viernes, 31 de enero de 2014

Tarta de Peras, Almendras y Amaretto




El reto de este primer mes del año 2014 de nuestra amiga Lorraine Pascale más votado por las participantes ha sido la Tarta de Peras, Almendras y Amaretto.

Ya hacía tiempo que le tenía ganas a esta delicia, porque las fotos de Lorraine son una pasada y es de esas preparaciones que te entra por los ojos.






Así que a pesar del mes de enero, con gripe incluida, tras reponerme y volver al trabajo, la misma tarde de este lunes pasado me puse con mis ayudantes de laboratorio, mis mini Kekos, a preparar la tarta.

La masa quebrada ha sido obra de Rod y Andrea, ambos, pasaron al lavabo a limpiarse escrupulosamente las manos y se ciñeron sus delantales en la cintura, poniéndose de inmediata manos a la masa. Me consta que lo pasaron bien, con el peligro de quedarnos sin masa, ya que iban arrebatando pedacitos chocolateados, cada ratito.

Amasaron, estiraron y con los excesos hornearon 6 o siete minigalletitas. :)





La crema de almendras es deliciosa, a mi me encanta, recuerda a la tarta de Santiago y lleva muy muy poquita harina, el toque que le da el Amaretto es también sensacional.

La verdad es que es una tarta muy distinta a lo que en casa estamos acostumbrados, el interior cremoso con la suavidad de la pera bien horneada, blanda y suave es una mezcla y un contraste de texturas realmente deliciosa.

Aquí vamos con la receta...



INGREDIENTES:

Para la masa Quebrada
130 gr. de harina
20 gr. de cacao puro en polvo
75 gr. mantequilla en dados
1 huevo mediano
50 gr. azúcar glass
1 pizca de sal

Para la Crema de Almendras
100 gr. de mantequilla blanda
60 gr. de azúcar
40 gr. de azúcar moreno
40 gr. de harina (3 cucharadas rasas)
100 gr. de almendras molidas
1 huevo
1 cucharada de licor de Amaretto

3 peras que no estén duras

Para la Crema de Queso y Jengibre
100 gr. de queso cremoso
1 yogur natural
1 cucharada de azúcar glass
1 vaina de vainilla
Jengibre en polvo






ELABORACIÓN

Elaboración Tradicional

Elaborar la Masa Quebrada

1. En un bol, pon la harina, el cacao y la mantequilla, mezcla con las manos hasta obtener una masa quebradiza.

2. Añade el huevo, el azúcar y la pizca de sal y mezcla durante un rato hasta que obtengas una masa homogéna como para hacer galletas.

"Si observas que la masa es blanda, puedes añadir más harina, vas viendo a ojo, ya que influye mucho el tamaño del huevo empleado, que en mi caso fue xl y tuve que añadir bastante harina. Lo ves fácilmente, la masa deber ser fácilmente amasable y no quedarte pegada en las manos."

3. Toma un molde rizado apto para horno, pon papel parafinado en la base y reserva. Extiende la masa quebrada sobre una superficie ligeramente enharinada, con un grosor aproximado de medio cm. Traslada la masa extendida al molde.

"Yo enrollo la masa sobre el rodillo de amasar, acerco el molde, desenrollo la masa sobre el molde y corto los excesos con ayuda de un cuchillo."

4. Por último, acoplamos al masa al molde, realizando con cuidado las ondulaciones y llevamos a la nevera mientras preparamos el resto.


Elaboración de la Crema de Almendra y Amaretto.

5. Con ayuda de un robot de cocina Kitchen Aid, o con unas barillas de manera manual, mezcla el azúcar con la mantequilla hasta que se disuelva. A continuación añade las almendras molidas y la harina. Mezcla hasta integrar.

6. Añade el huevo y el amaretto y mezcla hasta obtener una crema densa. Reserva.

7. Precalienta el horno a 180º. Pela las peras, parte por la mitad y descorazona. Práctica unos cortes inclinados sobre la superficie de la media pera, desde la parte más estrecha a la más ancha, dejando cada lámina unida por la parte superior de la pera.

"Es muy importante utilizar peras que ya estén blanditas para que en el horno queden suaves y jugosas."


8. Saca la masa quebrada del frigorífico y vuelca la crema de almendras y amaretto sobre ella. Extiende con cuidado ayudándote con una cucharilla o espátula pequeña. Coloca las peras como más te guste.

