miércoles, 30 de abril de 2014

Ñoquis de Mascarpone Salteados con Pesto de Espinacas






En el reto del mes de Abril del grupo de FB Locas por Lorraine Pascale, salió como más votado por los miembros, sus famosos ñoquis de mascarpone.

Como siempre he cambiado cosillas para hacerlos más míos y para ir probando cositas nuevas, como este pesto de Espinacas que le va a las mil maravillas. No dejéis de probar cada versión, porque son platos diferentes.



Me ha encantado, mucho, eso si, llena bastante, así que con moderaión. 

Aquí os dejo la receta.



INGREDIENTES (Para 4 personas):

Para los Ñoquis
50 gr. de queso parmesano rallado
175 gr. de queso mascarpone
1 huevo
200 gr. de harina
1 cucharadita de orégano
1 cucharada de pimienta de Jamaica
1 cucharadita de sal
25 ml. de Aceite de Oliva Virgen Exgra


Para el Pesto
15 gr. de queso parmesano rallado
50 ml. de aceite de oliva virgen extra
1 puñado de piñones
1 puñado grande de espinacas

Para Cocinarlos
2 espárragos verdes y 4 puntas de espárragos
Mantequilla
Queso parmesano rallado





ELABORACIÓN:

Elaboración en Tradicional:

Elaboración del Pesto de Espinacas.

1. Poner todos los ingredientes en el vaso una picadora y pica hasta que se forme una pasta suave

"Si los piñones son frescos, hay que tostarlos ligeramente en una sartén antes de ponerlos con el resto de ingredientes."
"Puedes hacerlo machacando todo en el mortero, tardarás más pero el resultado será más rústico y delicioso."


Elaboración de los Ñoquis

1. Pon un bol el parmesano rallado, el queso mascarpone, el huevo, el orégano, la harina, la sal y la pimienta. Bate todos los ingredientes con unas batidora de mano o unas barillas, para hacerlo más fácil mezcla primero los líquidos y después incorpora la harina poco a poco.

"Puedes utilizar un robot de cocina, como la KitchenAid y bastará con mezclar todos los ingredientes durante un par de minutos con la pala mezcladora."

"Cada harina es diferente y absorbe cantidad de líquidos en distinta proporción. Si notas que la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina y vuelve a mezclar. La consistencia ha de permitirte coger pellizcos de masa y moldearla con las manos sin que se te pegue, pero tampoco debe ser dura."
"Un truco bueno es coger los pellizcos de masa y mojarlos en un poco de harina y moldear."

2. Coge pellizcos de masa del tamaño de una canica grande y forma bolas redondas.

"Deja cada bola sobre una bandeja enharinada y separadas entre si. De esta manera, puedes llevar la bandeja directamente al congelador y cuando se hayan congelado juntar las bolitas en un mismo envase sin temor a deformarse o pegarse."
Puedes dejar los ñoquis lisos o practicar las famosas rayas con ayuda de dos tenedores. Al ser una pasta que no vamos a cocer no se van a notar mucho, pero quedarán unas rayitas doradas muy graciosas al pasarlas por la sartén."


Elaboración final del plato

1. En una satén antihaderente, pon un poquito de aceite de oliva. Corta los espárragos en trozos finos al biés y mantén las puntas enteras. Salte en una sartén, añade un poco de sal y reserva.

2. Para cocinar los ñoquis, basta con poner una sartén antihaderente a fuego medio y cuando esté caliente, echar un puñado de ñoquis con cuidado de no juntar unos con otros. Incorpora un poco de mantequilla a la sartén para que doren y da  la vuelta rápidamente, repitiendo los mismos pasos. 

"Al ser de queso, si los echamos en la sartén todos a la vez y no dejamos espacio entre ellos, corremos el riesgo inevitable de que se peguen unos a otros, es mejor hacerlos de a pocos, despacio para que visualmente sean agradables de observar al emplatar."
"Ojo, no los friáis en aceite, absorben el liquido y quedan grasientos." 

3. Sirve los ñoquis acompañados de los espárragos salteados, el pesto de espinacas y un poco de parmesano rallado.


Notas:

Si optas por preparlos y congelarlos es una opción estupenda, ya que además no es necesario descongelarlos previamente, los echas directamente del congelador a la sartén.








Elaboración en Thermomix:

Elaboración del Pesto de Espinacas.

1. Poner todos los ingredientes en el vaso de la Thx. y pulveriza 10-15 segundos a velocidad  progresiva 5-7 y subir a 10. Baja los restos hacía las cuchillas y repite si no ha quedado bien picado.

"Si los piñones son frescos, hay que tostarlos ligeramente en una sartén antes de ponerlos con el resto de ingredientes."

Elaboración de los Ñoquis

1. Pon en el vaso de la Thx el parmesano rallado, el queso mascarpone, el huevo, el orégano, la harina, la sal y la pimienta. Programa 1 min velocidad 6.

"Cada harina es diferente y absorbe cantidad de líquidos en distinta proporción. Si notas que la masa está demasiado pegajosa, añade un poco más de harina y vuelve a mezclar. La consistencia ha de permitirte coger pellizcos de masa y moldearla con las manos sin que se te pegue, pero tampoco debe ser dura."
"Un truco bueno es coger los pellizcos de masa y mojarlos en un poco de harina y moldear."

