lunes, 30 de junio de 2014

Focaccia de Tomillo y Gorgonzola






Este mes la receta más votada ha sido esta focaccia de sal y romero.

Yo ya he hecho focaccias en ocasiones previas, y se que salen unas focaccias enormes para alimentar a medio barrio, así que en esta ocasión, hice la mitad de la receta y obtuve dos panes con unas dimensiones más acordes a mi familia.






Le he dado una vuelta a la receta y la he versionado a mi gusto. A falta de pan...

Aquí tenéis, espero que la disfrutéis mucho.




INGREDIENTES:

250 gr. de harina de fuerza
1 cucharadita de sal
3.5 gr. de levadura seca de panadería
40 ml. aceite de oliva virgen extra
75-100 ml. agua caliente
Ramitas de tomillo fresco
Queso gorgonzola
Sal en escamas con pétalos de rosa



ELABORACIÓN:

1. Enharinar una bandeja de hornear plana y grande.

2. Poner la harina en un bol grande, añadir la sal y la levadura. A continuación agrega el aceite de oliva y un poco de agua caliente.

"Debe quedar una masa suave y difícil de amasar. Cuanto más cantidad de agua añadas, más esponjosa va a quedar, aunque será más difícil de manejar. Hay que amasar durante largo rato. Puedes hacerlo a mano o como yo, ayudándome con mi KitchenAid. No añadas bajo ningún concepto más harina, trabaja la masa hasta que se haga más manejable."

3. Amasar la masa unos 10 minutos a mano, sobre una superficie enharinada, o 5 minutos si se utiliza una batidora con la espátula amasadora. Al tirar de la masa tiene que quedar elástica

"Para comprobar si está lista, hacer una bola con la masa y, utilizando un dedo enharinado, hacer una hoyo en un lado (no más de ¾ cm.). Si el hueco desaparece volviendo la masa a su sitio, entonces está lista para dar forma. Si el hoyo permanece, hay que seguir amasando unos minutos más."

4. Dar forma oval a la masa y colocarla en la bandeja de hornear. Aplastarla para que quede de unos 30 cm. de largo por 20 cm. de ancho. Cubre con un trapo de cocina limpio o una tela, pero que quede suelto, asegurándonos de que esté bien cerrado y no entre aire.

"Hice dos porciones con la masa y preparé dos focaccias pequeñas en lugar de una grande."

5. Precalentar el horno a 200º.

6. Dejar la masa en un lugar caliente sobre una hora, o hasta que haya duplicado su tamaño. Con un dedo enharinado, marcar agujeros en la superficie a intervalos regulares, como de unos 4 cm de separación en varias filas, apretando hasta el fondo. Cortar ramitas de de tomillo fresco, y colocarlas en los agujeros. Añade trocitos cortados con los dedos de queso gorgonzola y sazona con sal sobre la masa.

7. Colocar en la parte de arriba del horno y hornea unos 20-30 minutos, o hasta que el pan esté bien subido, con un tono marrón-dorado suave, y suene hueco al golpearlo por debajo.

8. Retirar del horno, pulverizar con el aceite de oliva restante, y dejar enfriar en la bandeja de hornear.






El resto de participantes del reto de este mes, tienen sus recetas disponibles en sus blogs, o dudéis y pasad a ver sus propuestas:







lunes, 16 de junio de 2014

Clafoutis de Cerezas para Dos






Estamos en plena temporada de cerezas.

Que fruta más deliciosa. No se porque la fruta prohibida era la manzana... sin duda debería haber sido una fruta como está, o cualquiera de las prunas, que son mis frutas favoritas. Las de verano, refrescantes y deliciosas.

Esta receta es la misma que mi primera clafoutis, solo que en versión mini y mejorando por mil las fotos. (se nota que voy mejorando poco a poco)

Es un pastel perfecto para compartir, para comer solo, o para llevar al desayuno de la oficina y comer entre cuatro. Un pedacito de gloria entre tanto papel, email y trabajo.

Que disfrutes.



INGREDIENTES:

150-200 gr. de cerezas frescas (sin huesos)
** Al final de la receta explico como extraer fácilmente los huesos de las cerezas.

50 gr. de azúcar
2 huevos
40 gr. de harina
1 pizca de sal
50 ml. de leche
50 ml. de nata
30 gr. de mantequilla pomada
1 gotas de esencia de vainilla

Azúcar glass para decorar



ELABORACIÓN:


Elaboración en Tradicional.

1. Precalienta el horno a 180º.

2. Pon los huevos en el vaso de la batidora o KitchenAid junto con el azúcar y bate con las varillas enérgicamente durante 4 minutos.