"Aquí es el momento de comprobar la altura de la tarta, conviene que la galleta llegue hasta donde llega la crema, así que si te has pasado coge un cuchillo afilado y ve cortando los bordes sobrantes."

9. Hornea durante 45 minutos, hasta que el relleno esté dorado.

10. Deja enfriar y decora con hojas de menta y azúcar glass. Sirve acompañado por la crema de queso y jengibre.


Elaboración de la Crema de Queso y Jengibre

11. Mezcla todos los ingredientes excepto la vaina de vainilla, muy muy bien enérgicamente hasta que quede una crema suave sin grumos. Vuelca a un bol de servir. Saca las semillas de la vaina y mezcla con la crema de queso.






Elaboración en Thermomix

Elaborar la Masa Quebrada

1. En un vaso de la Thx, pon la harina, el cacao y la mantequilla, mezcla 15 segundos a velocidad 3-4.

2. Añade el huevo, el azúcar y la pizca de sal y mezcla durante 30 segundos a velocidad 4 hasta que obtengas una masa homogéna como para hacer galletas.

3. Toma un molde rizado apto para horno, ponle papel parafinado en la base y reserva. Extiende la masa quebrada sobre una superficie ligeramente enharinada, con un grosor aproximado de medio cm. Traslada la masa extendida al molde.

"Yo enrollo la masa sobre el rodillo de amasar, acerco el molde, desenrollo la masa sobre el molde y corto los excesos con ayuda de un cuchillo."

4. Por último, acoplamos al masa al molde, realizando con cuidado las ondulaciones y llevamos a la nevera mientras preparamos el resto.


Elaboración de la Crema de Almendra y Amaretto.

5. Mezcla el azúcar con la mantequilla durante 30 segundos a velocidad 3. A continuación añade las almendras molidas y la harina. Mezcla hasta integrar, aprox. 15 segundos a velocidad 3.

6. Añade el huevo y el amaretto y mezcla 50 segundos a velocidad 4 hasta obtener una crema densa. Reserva.

"Si observas que la masa es blanda, puedes añadir más harina, vas viendo a ojo, ya que influye mucho el tamaño del huevo empleado, que en mi caso fue xl y tuve que añadir bastante harina. Lo ves facilmente, la masa deber ser fácilmente amasable y no quedarte pegada en las manos."


7. Precalienta el horno a 180º. Pela las peras, pártelas por la mitad y descorazonalas. Práctica unos cortes inclinados sobre la superficie de la media pera, desde la parte más estrecha a la más ancha, dejando cada lámina unida por la parte superior de la pera.

"Es muy importante utilizar peras que ya estén blanditas para que en el horno queden suaves y jugosas."


8. Saca la masa quebrada del frigorífico y vuelca la crema de almendras y amaretto sobre ella. Extiende con cuidado ayudandote con una cucharilla o espátula pequeña. Coloca las peras como más te guste.

"Aquí es el momento de comprobar la altura de la tarta, conviene que la galleta llegue hasta donde llega la crema, así que si te has pasado coje un cuchillo afilado y ves cortando los bordes sobrantes."

9. Hornea durante 45 minutos, hasta que el relleno esté dorado.

10. Deja enfriar y decora con hojas de menta y azúcar glass. Sirve acompañado por la crema de queso y jengibre.


Elaboración de la Crema de Queso y Jengibre

11. Mezcla todos los ingredientes, excepto la vaina de vainilla, 50 segundos a velocidad 5 hasta que quede una crema suave sin grumos. Vuelca a un bol de servir. Saca las semillas de la vaina y mezcla con la crema de queso.







Las participantes en el reto de Enero son las siguientes, por favor, no dejéis de visitar sus blogs para ver sus fantásticas creaciones.



Teresa Alcántara (Aurea's Kitchen) http://aureaskitchen.blogspot.com.es
Chus Nenalinda (Siguiendo a Nenalinda) http://siguiendoanenalinda.blogspot.com.es
Vivi Taboada (Ó carón da lareira) http://ocarondalareira.blogspot.com.es
Victoria Martínez (Hoy cocina Vivi) http://hoycocinavivi.blogspot.com.es
Blanca (Menjar a Cala Blanca) http://acalablanca.blogspot.com.es
Susana (Té con Limón y Canela) http://teconlimonycanela.blogspot.com.es
Vane (Plátano & Chocolate) http://platanoychocolate.wordpress.com




sábado, 25 de enero de 2014

Donuts







Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina norteamericana: DONUTS




La historia sobre nuestra receta


La primera vez que se hace referencia al donut en un libro de repostería es en 1803 en un libro inglés, que lo tomó como una receta norteamericana.
Existen varias versiones sobre el origen del donut, aunque parece ser que se debe a los emigrantes holandeses que llegaron a Estados Unidos en el SXVI y empezaron a dar a conocer un bollo también frito conocido como oliebollen, este dulce empezó a evolucionar hasta llegar al donut que conocemos hoy en día.