2. Coge pellizcos de masa del tamaño de una canica grande y forma bolas redondas.

"Deja cada bola sobre una bandeja enharinada y separadas entre si. De esta manera, puedes llevar la bandeja directamente al congelador y cuando se hayan congelado juntar las bolitas en un mismo envase sin temor a deformarse o pegarse."
"Puedes dejar los ñoquis lisos o practicar las famosas rayas con ayuda de dos tenedores. Al ser una pasta que no vamos a cocer no se van a notar mucho, pero quedarán unas rayitas doradas muy graciosas al pasarlas por la sartén."


Elaboración final del plato

1. En una satén antihaderente, pon un poquito de aceite de oliva. Corta los esparragas en trozos finos al biés y mantén las puntas enteras. Salte en una sarén, añade un poco de sal y reserva.

2. Para cocinar los ñoquis, basta con poner una sartén antihaderente a fuego medio y cuando esté caliente, echar un puñado de ñoquis con cuidado de no juntar unos con otros. Incorpora un poco de mantequilla a la sartén para que doren y da la vuelta raudamente, repitiendo los mismos pasos. 

"Al ser de queso, si los echamos en la sartén todos a la vez y no dejamos espacio entre ellos, corremos el riesgo inevitable de que se peguen unos a otros, es mejor hacerlos de a pocos, despacio para que visualmente sean agradables de observar al emplatar."
"Ojo, no los friáis en aceite, absorben el liquido y quedan grasientos." 


3. Sirve los ñoquis acompañados de los espárragos salteados, el pesto de espinacas y un poco de parmesano rallado.


Notas:

Si optas por preparlos y congelarlos es una opción estupenda, ya que además no es necesario descongelarlos previamente, los echas directamente del congelador a la sartén.







Estas son los cinco valientes que se han atrevido con este reto. No dejéis de visitar sus blogs:

Teresa Alcántara.... http://aureaskitchen.blogspot.com.es 
Jose López Silvarredonda... http://www.cocinaykuchnia.blogspot.com.es




viernes, 25 de abril de 2014

Raviolis con Piñones y Verduras






Pasta, pasta, pasta... ufff si yo viviera en Italia madre mía, ya podría ponerme a correr por las calles empedradas o a orillas del Tíber para quemar toda esa energía que nos da.

Me encanta, quien me sigue lo sabe de sobra, me podéis conquistar con un buen planto de pasta rellena. Por eso la hago mucho en casa y casi nunca repito receta.

El día que voy con ganas y tiempo la preparo y relleno yo misma, y cuando no, la compro fresca en el súper. 

Es un ingrediente tan versátil que acepta cualquier combinación posible: carne, pescado, verduras...

Para los que sois sanos, sanos y hacéis mucho (o algo) deporte, sabéis que la mejor combinación es la que evita mezclar pasta con carnes. Así que esta receta es muy adecuada para los deportistas seguidores del blog.

Un plato de pasta rellena con verduritas, algo ligero, sin salsear demasiado, tan solo con un chorretón de buen Aceite de Oliva Virgen Extra.

Aquí os pongo receta para tórtolitos, osea, para dos ;)



INGREDIENTES (para dos):

1 paquete de raviolis frescos rellenos
Medio pimiento verde
Un cuarto cebolla dulce
2 puñados de piñones
200 gr. de champiñones
AOVE
Pimienta
Sal


ELABORACIÓN:

1. Limpia el pimiento y la cebolla y pica en trozos pequeños, rehoga con un poco de AOVE hasta que estén blandos y reserva a parte.

2. En la misma sartén, saltea los champiñones limpios y cortados en laminas gruesas. Mezcla con las verduras pochadas y reserva.

3. Salte los piñones hasta que empiecen a dorarse con cuidado de que no se quemen.

"Es preferible que queden crudos a que se tuesten ya que el sabor quemado es desagradable y echa a perder todo el plato."

4. En una cazuela honda pon agua a fuego alto. Cuando rompa a hervir añade la pasta y cuece 5 min. o el tiempo que indique las instrucciones del envase. 

5. Escurre la pasta, salpimenta y añade las verduras. Finaliza con un hilo de AOVE por encima y sirve inmediatamente.





"Esta receta es para dos, obviamente si sois más solo tenéis que duplicar cantidades y comprar dos paquetes de pasta rellena, que generalmente vienen preparados para dos raciones."






miércoles, 23 de abril de 2014

Plum - Cake de Chocolate y Dulce de Leche





Estos días que he pasado con los Kekos en casa, hemos hecho un montón de cosas. 

Una de ellas fue preparar este delicioso plum - cake para los desayunos y meriendas con un poco de dulce de leche que aún me quedaba de mi madre.

Aprovechamos que teníamos recados que hacer, mientras se iba enfriando sobre una rejilla y al volver pude hacer el reportaje fotográfico y servirles un pedacito para el postre.

Este tipo de bizcochos nos encanta para acompañar el café y no se tarda mucho en hacer, solo un poco de organización y de paciencia durante el horneado y listo.

Con esta receta participo en el Reto de Abril de Comer Especial, patrocinado en esta ocasión por Platos y Pizarras.

Se que llego tarde, muuuuuy tarde para el reto, apenas ya está terminando el mes, pero bueno, ahí queda esta receta tan estupenda, que yo, espero y deseo que os guste tanto como a mi.