3. Añade la sal y la mantequilla y bate otro minuto más.

4. Incorpora la harina, la nata, la leche y la vainilla y mezcla durante otro minuto.

5. En un molde redondo (15 cm)  o cuadrado ( 10x10) pon papel de hornear y unta con mantequilla y espolvorea un poco de harina. A continuación pon la mitad de la mezcla y hornea durante 10 min. 

6. Transcurrido este tiempo abre el horno y saca el molde. Reparte las cerezas por la superficie que estará firme pero esponjosa y presiona cada cereza para hundirla ligeramente. Incorpora el resto de la mezcla y hornear durante 25 min. más o hasta que la segunda capa ya esté cuajada y nuestra aguja salga limpia.

7. Dejar enfriar sobre una rejilla y sirve frío y espolvoreado con azúcar glass.

"Al ser un postre con gran cantidad de lácteos y huevo, conviene tenerlo en la nevera para su conservación y sacar media hora antes de consumir."







Elaboración en Thermomix.

1. Precalienta el horno a 180º.

2. Pon los huevos en el vaso de la Thermomix junto con el azúcar y programa 4 min. temperatura 37º y velocidad 4.

3. Añade la sal y la mantequilla y mezcla 10 segundos a velocidad 4.

4. Incorpora la harina, la nata, la leche y la vainilla y mezcla durante 20 segundos a velocidad 3 1/2.

5. En un molde redondo (15 cm)  o cuadrado ( 10x10) pon papel de hornear y unta con mantequilla y espolvorea un poco de harina. A continuación pon la mitad de la mezcla y hornea durante 10 min. 

6. Transcurrido este tiempo abre el horno y saca el molde. Reparte las cerezas por la superficie que estará firme pero esponjosa y y presiona cada cereza para hundirla ligeramente. Incorpora el resto de la mezcla y hornea durante 25 min. más o hasta que la segunda capa ya esté cuajada y nuestra aguja salga limpia.

7. Dejar enfriar sobre una rejilla y servir frío y espolvoreado con azúcar glass.
"Al ser un postre con gran cantidad de lácteos y huevo, conviene tenerlo en la nevera para su conservación y sacar media hora antes de consumir."




"La forma en la que deshueso las cerezas para que me queden enteras es muy fácil. Solo necesitas una cañita de beber (pajita) de plástico duro y un ratito. En media hora deshuesas dos kilos y pico."
"Se hace así: Coges una cereza lavada y sin rabito, pones la pajita en la parte de abajo (la contraria al nacimiento del tallo) presionas hasta que tocas el hueso y sale por la parte del rabito. Más fácil imposible... Bueno, si, con una maquinita, pero nos vale este truco perfectamente."


viernes, 13 de junio de 2014

Flan de Mocca







Creo que esta es de las últimas recetas nuevas que os voy a poner estos días que requieren horno.

En Madrid hace tantísimo calor que ya... poquito voy a encenderlo, ¡no puede ser! ¡Qué va a ser de mi sin horno!

No tengo ni idea pero ya veremos sobre la marcha, lo que está claro que voy a ir cambiando a preparaciones frescas pero de cuajado en frío, mouses, tartas frias, cuajadas... ummmmmm solo de pensarlo ya me refresco un poco.

Para hoy preparé unos flanes, que en casa gustan un montón, solo que esta vez los hice de mocca.

La crema de mocca la compré en el lidl estas navidades y aún no había pensado en que utilizarla. Se trata de un tarro de cristal al estilo de la crema de cacao o nutella y está ummmmmm. Puedes utilizar crema de cacao y añadir café soluble en lugar de esta crema que comento, pero tal vez con una sola cucharada sea suficiente. Prueba y me dices.

El caso es que esta crema de mocca está buenísima y además es crocante, lleva trocitos de grano de café, algo que en el flan no vais a percibir nada más que en la base del flan, ya que no quedan en suspensión y flotan todos en la parte de arriba.

Vamos allá con esta super delicia.



INGREDIENTES:

500 ml. de leche
4 cucharadas de azúcar
4 huevos
2 cucharadas de crema de mocca


Para el Caramelo
100 gr. de azúcar
100 ml. de agua



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional:

0. Precalienta el horno a 200º. Mete un recipiente amplio con agua para el baño maría.

1. En un cazo a fuego medio pon el agua con el azúcar y deja que se haga hasta que empiece a dorarse y a tomar un color rubio.

"Personalmente no dejo que se ponga de color oscuro para evitar que el flan amargue."

