lunes, 30 de junio de 2014

Focaccia de Tomillo y Gorgonzola






Este mes la receta más votada ha sido esta focaccia de sal y romero.

Yo ya he hecho focaccias en ocasiones previas, y se que salen unas focaccias enormes para alimentar a medio barrio, así que en esta ocasión, hice la mitad de la receta y obtuve dos panes con unas dimensiones más acordes a mi familia.






Le he dado una vuelta a la receta y la he versionado a mi gusto. A falta de pan...

Aquí tenéis, espero que la disfrutéis mucho.




INGREDIENTES:

250 gr. de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
3.5 gr. de levadura seca de panadería
40 ml. aceite de oliva virgen extra
75-100 ml. agua caliente
Ramitas de tomillo fresco
Queso gorgonzola
Sal en escamas con pétalos de rosa



ELABORACIÓN:

1. Enharinar una bandeja de hornear plana y grande.

2. Poner la harina en un bol grande, añadir la sal y la levadura. A continuación agrega el aceite de oliva y un poco de agua caliente.

"Debe quedar una masa suave y difícil de amasar. Cuanto más cantidad de agua añadas, más esponjosa va a quedar, aunque será más difícil de manejar. Hay que amasar durante largo rato. Puedes hacerlo a mano o como yo, ayudándome con mi KitchenAid. No añadas bajo ningún concepto más harina, trabaja la masa hasta que se haga más manejable."

3. Amasar la masa unos 10 minutos a mano, sobre una superficie enharinada, o 5 minutos si se utiliza una batidora con la espátula amasadora. Al tirar de la masa tiene que quedar elástica

"Para comprobar si está lista, hacer una bola con la masa y, utilizando un dedo enharinado, hacer una hoyo en un lado (no más de ¾ cm.). Si el hueco desaparece volviendo la masa a su sitio, entonces está lista para dar forma. Si el hoyo permanece, hay que seguir amasando unos minutos más."

4. Dar forma oval a la masa y colocarla en la bandeja de hornear. Aplastarla para que quede de unos 30 cm. de largo por 20 cm. de ancho. Cubre con un trapo de cocina limpio o una tela, pero que quede suelto, asegurándonos de que esté bien cerrado y no entre aire.

"Hice dos porciones con la masa y preparé dos focaccias pequeñas en lugar de una grande."

5. Precalentar el horno a 200º.

6. Dejar la masa en un lugar caliente sobre una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño. Con un dedo enharinado, marcar agujeros en la superficie a intervalos regulares, como de unos 4 cm de separación en varias filas, apretando hasta el fondo. Cortar ramitas de de tomillo fresco, y colocarlas en los agujeros. Añade trocitos cortados con los dedos de queso gorgonzola y sazona con sal sobre la masa.

7. Colocar en la parte de arriba del horno y hornea unos 20-30 minutos, o hasta que el pan esté bien subido, con un tono marrón-dorado suave, y suene hueco al golpearlo por debajo.

8. Retirar del horno, pulverizar con el aceite de oliva restante, y dejar enfriar en la bandeja de hornear.






El resto de participantes del reto de este mes, tienen sus recetas disponibles en sus blogs, o dudéis y pasad a ver sus propuestas: