de duelo sin celebrarlo, pero yo nací tal día como ayer, y para mi familia es motivo de alegría y de celebración.

Lo de ayer se me va a quedar guardado para siempre en la memoria.

Mira que empezó mal el día... A las seis y poco me caía por las escaleras de casa. Wow que dolor! Y con tres contratiempos más antes de que tocarán las 9 de la mañana, se me pasó por la cabeza que no iba a ser un buen día.

Teniendo en cuenta que los años anteriores estaba enferma el día de mi cumpleaños... dos gripes y un accidente de coche... el que este año fuera un día de los de salirle a una todo mal, lo tenía casi como algo inevitable y normalizado.

Pero el día fue mejorando por momentos. ¡Vaya si lo hizo! Invité a mis compañeros de la oficina a trufas y a tarta guinness, pasamos un buen rato, plato y tenedor en mano.

A mediodía había quedado con mis padres y creadores para comer. Mi madre, que es la caña de España, me había preparado ensaladilla rusa, almejas marinera y secreto ibérico para comer... Que gotxa me puse. Además mirar si es detallista que me puso "Feliz día" en la ensaladilla con pimientos rojos. Y a falta de tarta le pusimos las velas y soplé :)

Me tenían preparado un regalo que llevo en mi muñeca y con el cual me hicieron derramar lágrimas de orgullo y alegría, porque me quieren muchísimo y no estoy con ellos todo lo que me gustaría. Estoy feliz de haber crecido junto a ellos y de tener estos padres tan fantásticos que tengo y no otros. No los cambiaría por nadie ni por nada del mundo.

La visita a mis padres fue breve pero intensa.

Aunque fue uno de los momentos más emotivos del día, aun quedaban algunos más.

Tras recoger a mis retoños del cole, recibir felicitaciones de conocidos, amigos y compañeros de mis hijos, nos fuimos a casa.

Me hicieron sentar en uno de los sofás del salón. Esperé riendo con los ojos cerrados tras mis propias manos. Y al abrir tenía frente a mi un precioso ramo de flores, que ellos mismos habían salido a buscar por la mañana antes de ir al cole, y que habían atado con una cinta de color rosa. Eso si que no me lo esperaba y me sentí engordar por momentos, de orgullo por tener los hijos que tengo y la sonrisa que ya traía todo el día dibujada en la cara (a pesar del dolor creciente por la caída), se hacía más y más grande.





Flores y dibujos varios fueron los detalles que tuvieron conmigo. 

Una deliciosa cena, unas trufas y tarta dieron paso a la celebración del cumple. Velas, un deseo, muchas fotos y la compañía de mis tres adorables tesoros que me colmaron de besos y atenciones. Que mejor manera de acabar un día especial que rodeada de quienes más quiero y quienes más me quiere. De por quienes vivo, lloro, río, duermo y me levanto cada día. Mientras mis tres cielos estén aquí todo lo demás es accesorio.

Ayer fue un día fantástico, maravilloso, me sentí muy querida y arropada, en persona, en el FB, a través de sms y whasap fueron incontables las personas, amigos, familia y gente estupenda que dedicaron unos minutos a desearme un feliz día en mi 35 cumpleaños. Gracias todos vosotros por contribuir aún más a que este día haya sido de los mejores que recuerdo.

Para culminar la cena, les hice a mis tres invitados una Carrot Cake que estaba francamente deliciosa, cuya receta os detallo a continuación:




INGREDIENTES:


140 gr. de harina
medio sobre de levadura royal
1 cucharadita de canela
2 huevos
110 gr. de azúcar
120 gr. de mantequilla
150 gr. de zanahorias
150 gr. de manzana
2 cucharadas de almendras molidas
5 - 6 clavos molidos

Para el Frosting de Queso

300 ml de nata para montar
350 gr. de queso fresco batido / queso crema / mascarpone...
125 gr. de azúcar glass

Zanahorias de fondant y almendras laminadas para decorar



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

1. Precalentar el horno a 160º.

2. En un bol tamizar la harina con la canela y la levadura. Reservar.

3. En otro bol, rallar la zanahoria y la manzana con un rallador fino y reserva.

4. En el bol de la KitchenAid, poner los huevos junto con el azúcar y el aceite. Batimos con la pala mezcladora durante un par de minutos a velocidad media.