2. Cuando esté rubio, retira del fuego y vuelca sobre una flanera o molde donde vayamos a preparar el flan. Extiende por toda la base y al menos un centímetro por los laterales.

3. Pon los huevos, la leche, el azúcar y la crema de mocca en un bol y bate con la batidora muy enérgicamente.

4. Con mucho cuidado vuelca la mezcla de flan en el molde caramelizado e introduce el molde al baño maría en el horno.

"Recomiendo siempre que el molde a utilizar se a de la medida adecuada, es decir, que la mezcla de flan no nos vaya a quedar por la mitad por ejemplo, ya que al volcar se nos romperá al golpear con el plato. Como mucho, que el contendido quede a un dedo del borde."

5. Si utilizas un molde de flan grande hornea durante 1 hora aprox. (dependerá de cada horno). Si, por el contrario, optas como yo por utilizar flaneras individuales, solo necesitarás media hora.

"Si ves que aún queda tiempo y empieza adorarse por la parte de arriba, pone una lámina de papel de aluminio."
"Pincho el centro del flan con una brocheta para comprobar si está bien hecho. Si sale limpia está ok. Si sale húmeda necesita un poco más." 

6. Deja enfriar y una vez frío termina de cuajar en la nevera.






Elaboración en Thermomix:

1. En un cazo a fuego medio pon el agua con el azúcar y deja que se haga hasta que empiece a dorarse y a tomar un color rubio.

"Personalmente no dejo que se ponga de color oscuro para evitar que el flan amargue."

2. Cuando esté rubio, retira del fuego y vuelca sobre una flanera o molde donde vayamos a preparar el flan. Extiende por toda la base y al menos un centímetro por los laterales.

3. Pon los huevos, la leche, el azúcar y la crema de mocca en el vaso de la Thx y bate a velocidad 10 durante 30 segundos.

4. Con mucho cuidado vuelca la mezcla de flan en el molde o moldes caramelizado, sella con papel de aluminio e introduce el molde en el varoma.

"Recomiendo siempre que el molde a utilizar se a de la medida adecuada, es decir, que la mezcla de flan no nos vaya a quedar por la mitad por ejemplo, ya que al volcar se nos romperá al golpear con el plato. Como mucho, que el contendido quede a un dedo del borde."
"Pincho el centro del flan con una brocheta para comprobar si está bien hecho. Si sale limpia está ok. Si sale húmeda necesita un poco más." 

5. Añade 700 ml de agua en el vaso de la Thx (previamente aclarado) y programa 50 minutos, varoma, velocidad 1.

6. Deja enfriar y una vez frío termina de cuajar en la nevera.







lunes, 9 de junio de 2014

Arroz a la Milanesa





Los platos a base de arroz son tan socorridos y admiten tantas opciones casi como los de pasta.

Y a mi la pasta y el arroz me privan. Mucho, muchisimo.

Os dejo la receta del Arroz a la milanesa con alguna pequeña variación, como hago siempre. Está realmente delicioso y para mi esta versión me gusta más porque el jamón lo añado en crudo al finalizar, en lugar de sofreirlo como se hace normalmente.

De esta manera evito salar en exceso el plato, aportar más grasas saturándolas y sin embargo, disfruto del jamón ibérico con todo su sabor natural y su fantástica veta intacta.

Una delicia, vaya.

¡A comer!



INGREDIENTES:

30 gr. de Aceite de Oliva Virgen Extra
200 gr. de tomate triturado
55 gr. de cebolla
70 gr. de pimiento rojo
1 ajo
120 ml de cerveza o vino blanco
300 gr. arroz
640 ml. de agua
Sal
1 cucharadita de cúrcuma
50-70 gr. de jamón ibérico cortado en tapitas
cebollino




ELABORACIÓN:

Elaboración en Tradicional.

1. Pon el aceite en una cazuela amplia o paella y deja que se caliente a fuego suave. Mientras tanto, pica la cebolla, el pimiento y el ajo muy finamente. Echa a la cazuela y deja que se sofrían a fuego muy suave durante 8 minutos o hasta que estén blandos.

"El fuego ha de estar muy suave para no quermarse nada".

2. Añade el tomate triturado y deja que se haga unos 10 minutos hasta formarse el sofrito o salsa.

3. Incorpora el vino o la cerveza y deja cocer 5 minutos a fuego más fuerte.

4. Añade el arroz y mezcla con el sofrito durante un minuto.

5. Incorpora el agua, la sal y la cúrcuma y deja que se cocine durante unos 15 minutos a fuego suave.

6. Saca a una fuente de servir e incorpora el jamón en tapitas y cortado a su vez en cuadraditos (del tamaño del bacon en tacos). Mezcla con el arroz y decora con ramitas enteras o cebollino picado.