¡A disfrutar!




INGREDIENTES:

250 gr. de harina
medio sobre de levadura
1 pizca de bicarbonato
100 gr. de mantequilla blanda
100 gr. de Aove suave
80 gr. de chocolate con leche
4 huevos
200 gr. de azúcar
1 pizca de sal
1 sobre azúcar vainillado
80 gr. de dulce de leche
50 gr. de leche




ELABORACIÓN: 

Elaboración Tradicional.


0. Precalienta el horno a 180º. 

1. Poner el chocolate en trozos junto con la mitad de la leche y fundir en el microondas a baja potencia en intervalos de medio minutos. Remover muy bien hasta que se haya fundido completamente. Reserva.

2. En tu robot o batidora, pon la mantequilla, el Aove, el azúcar, la sal y el sobre de azúcar vainillado y bate con la pala mezcladora hasta obtener una crema. Añade los huevos uno a uno, sin dejar de batir en ningún momento. 

3. Tamiza la harina, la levadura y el bicarbonato. Ve añadiendo poco a poco a la crema batiendo a baja velocidad hasta que se forme una masa homogénea.

4. Separa la masa en dos cuencos. En uno de ellos agrega el chocolate fundido y al otro el dulce de leche con el resto de leche (25 gr.) , mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan integrado.

"También puedes sacar la mitad de la masa a un cuenco y la que queda en tu bol mezclador la bates con el ingrediente que hayas agregado (chocolate o dulce de leche). De esta manera ensucias un cacharro menos."

5. Prepara un molde rectangular de plum cake y forra con papel para horno. Además pincela con mantequilla fundida o utiliza un spray desmoldante.

6. Vuelca la mezcla de dulce de leche. Marca una raya en el medio del molde desde un extremo a otro y a continuación  pon la de chocolate pero solo encima de esa "raya", desde un extremo al otro, poco a poco se irá hundiendo y así obtendrás el marmolado.

7. Hornea durante 50 min. calor arriba y abajo. 

"Si ves que se empieza a tostar, pon una lámina de papel de aluminio por encima del plum - cake."

8. Enfría sobre una rejilla y desmolda.







Elaboración en Thermomix

0. Precalienta el horno a 180º. 

1. Poner el chocolate en trozos junto con la mitad de la leche y fundir en el microondas a baja potencia en intervalos de medio minutos. Remover muy bien hasta que se haya fundido completamente. Reserva.

2. En el vaso de la Thx pon la mariposa sobre las cuchillas, añade la mantequilla, el aove, el azúcar, la sal y el sobre de azúcar vainillado y programa 40 segundos velocidad 3 y medio hasta obtener una crema. Programa velocidad 3 y medio sin programar tiempo y agrega los huevos uno a uno por el bocal, sin dejar de batir en ningún momento. Saca la mariposa.

3. Tamiza la harina, la levadura y el bicarbonato. Programa velocidad 3 y medio y ve añadiendo poco a poco a la crema, sin programar tiempo hasta que se forme una masa homogénea.

4. Separa la masa en dos cuencos. En uno de ellos agrega el chocolate fundido y al otro el dulce de leche con el resto de leche (25 gr.) , mezcla hasta que todos los ingredientes se hayan integrado.

"También puedes sacar la mitad de la masa a un cuenco y la que queda en tu bol mezclador la bates con el ingrediente que hayas agregado (chocolate o dulce de leche). De esta manera ensucias un cacharro menos."

5. Prepara un molde rectangular de plum cake y forra con papel para horno. Además pincela con mantequilla fundida o utiliza un spray desmoldante.

6. Vuelca la mezcla de dulce de leche. Marca una raya en el medio del molde desde un extremo a otro y a continuación  pon la de chocolate pero solo encima de esa "raya", desde un extremo al otro, poco a poco se irá hundiendo y así obtendrás el marmolado.

7. Hornea durante 50 min. calor arriba y abajo. 

"Si ves que se empieza a tostar, pon una lámina de papel de aluminio por encima del plum - cake."

8. Enfría sobre una rejilla y desmolda.































Lomo de Bacalao a la Gallega






Los días que tomamos pescado por la noche, solemos prepararlo al vapor, es un manera muy sana y ligera de terminar un duro día de trabajo.

Solemos hacerlo con la maquinita porque mientras dedicamos el rato a hacer otras cosas, como enseñar a hacer cuentas, terminar con los baños de los Kekos o simplemente contarnos nuestro día el uno al otro.

Acompañar el bacalao con un buen vino blanco es también una manera muy divertida y distendida de acabar el día. 

Para esta ocasión descorchamos una botella incluida en la cesta de Navidad que le tocó a mi chico en el local de Nacho, el Minibar, un sitio de cañeo en pleno centro de Madrid. 

El vino es un Atenea blanco de la bodega de Nacho. Buenísimo, por cierto.

Aqui la receta...



INGREDIENTES:

AOVE para pincelar
2 lomos grandes de bacalao fresco
400 gr. de patatas peladas y chascadas
300 gr. de agua
1/2 cucharadita de sal
1 hoja de laurel
100 gr. de cebolla en juliana
1 ramita de perejil
100 gr. de AOVE
3 ajos fileteados
1 punta de pimentón dulce


ELABORACIÓN:



Elaboración en Tradicional.