Curiosamente, la forma de rosquilla la inventó el marinero Hanson Gregory cuando tenía 16 años, Hanson no conseguía que sus dónuts quedaran totalmente hechos en el centro, así decidió hacerles un agujero con la base de un pimentero.




Me ha pasado una anécdota curiosa con esta receta. Hice los donuts a última hora del día, los guardé y les dije a mis Kekos que no podrían comerlos hasta la merienda del día siguiente porque tenía que decorarlos, chocolatearlos y hacerles las fotos.

Yo por las mañanas no estoy en casa a la hora que ellos despiertan, pero me dijo un pajarito que habían abierto la caja donde los guardaba y se habían desayunado unos cuantos!!!! Sin glaseado ni nada solo se les ocurrió rebozarlos con azúcar moreno... Estos niños...

Y no me dejaron los más bonitos para la foto...


INGREDIENTES:


Receta adaptada de Larra Ferroni


3 cucharadas de levadura seca (unos 22 gr. o tres sobrecitos)
240 ml. de leche (a unos 45º)
400 gr. de harina de fuerza
30 gr. de azúcar
1/2 cdta. de sal
1 cucharadita de extracto de vainilla líquido
3 yemas de huevo
56 gr. de mantequilla
aceite de girasol para freír

Para el glaseado
1 tableta de chocolate fondant
100 ml. de nata
Perlas de azúcar 




ELABORACIÓN:

1. En un bol ponemos 180 ml. de leche junto a 2 cdas. de levadura, lo mezclamos y continuamos añadiendo 110 gr. de harina, mezclamos bien hasta conseguir una pasta. Lo cubrimos con un paño y lo dejamos reposar durante unos 30 minutos en un lugar cálido, duplicará su volumen.

2. Transcurrido el tiempo, ponemos en el bol de nuestra batidora eléctrica o en cualquier otro bol si lo hacemos de forma manual, el resto de la leche y de la levadura que nos ha quedado, lo mezclamos y continuamos añadiendo las yemas de huevo, el azúcar, la sal, el extracto de vainilla y la masa que hemos preparado con antelación, lo mezclamos durante unos 30 segundos o hasta que nos quede una mezcla suave, seguidamente añadimos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en cuadrados y volvemos a mezclar durante unos 30 segundos, o hasta nos quede una masa suave.

3. Si utilizamos la KA, cambiamos al accesorio amasador, y continuaremos amasando añadiendo el resto de la harina en varias adiciones hasta obtener una masa suave, lisa y sin que se pegue en nuestras manos. Si veis que se pega, añadir una poco más de harina, pero de poco a poco, sino la textura de nuestra masa cambiaría.

4. Lo tapamos con un film transparente y lo dejamos reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos. Transcurrido dicho tiempo, lo introducimos en el frigorífico durante 1 hora mínimo y 12 máximo.

5. Una vez que hemos dejado reposar nuestra masa, enharinamos la superficie de trabajo y extendemos nuestra masa con el rodillo, dejando una altura de algo más de 1 cm, y vamos cortando con la ayuda de un cortador de dónuts o cualquier otro que nos sirva para ello. Vamos pasando nuestra masa cortada sobre una bandeja cubierta con un paño de cocina, y los depositamos encima.

6. Una vez tengamos cortada nuestra masa, lo dejamos reposar durante unos 40 minutos, cubierto con un paño liso, en un lugar cálido y lejos de corrientes de aire.

7. Ahora que ya tenemos la masa lista, calentamos el aceite (debe tener una temperatura de unos 180º) y empezamos a freír 1 o 2 minutos por cada lado.

8. Una vez fritos, preparamos el chocolate fondant, para ello, fundimos en el microondas el chocolate junto con la nata en intervalos de medio minuto, batiendo entre intervalos, hasta conseguir una crema de chocolate fluida.