5. Añadir la harina con la máquina parada y volver a mezclar hasta que esté bien integrada con el el resto de ingredientes.

6. Echar en el bol mezclador la manzana, la zanahoria rallada, el clavo molido y la almendra. Mezclar nuevamente hasta su completa integración.

7. Prepara un molde de 20 cm de diámetro, con una hoja de papel parafinado en el fondo, enmantequilla y vuelca la masa en él.

"Yo utilizo un spray desmoldante, que pulverizo sobre el fondo empapelado y sobre los laterales del molde."

8. Meter al horno durante 40 minutos.

"El tiempo de cocción, como siempre, va a variar dependiendo de los hornos. Ir comprobando cuando hayan subido, pinchando con una aguja y sacar del horno cuando ésta salga completamente limpia."

9. Saca a una rejilla y dejar enfriar.



Elaboración del Frosting de Queso:

10. Poner la nata en el bol de la Kitchen Aid y se monta con las barillas a velocidad progresiva. Reservar-

11. Pon el queso en el bol, junto con el azúcar y el azúcar. Bate con la pala mezcladora durante unos minutos. Volcar la nata reservada y mezcla con ayuda de una espátula realizando movimientos envolventes.


"Una vez fria la tarta, la partimos horizontalmente por la mitad. Rellenamos con el frosting y de queso y cubrimos los laterales."
"Yo la he decorado con zanahorias que he realizado en fondant y con almendra laminada."









Elaboración en Thermomix: 


1. Precalentar el horno a 160º.

2. En el vaso de la thx pon la harina con la canela y la levadura, programa 10 segundos velocidad 10. Reservar.

3. Rallar la zanahoria y la manzana y reservar.

"Podrías pulverizar la fruta en la Txh pero quedaría como un puré y la gracia está en que haya trocitos de estos dos ingredientes. Yo lo rallo a mano con un rallador fino."

4. En el vaso de la Thx pon los huevos junto con el azúcar y la mantequilla. Batimos 1 min. a velocidad 4.

5. Añadir la harina reservada y mezcla programando 30 segundos, velocidad 6.

6. Agrega la manzana, la zanahoria rallada, el clavo molido y la almendra. Mezclar nuevamente hasta su completa integración, durante 15 segundos a velocidad 6.

7. Prepara un molde de 20 cm de diámetro, con una hoja de papel parafinado en el fondo, enmantequillalo y vuelca la masa en el.

"Yo utilizo un spray desmoldante, que pulverizo sobre el fondo empapelado y sobre los laterales del molde."

8. Meter al horno durante 40 minutos.

"El tiempo de cocción, como siempre, va a variar dependiendo de los hornos. Ir comprobando cuando hayan subido, pinchando con una aguja y sacar del horno cuando ésta salga completamente limpia."

9. Saca a una rejilla y dejar enfriar.



Elaboración del Frosting de Queso:

1. Poner la nata en la Thx con la mariposa puesta. Bate sin programar tiempo a velocidad 3 y 1/2 hasta que cambie de sonido y esté bien montada. Reserva.

2. Pon el queso en el bol, junto con el azúcar y el azúcar. Bate con la mariposa puesta durante 30 segundos a velocidad 4. Vuelca en el bol de la nata reservada y mezcla con ayuda de una espátula realizando movimientos envolventes.


"Una vez fria la tarta, la partimos horizontalmente por la mitad. Rellenamos con el frosting y de queso y cubrimos los laterales."
"Yo la he decorado con zanahorias que he realizado en fondant y con almendra laminada."