lunes, 7 de abril de 2014

Tarta Cremosa de Manzana






Esta receta tiene uno de los sabores que más me traslada a momentos más alejados en el tiempo. Pienso que muchas veces nos complicamos demasiado, en general. 

Nos complicamos en criar a nuestros hijos, en nuestras relaciones personales, en los trabajos, hasta nos complicamos con nosotros mismos.

Si no eres una persona sana de mente, que le gusta lo que hace, que disfruta de lo que tiene, que sabe ser feliz en cada momento, sin hacer daño a los demás, solo con sus cosas, su familia y sus seres queridos, sus cosas simples y banales. Si disfrutas de un mensaje con un "¿que tal, como estas nena, a por el lunes." Si aprecias que los silencios y las miradas que nadie más ve ni entiende, dicen más de amor que mil y una palabras, si te llenas de orgullo con cada beso y cada abrazo, con cada dibujo y cada logro de tus pequeños, si disfrutas preparando una cena entre cuatro y la terminas con risas, abrazos y besos de buenas noches. Si te sientas al final del día en el sofá, junto a tu persona y sientes ese mágico silencio, y disfrutas y saboreas esa forma de cogerte y de acariciarte durante largo rato.

Si eres una persona así, eres feliz. Porque la felicidad está en cada uno de nosotros. La felicidad no te la dan los demás. No esperes que alguien te haga feliz. Tu eres quien te haces feliz disfrutando de cada cosa, valorando cada persona, cada momento, sin lamentos, sin quejas, sin añorar lo que no posees.

Quien disfruta de las pequeñas cosas simples tiene la llave de la felicidad.

Y todo esto para expresar que lo sencillo casi siempre es lo mejor, lo más agradable y lo más mágico.

Que un bocado tan fácil como esta tarta que os dejo, es disfrutable al 100% sin mayores complicaciones. Sencillo y delicioso.



Ingredientes:

1 base de hojaldre refrigerada
2 manzanas (preferible reinetas)
Mermelada de albaricoque
1 cucharada de agua


Para la crema pastelera
100 grs. de azúcar
La piel de un limón
El zumo de un limón
500 grs. de leche
3 huevos
50 grs de maicena
50 grs. de coñac o ron (opcional)


Elaboración:


Elaboración en Tradicional:

1. Precalienta el horno a 180º.

2. Prepara un molde antiadherente y con la base desmoldable. Corta un círculo de hojaldre de la medida del molde y cubre el fondo con la lámina de hojaldre. Apretar la base y dejar los bordes levantados.

3. Pinchar el hojaldre y cubrir con garbanzos. Hornear durante 10-15 min. o hasta que la masa esté ligeramente dorada.

4. Mientras tanto, preparamos las manzanas, las pelamos, les quitamos el corazón y la cortamos en gajos. Echamos un poquito de zumo de limón por encima para evitar la oxidación y reservamos tapadas.

5. Para hacer la crema pastelera, prepara un cazo sin poner aun al fuego y mezcla los huevos, el azúcar y la maicena con ayuda de unas barillas. 

6. Añade el zumo de limón y la leche poco a poco sin parar de remover. Lleva el cazo a fuego suave y cocina hasta que espeso, siempre sin parar de remover. 

7. Añadir el ron y mezclar durante unos minutos más.


"Si no vas a añadir licores, obvia este paso."

8. Saca la masa de hojaldre prehorneada y extiende la crema pastelera sobre la tartaleta de hojaldre. Disponer los gajos de manzana reservados, pinta con la mermelada de albaricoque diluida en una cucharada de agua y vuelve a meter en el horno unos 20 minutos. Teniendo cuidado de que el hojaldre no se queme.

9. Por último, gratina durante un par de minutos para que tome ese precioso tono dorado.

10. Dejar enfriar sobre una rejilla si se desea o consumir templada.






Elaboración en Thermomix:

1. Precalentar el horno a 180º.

2. Preparar un molde antiadherente y con la base desmoldable. Corta un círculo de hojaldre de la medída del molde y cubre el fondo con la lámina de hojaldre. Apretar la base y dejar los bordes levantados.

3. Pinchar el hojaldre y cubrir con garbanzos. Hornear durante 10-15 min. o hasta que la masa esté ligeramente dorada.

4. Mientras tanto, preparamos las manzanas, las pelamos, les quitamos el corazón y la cortamos en gajos. Echamos un poquito de zumo de limón por encima para evitar la oxidación y reservamos tapadas.

5. Para hacer la crema pastelera ponemos todos sus ingredientes en el vaso de la thermomix menos el coñac o ron y el limón.

6. Mezclar 10 segundos a velocidad 3 1/2. Incorporamos la piel de limón y programar temperatura 90º durante 9 minutos y velocidad 2.

7. Añadir el ron y mezclar durante 2 minutos a velocidad 2.


"Si no vas a añadir licores, obvia este paso."

8. Sacar la masa de hojaldre prehorneada y poner la mezcla sobre la tartaleta de hojaldre. Disponer los gajos de manzana reservados, pinta con la mermelada de albaricoque diluida en una cucharada de agua y volver a meter en el horno unos 20 minutos. Teniendo cuidado de que el hojaldre no se queme.

9. Por último, gratina durante un par de minutos para que tome ese precioso tono dorado.

10. Dejar enfriar sobre una rejilla si se desea o consumir templada.