9. Sumergimos nuestros donuts en el chocolate fondant, dejamos escurrir sobre una rejilla y decoramos al gusto.








jueves, 16 de enero de 2014

Bizcocho de Galletas de Chocolate






Cuanto le gusta a mi Kekos las galletas rellenas de chocolate. Se las toma a pares en el desayuno.

Cuando le dije que había pensado hacer esa tarde un bizcocho con sus galletas favoritas no se lo podía creer, así que no se despegó ni un minuto mientras lo preparábamos juntos. 

Ummmmm como le gusta como huele la masa! Estaba deseando que vertiera la mezcla en el molde para coger la espátula y rebañar el resto de masa que había quedado en el bol.

Pero lo mejor me lo encontraría al seleccionar entre todas las fotos que había tomado para subir al blog y ver como miraba mi Keko el bizcocho y se relamía pensando en su sabor chocolateado, esperando que terminara de fotografíar el resultado, para por fin tomarse un pedacito de gloria.

El bizcocho es una pasada, con un suave sabor a chocolate y galleta que nos ha encantado a todos.

Desde entonces, es un bizcocho habitual en los desayunos de diario.

Veamos la receta.




INGREDIENTES:

500 gr. de galletas rellenas de chocolate
200 gr. de azúcar
200 gr. de leche
100 ml.  de aceite de girasol
3 huevos
1 sobre de levadura Royal
Azúcar glass para decorar


ELABORACIÓN:

Elaboración en Thermomix.

0. Precalienta el horno a 170º.

1. Pon las galletas en la Thermomix y pulveriza a velocidad 10 durante 20 segundos. Reserva aparte.

2. Sin limpiar el vaso, pon el azúcar y pulveriza programando 15 segundos a velocidad 10.

3. Incorpora la leche, el aceite y los huevos.  Mezcla 20 segundos a velocidad 6.

4. Mezcla las galletas pulverizadas junto con la levadura y agrega al vaso. Mezcla a velocidad 4 durante un minutos, observa por el bocal que se ha mezclado perfectamente.

5. Engrasa un molde con mantequilla y espolvorea de harina, o bien utiliza un spray desmoldante. Pon la mezcla dentro del moldo y hornea durante 25-30 min.

"Prefiero utilizar un molde tipo corona, con agujero en el centro para que la cocción se realice por igual en todo el bollo, pero puedes utilizar cualquier molde. Comprueba con una aguja que la cocción se ha efectuado correctamente, pinchando en el centro de tu bizcocho. Lo estará cuando salga limpia."

6. Deja enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, puedes espolvorear con azúcar glass por encima.







Elaboración Tradicional.

0. Precalienta el horno a 170º.

1. Introduce galletas de poco a poco en una bolsa y golpea con un rodillo o similar hasta que se hagan polvo. Repite la operación con el resto de galletas y reserva en un bol.

"Si dispones de una batidora con accesorio picador, puedes pulverizar más fácilmente utilizándolo, a menos que quieras desahogarte golpeando las galletas."

2. Haz azúcar glass con la picadora o utiliza azúcar glass comercializado. 

3. Ponlo en un bol, junto con la leche, los huevos y el aceite y mezcla durante unos minutos hasta obtener una masa líquida homogenea.

4. Mezcla las galletas pulverizadas junto con la levadura y agrega poco a poco al bol de los líquidos. Mezcla hasta obtener una masa sin grumos.

5. Engrasa un molde con mantequilla y espolvorea de harina, o bien utiliza un spray desmoldante. Pon la mezcla dentro del moldo y horna durante 25-30 min.

"Prefiero utilizar un molde tipo corona, con agujero en el centro para que la cocción se realice por igual en todo el bollo, pero puedes utilizar cualquier molde. Comprueba con una aguja que la cocción se ha efectuado correctamente, pinchando en el centro de tu bizcocho. Lo estará cuando salga limpia."

6. Deja enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, puedes espolvorear con azúcar glass por encima.




Elaboración en KitchenAid.

0. Precalienta el horno a 170º.

1. Introduce galletas de poco a poco en una bolsa y golpea con un rodillo o similar hasta que se hagan polvo. Repite la operación con el resto de galletas y reserva en un bol.

"Si dispones de una batidora con accesorio picador, puedes pulverizar más fácilmente utilizándolo, a menos que quieras desahogarte golpeando las galletas."

2. Haz azúcar glass con la picadora o utiliza azúcar glass comercializado. 

3. Ponlo en un el bol de la KitchenAid, junto con la leche, los huevos y el aceite y mezcla con la pala mezcladora,  durante unos minutos hasta obtener una masa líquida homogenea.

4. Mezcla las galletas pulverizadas junto con la levadura y agrega poco a poco con una cuchara, con la KitchenAid a baja velocidad. Mezcla hasta obtener una masa sin grumos.

5. Engrasa un molde con mantequilla y espolvorea de harina, o bien utiliza un spray desmoldante. Pon la mezcla dentro del moldo y hornea durante 25-30 min.

"Prefiero utilizar un molde tipo corona, con agujero en el centro para que la cocción se realice por igual en todo el bollo, pero puedes utilizar cualquier molde. Comprueba con una aguja que la cocción se ha efectuado correctamente, pinchando en el centro de tu bizcocho. Lo estará cuando salga limpia."

6. Deja enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, puedes espolvorear con azúcar glass por encima.






lunes, 13 de enero de 2014

Limonada Alcalina





Mis hijos rara vez se ponen malitos de la tripa. Rara vez no. Si no me falla la memoria, nunca jamás (toquemos madera) han tenido una gastroenteritis.

Se que ellos son portadores de todos esos virus desagradables y destructivos, que traen felices a casa y que estos virus se refugian en mi para dar rienda suelta a su maldad y su mala leche. 

Ellos nunca enferman pero yo... Yo caigo y creo morir entre febriles delirios y solo deseo que pasen los días volando, pero se hacen largos, eternos, dolorosos y al final, de vuelta al trabajo voy perdiendo la ropa por el camino...

Os voy a dar mi receta para cuando estamos malos de la tripa. 

Porque si, porque todos hemos pasado alguna vez por un cuadro agudo de desastre gastrointestinal. Bien por un atracón o por un virus, no hay manera de quitarlo más que dejarlo pasar por si solo, sobre todo si viene ocasionado por un virus.

En esos momentos que no tenemos cuerpo para nada, lo más importante es reponer líquidos. Y parece fácil decirlo pero es complicado de llevar a la práctica. 

Normalmente puedes tomar sobres de preparado de Suerooral, que es lo peor que he tomado nunca. Malos a más no poder.

O, puedes pedir, si tu estado físico no es muy adecuado, que te preparen una limonada alcalina, que te va a ayudar a recuperar las sales minerales que necesitas y estará mucho más bueno.

Intentan tomar y reponer liquidos en las primeras 24 horas de tu afección para evitar calambres musculares, el primer síntoma de deshidratación.

¡Ániomo y que sea leve!


INGREDIENTES:

1 litro de agua 
1 cucharadita de café de bicarbonato sódico
1 cucharadita de café de sal
2 cucharadas de azúcar
2 limones


ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

1. Pon el agua a hervir. Cuando ya haya hervido, retira del fuego y añade el bicarbonato, la sal, el azúcar y el zumo de limón y mezcla hasta la completa disolución de los ingredientes.

"No hace falta hervir el agua si utilizas agua mineral embotellada."

2. Deja enfriar y conserva en la nevera.


Elaboración en Thermomix.

1. Pon en el vaso el agua  hervida y los limones cortados en cuartos. Pon la tapa y con la mano sobre el cubilete pon vaso cerrado y dale al turbo hasta que aparezca en pantalla 2 segundos. Introduce el cestillo en el vaso y cuela el líquido. 

"No hace falta hervir el agua si utilizas agua mineral embotellada."

2. Añade el bicarbonato, la sal y el azúcar y mezcla. Conserva en la nevera.





domingo, 12 de enero de 2014

Esponjoso de Polvorón






Después de tantas fiestas y tantas comilonas, lo más normal es que aún hayan quedado dulces que preparamos en estas fechas o que simplemente alguien amable nos regala.

En mi casa, uno de los dulces que suele quedar rodando en una bandeja en el aparador del salón, y que casi nadie suele consumir, son los polvorones.

Normalmente acabo por tirarlos porque no se que hacer con ellos. Pero en esta ocasión, se me ha ocurrido hacer unos deliciosos pastelillos y el invento parece que está siendo todo un éxito.

Aún me quedan 5 polvorones con los que se me está ocurriendo hacer otra receta que os pondré próximamente.

Mientras tanto, mis Kekos disfrutarán una semana más de los desayunos más caseros y agradables.

A esta receta la he llamado Esponjoso de Polvorón, porque han resultado ser unos pastelillos tan esponjosos casi como una nube.

Me encanta inventar platos nuevos y sobre todo, que me salgan bien a la primera.

¡Cuestión de suerte supongo!





Os aconsejo que los probéis y me comentáis, seguro que también hacen vuestras delicias.

Y ahora, vamos a por la receta.




INGREDIENTES para 12 porciones:

150 gr. de polvorones
90 gr. de miel
60 gr. de azúcar invertido 
75 gr. de AOVE suave (utilizo el AOVE Arbequina Frutado Suave D·Oliva)
2 huevos
1 cucharada de agua de azahar
1 pizca de sal




ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

0. Precalienta el horno a 180º.

1. Separar las claras de las yemas. Montar las claras a punto de nieve y reservar.

2. Mezcla en un robot, KitchenAid o a mano, la yemas junto con la miel, la pizca de sal y el azúcar invertido.

"Si no disponéis de azúcar invertido, utilizar la misma cantidad de miel, es decir 150 gr."

3. Incorpora el AOVE suave y el agua de azahar y mezcla un par de minutos más.

4. Desmiga los polvorones hasta formar un polvo suave y sin tropezones.

"Puede ser muy interesante, dejar que los polvorones se sequen antes de desmigar, aunque esto no es completamente necesario."

5. Ve añadiendo poco a poco el polvo del polvorón, de manera que quede sin grumos.

6. Por último, incorpora las claras a punto de nieve, con movimientos envolventes.

7. Prepara la bandeja de horno para magdalenas y sitúa papel rizado en cada cavidad. Llena cada moldecito casi hasta arriba y hornea durante 30 min. Saca y deja enfriar sobre una rejilla.





Elaboración en Thermomix.

0. Precalienta el horno a 180º.

1. Pon los polvorones en la Thx y pulveriza 15 segundos a velocidad 7-10. Reserva.

2. Separar las claras de las yemas. Pon la mariposa sobre las cuchillas e incorpora las claras. Monta a velocidad 3 y medio sin programar tiempo. Para cuando estén montadas y reserva.

3. Sin limpiar el vaso, pon las  yemas junto con la miel, la pizca de sal y el azúcar invertido y mezcla 50 segundos a velocidad 3-4.

"Si no disponéis de azúcar invertido, utilizar la misma cantidad de miel, es decir 150 gr."

4. Incorpora el AOVE suave y el agua de azahar y sigue batiendo a velocidad 3 durante 50 seg.

5. Ve añadiendo poco a poco el polvo del polvorón por el bocal, mientras programas 2 min, velocidad 3. Comprueba que la masa es homogénea y no tiene grumos.

6. Por último, incorpora las claras a punto de nieve,  mezcla 4 segundos a velocidad 3 y termina de integrar con movimientos envolventes.

7. Prepara la bandeja de horno para magdalenas y sitúa papel rizado en cada cavidad. Llena cada moldecito casi hasta arriba y hornea durante 30 min. Saca y deja enfriar sobre una rejilla.





Como habéis observado, este pastelito no lleva levadura, no es una magdalena, es un pastelito y con las claras a punto de nieve, es suficiente para darle una esponjosidad extraordinaria sin añadidos.

Espero que las disfrutéis.








jueves, 9 de enero de 2014

Pechuga de Pollo al Cabrales





Seguimos con comidas más ligeras, en este caso alegramos un simple filete de pollo con una crema de cabrales, pero podéis si queréis que sea aun más light prescindir de ella.

Yo no lo voy a hacer porque el pollo en si me parece muy simple y un toque no nos va a hacer nada malo (siempre y cuando sea  un filete con salsa y no una salsa con filete...), y aportará sabor.

A nosotros nos gusta hacer salsas con quesos :)




INGREDIENTES (para 4 personas):

4 pechugas de pollo
1 paquete de lechugas variadas
75 gr. de queso de cabrales
200 ml. de nata
Pimienta
Sal
Tomillo Salsero
AOVE
Vinagre



ELABORACIÓN:

1. Salpimenta las pechugas mientras se calienta en el fuego una sartén con un chorrito de AOVE.

2. Haz las pechugas en la sartén hasta que estén doradas. Espolvorea con tomillo.

3. En un cazo vierte la nata y el queso de cabrales en trocitos y deja que se funda todo lentamente.

4. En un bol pon las lechugas, adereza a tu gusto y mezcla.

5. Emplata poniendo un montón de ensalada de lechugas y el filete de pollo salseado con la crema de cabrales.





miércoles, 8 de enero de 2014

Yogur Natural con Mermelada de Higos




Otra de las comidas sanas para depurar el organismo es algo tan fácil y tan digestivo como un yogur.