1. Prepara una olla de cocción al vapor y en el recipiente de vapor, pincela con un poco de aceite. Distribuya el pescado, sazonado con un poco de sal. Tapa y reserva.

2. En la cazuela, introduce las patatas, el agua, la sal, el laurel, la cebolla y el perejil. Pon a fuego medio alto y cuece durante 13-15 minutos. Entonces sitúa la cazuela con la base perforada y el pescado preparado, sobre la olla de las patatas y cuece tapado durante 7 minutos.

3. Cuando termine la cocción del pescado, saca a una fuente las patatas, el laurel y la cebolla. fuente. Coloca el pescado en la fuente, sobre las patatas. Reserva.

4. Pon en una sartén el aceite a fuego medio.

5. Incorpora los ajos y fríe hasta que se doren.

6. Retira la sartén del fuego y añade el pimentón. Remueve y reserva.

7. Vierte la ajada sobre el pescado las patatas y sirva inmediatamente.






Elaboración en Thermomix.


1. Pincela el recipiente Varoma con un poco de aceite. Distribuya el pescado, sazonado con un poco de sal, en el recipiente y la bandeja Varoma. Tapa y reserva.

2. Coloca la mariposa en las cuchillas. Introduce en el vaso las patatas, el agua, la sal, el laurel, la cebolla y el perejil. Programa 22 minutos, temperatura Varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Cuando falten 7 minutos, sitúa el recipiente Varoma en su posición.

3. Cuando termine el tiempo programado el tiempo, retira el Varoma y vierte el contenido del vaso en una fuente. Abra la tapa del Varoma hacia el lado opuesto al tuyo, para evitar quemarte con el vapor, y coloca el pescado en la fuente, sobre las patatas. Reserva.

4. Pon en el vaso el aceite y programa 6 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

5. Incorpora los ajos y programe 6 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

6. Espera unos segundos a que el aceite se temple, abra la tapa y agregue el pimentón alrededor de las cuchillas. Mezcla programando 10 segundos, velocidad 1.

7. Vierte la ajada sobre el pescado las patatas y sirve inmediatamente.




martes, 22 de abril de 2014

Flan de Dulce de Leche





El otro día mi madre me regalo un bote de leche condensada cocida, que nosotros para abreviar llamamos dulce de leche.

Lo cierto es que la leche cocida es algo muy presente en mi infancia. No se hacía muy a menudo, por eso cuando las mamás o las abuelas lo hacían era todo un acontecimiento. Recibir una rebanada de hogaza untada con dulce de leche era una delicia por la que dejabas de hacer lo que quiera que estuvieras haciendo: era sagrado, porque por nada del mundo deseabas que tu pan acabase en el suelo, así que aparcabas la bici, dejabas de jugar al escondite, dejabas de correr y saltar a la comba. Lo dejabas todo. Te lavabas deprisa las manos y te sentabas en la piedra hasta que el dulce de leche y tus labios se encontraban. Y ya, se paraba el mundo a tu alrededor mientras terminabas la merienda.

Volviendo de súbdito al día de hoy, decía que mi madre me había dado un tarro de leche cocida.

Quería utilizarlo cuanto antes a pesar de que al tener tanta proporción de azúcar se conserva por mucho tiempo.

Mi Keka es una fan incondicional del flan. Le encanta. Así que solo tenía que sumar dos más dos y listo. Un postre a la manera tradicional, delicioso, suave y lleno de burbujitas, tal y como nos gusta en casa.

La receta como veis no tiene mayor misterio :)



INGREDIENTES:

500 ml. de leche
300 ml. dulce de leche
4 huevos

Para el Caramelo
100 gr. de azúcar
100 ml. de agua



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional:

0. Precalienta el horno a 200º. Mete un recipiente amplio con agua para el baño maría.

1. En un cazo a fuego medio pon el agua con el azúcar y deja que se haga hasta que empiece a dorarse y a tomar un color rubio.

"Personalmente no dejo que se ponga de color oscuro para evitar que el flan amargue."

2. Cuando esté rubio, retira del fuego y vuelca sobre una flanera o molde donde vayamos a preparar el flan. Extiende por toda la base y lal menos un centímetro por los laterales.

3. Pon los huevos, la leche y el dulce de leche en un bol y bate con la batidora muy enérgicamente.

4. Con mucho cuidado vuelca la mezcla de flan en el molde caramelizado e introduce el molde al baño maría en el horno.

"Recomiendo siempre que el molde a utilizar se a de la medida adecuada, es decir, que la mezcla de flan no nos vaya a quedar por la mitad por ejemplo, ya que al volcarlo se nos romperá al golpear con el plato. Como mucho, que el contendido quede a un dedo del borde."

5. Hornea durante 1 hora aprox. (dependerá de cada horno).

"Si ves que aún queda tiempo y empieza adorarse por la parte de arriba, pone una lámina de papel de aluminio."

6. Deja enfriar y una vez frío termina de cuajar en la nevera.






Elaboración en Thermomix:

1. En un cazo a fuego medio pon el agua con el azúcar y deja que se haga hasta que empiece a dorarse y a tomar un color rubio.

"Personalmente no dejo que se ponga de color oscuro para evitar que el flan amargue."

2. Cuando esté rubio, retira del fuego y vuelca sobre una flanera o molde donde vayamos a preparar el flan. Extiende por toda la base y al menos un centímetro por los laterales.

3. Pon los huevos, la leche y el dulce de leche en el vaso de la Thx y bate a velocidad 10 durante 30 segundos.

4. Con mucho cuidado vuelca la mezcla de flan en el molde caramelizado, sella con papel de aluminio e introduce el molde en el varoma.

"Recomiendo siempre que el molde a utilizar se a de la medida adecuada, es decir, que la mezcla de flan no nos vaya a quedar por la mitad por ejemplo, ya que al volcarlo se nos romperá al golpear con el plato. Como mucho, que el contendido quede a un dedo del borde."

5. Añade 700 ml de agua en el vaso de la Thx (previamente aclarado) y programa 50 minutos, varoma, velocidad 1.

6. Deja enfriar y una vez frío termina de cuajar en la nevera.








lunes, 21 de abril de 2014

Pechugas de Pollo con Salsa de Coca-Cola (Versión Express)





Después de estos días de Semana Santa, llenos de platos consistentes a base de legumbres, comidas interminables culminadas de postres tradicionales, como las torrijas, los pestiños, las flores de pascua, las rosquillas y los anglosajones huevos de chocolate, merece la pena aligerar un poco con un plato tan fácil y tan sencillo como este.

Ya tengo una receta de pollo a la coca-cola que es casi lo más visto del blog. 

Solía hacerla cuando era estudiante y gustaba mucho en casa.

Esta versión que ahora os traigo es para eso días en los que "notengoganasdehacernada, peroquierocomerbien".  Para un día de estos que necesitas comer ya pero ya ya, y sin embargo o no tienes ganas, o no tienes tiempo, o una mezcla de ambas.

Lo único que tienes que hacer son los filetes porque el resto se hace solo, sin picar cebolla ni nada de nada. 

Espero que os guste. Y si además sois de los que os gustan los sabores en contraste dulce-salado, se que la haréis más de una vez.





Y aquí la receta más fácil...



INGREDIENTES (4 personas):

8 filetes de pechuga de pollo
1 lata de coca-cola 33 cl.
200 ml. de agua
1 sobre de sopa de cebolla
Sal
Pimienta
Cebollino picado
AOVE



ELABORACIÓN:

1. Salpimentar los filetes de pollo.

2. En un cazo, pon la coca-cola y el agua hasta que comience a hervir. Añade la sopa de cebolla, remueve muy bien y deja cocer a fuego suave durante 15-20 min. hasta que la cebolla esté tierna y haya reducido la salsa.

3. Pon una sartén a fuego fuerte, pon unas gotas de AOVE y haz los filetes de pollo a la parrilla un par de minutos por ambos lados. Reserva.

4. Emplata los filetes, espolvoreados con cebollino y salsea. 

"Este plato va muy bien acompañado de un arroz blanco o de una ensalada de brotes tiernos."





viernes, 11 de abril de 2014

Espirales de Cacao







¿Que tal unas espirales de vuestro cacao favorito para hornear en un momento y disfrutar en un ratito?

Estas espirales son tan fáciles de preparar que no podrás decir que no. Haremos un poco de trampa comprando la masa, y para una visita inesperada o una urgencia nos vienen fenomenal.

Os deja la receta, que me da cosilla de lo simple que es, pero ahí queda.




INGREDIENTES:

25 ml. de leche
5 cucharadas de Nesquick (o tu cacao favorito)
1 cucharada de azúcar (opcional)
1 base de masa de hojaldre con levadura






ELABORACIÓN:

0. Precalienta el horno a 190º.

 1. En un bol pon la leche, el azúcar (opcional)  y añade una cucharada de cacao, mezcla y ve añadiendo el resto de cacao hasta obtener una crema untuosa. 

"Si ves que necesita más leche añade, pero debe tener consistencia cremosa, no liquida para que no se desparrame y ensucie el bollito."

2. Extiende la masa refrigerada de hojaldre con levadura y extiende la crema de cacao sobre toda la superficie, dejando un margen en los lados más largos de un cm.

3. Enrolla la masa sobre si misma sobre el lado más largo.

4. Con un buen cuchillo corta discos de 1 cm de grosor y coloca sobre una bandeja de horno provista de papel de hornear o un silpat. 

"Debes colocarlas separadas pues crecen. Yo horneo de 12 en 12."
"Para que te queden unas espirales preciosas, congela el rollo. Yo no lo hice, y no han quedado mal, solo hay que evitar cortar aplastando el rollo y en caso de que eso ocurra recolocar el disco sobre la bandeja."

5. Pincela por encima con un poco de leche y hornea durante 20 min. o hasta que estén dorados a 180º.

6. Deja enfriar sobre una rejilla y conserva en un recipiente hermético para mantener su frescura.






miércoles, 9 de abril de 2014

Rosquillas de Aguardiente de la Abuela Quica





Mi abuela Quica era una mujer de pueblo, vestida siempre de luto, que en invierno llevaba una de esas batas guateadas de color azul intenso y en verano siempre llevaba una bata de hilo fino y delantal perenne, de tripa prominente por sus 12 embarazos, piernas de alambre, pelo cano y cara curtida por el sol. 

Era una mujer que se levantaba con las primeras luces del día y se acostaba bien entrada la noche.

Siempre estaba haciendo algo, le gustaba también mandar y organizar, "Marisa ve a por la leche." Marisa ve a donde Peyo". "Marisa ve a llevarle este cumplido a nosequien que se casa." Y así todo el día, de allá para acá, sin parar.

Le encantaba ver telenovelas, aunque lo de ver es un decir porque se quedaba dormida en su sillón y en cuanto cambiabas el canal de la tele ya estaba con el ojo abierto refunfuñando.

Recuerdo de chica, siendo ya tarde, en esas interminables conversaciones que tenia con mi madre, estar acurrucada en su regazo, sobre su barriga e ir relajándome y quedando adormecida con el vaivén acompasado de su respiración. Quedando hipnotizada en la más absoluta y placentera tranquilidad.

Una de las muchas recetas que me gustaban de aquella época son las rosquillas de aguardiente, que ella guardaba en la despensa en una gran cazuela esmaltada granate, y que forraba con papel de periódico supongo que para mantener la temperatura y evitar que endurecieran. 

Sacaba unas cuentas para el desayuno a la merienda y me llenaba las manos y la barbilla de azúcar, mientras mojaba en el vaso de leche.

Por fin he podido hacerlas, me resistía, pues la masa es tan densa que se que yo no tengo al fuerza suficiente para manejarla. Pero eso con ayuda  se consigue y tengo dos robot que son la fuerza bruta que a mi me falta.

En esta sociedad en la que lo autentico apenas se encuentra, tomar un café con una de estas rosquillas, es un momento que no se debe dejar pasar, porque convierte un simple café en una merienda con sabores y aromas genuinos.



INGREDIENTES:

3 huevos
12 cucharadas de azúcar
12 cucharadas de leche
9 cucharadas de AOVE D·Oliva Arbequina Frutado Suave
3 cucharadas de aguardiente
Ralladura naranja o limón o ambas
1 sobre y medio de levadura química
1cucharadita de bicarbonato
750 gr. de harina todo uso

Aceite de girasol para freír.









ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional.

1. Poner los huevos con el azúcar en un bol y batir hasta blanquear con ayuda de unas barillas. 

"Como siempre puedes utilizar una batidora, un robot, o como en mi caso una KitchenAid. También puedes utilizar tu propia fuerza :). Sea como fuere, debe blanquear y doblar o triplicar su volumen."

2. Añade los ingredientes líquidos: aceite y aguardiente. Disuelve la levadura en la leche y añade también. Mezcla durante un minuto.

3. Añade las ralladuras de cítricos y mezcla muy bien.

4. Incorpora la harina tamizada poco a poco, no incorpores más harina hasta que se haya integrado la que ya hay.

"La masa es muy densa, por lo que es muy recomendable la utilización de algún robot."

5. Una vez bien integrada la harina y bien amasada, prepara una sartén profunda con abundante aceite de girasol a fuego medio. Haz bolas del tamaño de una pelota de golf, perfora un agujero en el medio y ve abriéndolo poco a poco con los dedos hasta formar un rosco. Fríe en el aceite y saca sobre papel absorbente cuando se dore por ambos lados.

"Hay que tener en cuenta que el aceite debe estar caliente pero nunca humeando, pues se hará por fuera y por dentro quedarán crudas (en casa a algunos nos gusta que el interior quede algo poco hecho)."
"Para que no se te pegue la masa a las manos, conviene que las lubriques con un poco de aceite."
"Deja que se absorba el exceso de aceite durante un minuto e inmediatamente pasa cada rosquilla por azúcar."
"Tienen que estar completamente frías antes de meterlas en una lata, donde se conservarán blandas y estupendas."



Elaboración en Thermomix.

1. En el vaso de la Thx pon las mariposa sobre las cuchillas. Añade los huevos con el azúcar y  programa 4 minutos, 37º de temperatura y velocidad 3 y medio para blanquear.
"Como siempre puedes utilizar una batidora, un robot, o como en mi caso una KitchenAid. También puedes utilizar tu propia fuerza :). Sea como fuere, debe blanquear y doblar o triplicar su volumen."

2. Añade los ingredientes líquidos: aceite y aguardiente. Disuelve la levadura en la leche y añade también. Mezcla durante 40 segundos a velocidad 3 y medio sin programar temperatura.

3. Añade las ralladuras de cítricos y programa 10 segundos velocidad 3 y medio.

4. Quita la mariposa y sin programar tiempo ni temperatura pon velocidad 4 e incorpora la harina tamizada poco a poco, no incorpores más harina hasta que se haya integrado la que ya hay. Cuando empiece a estar muy dura y difícil de mezclar, programa 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga y amasa hasta que se incorpore toda la harina.

"La masa es muy densa."

5. Una vez bien integrada la harina y bien amasada, prepara una sartén profunda con abundante aceite de girasol a fuego medio. Haz bolas del tamaño de una pelota de golf, perfora un agujero en el medio y ve abriéndolo poco a poco con los dedos hasta formar un rosco. Fríe en el aceite y saca sobre papel absorbente cuando se dore por ambos lados.

