miércoles, 2 de abril de 2014

Torrijas de Leche Tradicionales de Semana Santa






Aquí os dejo mi receta más tradicional, la que me enseñó mi madre y la que suelo hacer cada año (siempre que no tengamos restricciones de grasas), y la que sin duda más me transporta a mi niñez, cuando en casa daba un mordisco a aquellas torrijas que hacía mi madre y se me escurría la leche entre las comisuras de los labios.

Tan cuajadas de leche, tan cremosas y tan deliciosas como solo una madre puede hacer las torrijas.

Y es que la repostería tradicional está últimamente reñida con las gastronomía actual, y sin embargo yo, me empeño en recuperar sabor de antes, como si no hubiera nada más delicioso que los sabores de nuestra infancia.

Aunque no es el caso de las torrijas, que se siguen elaborando cada año en cada hogar del país.

¿Has empezado tu ya con estas delicias? ¿O prefieres esperar a Semana Santa para ponerte a ello?

A mi sin duda estas cosas sacadas de temporada me dan un aporte de disfrute especial.



INGREDIENTES (8-10 torrijas)

500 ml. de leche
2 cucharadas de azúcar
1 palito de canela
1 vaina de vainilla
La piel de un limón
8 -10 rebanadas de pan del día anterior

2 huevos
Aceite de girasol para freír

Azúcar para espolvorear 
Canela (opcional)


"Yo he utilizado medio litro de leche porque he hecho tres tipos de torrijas hoy, pero si quieres hacer más cantidad solo tienes que duplicar todos los ingredientes."



ELABORACIÓN:

0. Prepara una sartén con aceite de girasol y mantén a fuego medio bajo.

1. Pon la leche con el azúcar, la vainilla, canela y la piel de limón en un cazo y lleva a ebullición lentamente.

2. Una vez infusionada la leche vierte el líquido en una fuente amplia y un poco onda.

3. Moja las rebanadas de pan en la leche bien caliente hasta que estén muy blandas.

4. Pasa las rebanadas de una en una por huevo, con mucho cuidado de que no se rompan y a continuación añade a la sartén caliente. Da la vuelta a cada una para que se doren por igual.

5. Saca cada torrija de leche a un plato con papel de cocina y deja que absorba el exceso de aceite durante un par de minutos.

6. Reboza en azúcar y reserva en una fuente.

"Si te gusta la canela, puedes hacer una mezcla de azúcar y canela y espolvorear cada torrija en ella."
"Cuando el aceite ha frito una o dos tandas de torrijas es más que recomendable cambiarlo por uno nuevo, de esa manera no se ensucian las torrijas y no resulta perjudicial para nosotros."