Y si es casero mucho mejor. Están de moda las yogurteras y lo mejor es que no tienes que ir corriendo al súper a comprar un paquete de yogures, te los haces tu al gusto.

Traigo un yogur natural básico con mérmelada de temporada, en esta ocasión mermelada de higos que hace mi madre.

Podéis utilizar la mermelada que más os guste.



INGREDIENTES (8 yogures):

900 ml. de leche sin lactosa
1 yogur natural
2 cucharadas de azúcar
2 cucharaditas de leche en polvo light



ELABORACIÓN:

1. Poner todos los ingredientes en el bol de la KA, batidora, Thermomix o similar. Batir enérgicamente durante 1 min. hasta que se haya incorporado todos lo ingredientes. 

"Deja reposar la mezcla unos minutos hasta que desaparezca la espuma que se forma en el batido."

2. Llena cada tarro de yogur con mermelada de higos en la base. A continuación llena con la mezcla obtenida  y pon cada tarrito destapado dentro de la yogurtera, dejando espacio entre ellos.

"Los tarros deberán estar perfectamente limpios y secos."

3. Deja reposar 8 horas en la yogurtera encendida. Terminado el tiempo, deja enfriar los tarros antes de pasarlos tapados al frigorífico.





martes, 7 de enero de 2014

Sacchetti de Espinacas y Gorgonzola





Con el día post-Reyes Magos, damos por finalizada en casa la temporada navideña. 

Atrás quedan los nervios por la preparación de los platos con los que agasajar a nuestros invitados. Las compras de los ingredientes olvidados, los mariscos a precios desorbitados, las noches viendo levar nuestros roscones...

Después de tanta preparación, los días han pasado demasiado deprisa, dejando tras de si, momentos únicos de reencontrarse con la familia. Charlas interminables con mamá y risas con cuñados , papa, suegra y con mi adorable hermano.

Miradas cómplices, risas, muchas risas y amor.

Ilusión en las noches más mágicas del año, llenas de papel de regalo, lazos y sueños por todas partes. Y sobre todo sonrisas y alegría de todos.

Aún queda un poco de chocolate y roscón de ayer, que daremos fin a la hora de al merienda. 

Ya terminamos de guardar las bolas de cristal, las luces y el árbol. El nacimiento perfectamente embalado ya ocupa su lugar y cada cosa vuelve por fin a su sitio, donde siempre estuvo y donde siempre seguirán, hasta el próximo año, cuando el espíritu de la Navidad, lo llene de nuevo todo  con su magia, su ilusión y su felicidad.

Hoy ya vamos cambiando el chip.

Organizamos la casa para esta nueva etapa. Preparamos la mochila de los Kekos y nuevos menús para la semana.

Nuestro cuerpo ya nos esta pidiendo depurarse de tanto empacho de comida, cenas, dulces, turrones y roscones, que todo sea dicho de paso, ya se nos empiezan a salir por las orejas.

Así que no está mal comenzar la semana con nuevos propósitos alimenticios, mejorar nuestros hábitos por comidas más saludables y menos grasas y disfrutar de la comida elaborada al calor del hogar.

¡Feliz Año Nuevo 2014! 

Hoy os traigo un plato de pasta muy rico para ir apartándonos de los excesos de estos días de fiesta.





INGREDIENTES:

1 paquete de Sacchettis frescos de Espinacas y Gorgonzola 
200 ml. de nata
Parmesano rallado
1 ajo
Medio puerro
AOVE
Sal




ELABORACIÓN:

1. En una sartén pon un chorro de aceite a temperatura media. Pica en concase fino los ajos y el puerro en rodajas. Pocha despacio en la sartén.

2. Añade la nata y el queso parmesano rallado, aproximadamente una cucharada grande. Cocina suavemente.

3. Mientras se termina de hacer la salsa, pon una cazuela al fuego fuerte con agua hirviendo. Añade un poco de sal y cuando llegue a punto de ebullición, añade los sacchetti y cuece según te indique (aprox. 3 minutos). Escurre.

4. Coloca los sacchetti en dos platos, salsea con la crema y rocía con un chorro de AOVE Picante, una pizca de sal y un poco de romero.