"Hay que tener en cuenta que el aceite debe estar caliente pero nunca humeando, pues se hará por fuera y por dentro quedarán crudas (en casa a algunos nos gusta que el interior quede algo poco hecho)."
"Para que no se te pegue la masa a las manos, conviene que las lubriques con un poco de aceite."
"Deja que se absorba el exceso de aceite durante un minuto e inmediatamente pasa cada rosquilla por azúcar."
"Tienen que estar completamente frías antes de meterlas en una lata, donde se conservarán blandas y estupendas."


martes, 8 de abril de 2014

Biscotes de Nuez y Chocolate Blanco






A veces pasamos de fines de semana caseros y tranquilos a salir los tres días y no pisar la casa más que para dormir. 

Así ha ocurrido este fin de semana. Está fenomenal salir, hacer cosas y pasarlo bien, más si el tiempo acompaña con este sol esplendoroso que hemos tenido en Madrid durante este fin de semana y que aún nos alegra estos días de trabajo.

Luego estamos todos cansados, pero contentos si, pero cansados también, si, cansados, y llega el domingo noche, ultimando detalles para empezar la semana y no he preparado nada para los desayunos del los Kekos.

Así que toca aprovechar que los niños juegan en la calle para hacer unas espirales de nesquick y unos biscotes deliciosos.

Esta receta ya no es la original porque añadí un huevo más de lo indicado así que tuve que ajustar todo como pude ya que chocolate tenía menos del indicado. 

No se que tal estará la receta original, pero está esta deliciosa y si además, tenemos fuerza de voluntad de esperar a probarlos al día siguiente, son espectaculares.

El doble horneado le confiere una textura crujiente en la capa exterior que contrasta con el interior más blando.

No es un bizcocho, ni una galleta, es una mezcla de ambos. Además el chocolate blanco y la nuez combinan de maravilla. 

Os va a encantar. Ya me lo diréis.




INGREDIENTES:

250 gr. de chocolate blanco (en tableta o en gotas)
30 gr. de mantequilla blanda
330 gr. de harina
75 gr. de azúcar moreno o blanco
1 sobre de levadura
3 huevos
Extracto de vainilla
100 gr. de nueces a trozos
azúcar glasé para decorar



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

0. Precalentar el horno a 190º y preparar una bandeja con papel de horno o un silpat.

1. En un bol de apto para microondas pon 150 gr. de chocolate en trozos o de gotas junto con la mantequilla. Funde a baja temperatura y en intervalos de medio minuto cada vez.

2. En un bol de robot (en mi caso en el bol de la KitchenAid poner la harina, levadura, el azúcar, los huevos, la vainilla, las nueces y el chocolate fundido. Mezclar suavemente con la espátula mezcladora a baja velocidad y sube despues cuando la harina comience a integrarse.

3. Añade el resto de chocolate picado o en gotas (100 gr.) y mezcla con el resto de la masa.

4. Divide la masa en dos porciones y  haz dos rulos, apoya sobre la bandeja de horno los dos rulos separados entre si y aplasta con las manos hasta tener un espesor de unos 2 cm de alto.

5. Hornea durante 20 min. 

"Si te quedan muy pálidos, puedes activar el ventilador unos minutos para que se dore un poco, pero ojo porque se te puede quemar enseguida."

6.  Baja la temperatura del horno a 160º. Saca los biscotes deja que se enfríen durante 20 min. Después parte en rodajas de 2 cm de ancho, coloca con la parte interna del bizcocho hacia arriba y hornea nuevamente 15 min.

7. Espolvorea con azúcar glasé y deja enfriar sobre una rejilla.


Sugerencia: Acompañar de vino dulce, chocolate o jugo de frutas.




Elaboración en Thermomix.

0. Precalentar el horno a 190º y preparar una bandeja con papel de horno o un silpat.


1. En un bol de apto para microondas pon 150 gr. de chocolate en trozos o de gotas junto con la mantequilla. Funde a baja temperatura y en intervalos de medio minuto cada vez.


"Al ser tan poca cantidad de chocolate y para evitar las mermas en el trasbase y alrededor de las cuchillas, recomiendo fundirlo como indico, al microondas. Si aun así quieres utilizar al Thx, solo tienes que poner en el vaso los 150 gr. de chocolate en trozos o de gotas junto con la matequilla. Programa 5 min. temperatura 50 y velocidad cuchara. Saca a un bol y reserva."


2. En el vaso de la Thx. pon la harina, levadura, el azúcar, los huevos, la vainilla, las nueces y el chocolate fundido. Mezclar suavemente durante 1 minutos o 2 a velocidad 4, giro a la izquierda hasta que la harina comience a integrarse.

3. Añade el resto de chocolate picado o en gotas (100 gr.) y mezcla con el resto de la masa programando 30 segundos, giro a al izquierda y velocidad 3 y medio.

4. Divide la masa en dos porciones y  haz dos rulos, apoya sobre la bandeja de horno los dos rulos separados entre si y aplasta con las manos hasta tener un espesor de unos 2 cm de alto.

5. Hornea durante 20 min. 

"Si te quedan muy pálidos, puedes activar el ventilador unos minutos para que se dore un poco, pero ojo porque se te puede quemar enseguida."

6.  Baja la temperatura del horno a 160º. Saca los biscotes deja que se enfríen durante 20 min. Depués parte en rodajas de 2 cm de ancho, coloca con la parte interna del bizcocho hacia arriba y hornea nuevamente 15 min.

7. Espolvorea con azúcar glasé y deja enfriar sobre una rejilla.


Sugerencia: Acompañar de vino dulce, chocolate o jugo de frutas.





lunes, 7 de abril de 2014

Tarta Cremosa de Manzana






Esta receta tiene uno de los sabores que más me traslada a momentos más alejados en el tiempo. Pienso que muchas veces nos complicamos demasiado, en general. 

Nos complicamos en criar a nuestros hijos, en nuestras relaciones personales, en los trabajos, hasta nos complicamos con nosotros mismos.

Si no eres una persona sana de mente, que le gusta lo que hace, que disfruta de lo que tiene, que sabe ser feliz en cada momento, sin hacer daño a los demás, solo con sus cosas, su familia y sus seres queridos, sus cosas simples y banales. Si disfrutas de un mensaje con un "¿que tal, como estas nena, a por el lunes." Si aprecias que los silencios y las miradas que nadie más ve ni entiende, dicen más de amor que mil y una palabras, si te llenas de orgullo con cada beso y cada abrazo, con cada dibujo y cada logro de tus pequeños, si disfrutas preparando una cena entre cuatro y la terminas con risas, abrazos y besos de buenas noches. Si te sientas al final del día en el sofá, junto a tu persona y sientes ese mágico silencio, y disfrutas y saboreas esa forma de cogerte y de acariciarte durante largo rato.

Si eres una persona así, eres feliz. Porque la felicidad está en cada uno de nosotros. La felicidad no te la dan los demás. No esperes que alguien te haga feliz. Tu eres quien te haces feliz disfrutando de cada cosa, valorando cada persona, cada momento, sin lamentos, sin quejas, sin añorar lo que no posees.

Quien disfruta de las pequeñas cosas simples tiene la llave de la felicidad.

Y todo esto para expresar que lo sencillo casi siempre es lo mejor, lo más agradable y lo más mágico.

Que un bocado tan fácil como esta tarta que os dejo, es disfrutable al 100% sin mayores complicaciones. Sencillo y delicioso.



Ingredientes:

1 base de hojaldre refrigerada
2 manzanas (preferible reinetas)
Mermelada de albaricoque
1 cucharada de agua


Para la crema pastelera
100 grs. de azúcar
La piel de un limón
El zumo de un limón
500 grs. de leche
3 huevos
50 grs de maicena
50 grs. de coñac o ron (opcional)


Elaboración:


Elaboración en Tradicional:

1. Precalienta el horno a 180º.

2. Prepara un molde antiadherente y con la base desmoldable. Corta un círculo de hojaldre de la medida del molde y cubre el fondo con la lámina de hojaldre. Apretar la base y dejar los bordes levantados.

3. Pinchar el hojaldre y cubrir con garbanzos. Hornear durante 10-15 min. o hasta que la masa esté ligeramente dorada.

4. Mientras tanto, preparamos las manzanas, las pelamos, les quitamos el corazón y la cortamos en gajos. Echamos un poquito de zumo de limón por encima para evitar la oxidación y reservamos tapadas.

5. Para hacer la crema pastelera, prepara un cazo sin poner aun al fuego y mezcla los huevos, el azúcar y la maicena con ayuda de unas barillas. 

6. Añade el zumo de limón y la leche poco a poco sin parar de remover. Lleva el cazo a fuego suave y cocina hasta que espeso, siempre sin parar de remover. 

7. Añadir el ron y mezclar durante unos minutos más.


"Si no vas a añadir licores, obvia este paso."

8. Saca la masa de hojaldre prehorneada y extiende la crema pastelera sobre la tartaleta de hojaldre. Disponer los gajos de manzana reservados, pinta con la mermelada de albaricoque diluida en una cucharada de agua y vuelve a meter en el horno unos 20 minutos. Teniendo cuidado de que el hojaldre no se queme.

9. Por último, gratina durante un par de minutos para que tome ese precioso tono dorado.

10. Dejar enfriar sobre una rejilla si se desea o consumir templada.






Elaboración en Thermomix:

1. Precalentar el horno a 180º.

2. Preparar un molde antiadherente y con la base desmoldable. Corta un círculo de hojaldre de la medída del molde y cubre el fondo con la lámina de hojaldre. Apretar la base y dejar los bordes levantados.

3. Pinchar el hojaldre y cubrir con garbanzos. Hornear durante 10-15 min. o hasta que la masa esté ligeramente dorada.

4. Mientras tanto, preparamos las manzanas, las pelamos, les quitamos el corazón y la cortamos en gajos. Echamos un poquito de zumo de limón por encima para evitar la oxidación y reservamos tapadas.

5. Para hacer la crema pastelera ponemos todos sus ingredientes en el vaso de la thermomix menos el coñac o ron y el limón.

6. Mezclar 10 segundos a velocidad 3 1/2. Incorporamos la piel de limón y programar temperatura 90º durante 9 minutos y velocidad 2.

7. Añadir el ron y mezclar durante 2 minutos a velocidad 2.


"Si no vas a añadir licores, obvia este paso."

8. Sacar la masa de hojaldre prehorneada y poner la mezcla sobre la tartaleta de hojaldre. Disponer los gajos de manzana reservados, pinta con la mermelada de albaricoque diluida en una cucharada de agua y volver a meter en el horno unos 20 minutos. Teniendo cuidado de que el hojaldre no se queme.

9. Por último, gratina durante un par de minutos para que tome ese precioso tono dorado.

10. Dejar enfriar sobre una rejilla si se desea o consumir templada.