Elaboración en Thermomix.

1. Pon el aceite, la cebolla, el pimiento y el ajo y pica 4 segundos velocidad 5. Baja los restos de las paredes hacia las cuchillas y programa 8 minutos, 100º, velocidad cuchara para hacer el sofrito.

2. Añade el tomate triturado y programa otros 8 minutos, 100º y velocidad cuchara.

3. Incorpora el vino o la cerveza y deja cocer 2 minutos a temperatura varoma y velocidad cuchara.

4. Añade el arroz, programa 15 segundos, giro a la izquierda y velocidad cuchara para mezclar con el sofrito.

5. Incorpora el agua, la sal y la cúrcuma y programa 15 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

6. Saca a una fuente de servir e incorpora el jamón en tapitas y cortado a su vez en cuadraditos (del tamaño del bacon en tacos). Mezcla con el arroz y decora con ramitas enteras o cebollino picado.





martes, 3 de junio de 2014

Cookies de Crema de Cacahuete y Chocolate






No se que me pasa últimamente que estoy más dulcera que de costumbre.

Bueno, realmente yo no, porque yo cocino y dejo que se lo tomen otros (risita diabólica...), pero me apetece más hacer dulce y se que os estoy tentando demasiado casi casi terminando ya estas "operaciones bikinis" que empezamos y que al final.... las dejamos de lado (o no).

Las cookies son esas galletas maravillosas que encantan a muchos y que aborrecen una pequeña minoría, tan pequeña que aún no conozco nadie que no disfrute de alguna de las múltiples versiones de este tipo de galleta.

Había utilizado con agradable sorpresa, la crema de cacahuete que hacía años y años, desde mi más tierna infancia, que no había vuelto a probar, y aún quedaba una parte importante en el tarro azul.

Día tranquilo, fresquito, ideal para encender el horno y con poco tiempo como siempre, decidí que esta semana en lugar de bizcocho haría galletas para el desayuno de los Kekos.

Y así fue como se me ocurrió utilizar todo lo que quedaba de crema de cacahuete y hacer una de las mejores cookies que he comido nunca.

Esta es una adaptación de mis deliciosas Chocolate Chip Cookies. Y he de decir que son un pecado absoluto.

Por si no lo sabías la crema de cacahuete tiene grandes beneficios para el organismo, vitaminas, minerales y ayuda a cuidar tu corazón. Estas galletas carecen de grasas, aceites, mantequillas, únicamente la crema de cacahuete que puedes hacer tu mismo.

Si no, asegurate que sea 100% crema de cacahuete sin aditivos de ningún tipo.

Espero que os veáis tentados a hacerlas muy pronto y me contéis que tal el resultado.

Besitossssssssss




INGREDIENTES (para 24 galletas):


110 gr. harina de repostería
175 gr. harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura química
1 cucharadita de bicarbonato
170 gr. de crema de cacahuete crunchy (crujiente)
135 gr. de azúcar moreno
100 gr. de azúcar blanquilla
1 huevo grande
75 ml. de leche
150 gr. de gotas de chocolate




ELABORACIÓN.

Elaboración Tradicional:

1. En un bol tamiza los ingredientes secos. Estos son las harinas, el bicarbonato, levadura en polvo y sal. Reserva.

2. En tu robot de cocina (lo yo hago en la KitchenAid,) pon en el bol los dos azúcares y la crema de cacahuete. Mezcla unos cuantos minutos hasta conseguir una masa más o menos formando migas.

"Al no ser la crema de cacahuete un producto líquido, la masa quedará más bien tipo migosa, al contrario que ocurriría si utilizas mantequilla fundida. No te asustes que ahora seguimos agregando más ingredientes húmedos."

3. Con la KitchenAid en marcha vamos incorporando el huevo y cuando esté bien integrado añade la leche. Una vez todo integrado y ya obtenida una masa más cremosa, baja la velocidad de tu robot o tu KitchenAid a la velocidad más baja.


4. Con una cuchara ve incorporando los ingredientes secos que tenías tamizados y reservados en un bol aparte. Mezcla hasta que la masa este bien unida.

"Puedes subir de velocidad cuando la harina se haya humedecido, sin riesgo a que salga una nube de "polvo" disparada..."

5. Una vez formada la masa agrega el chocolate en trozos o gotas. Y amasamos hasta que el chocolate esté entre la masa. Reserva en un bol en el frigo tapado con un film transparente mientras esperas que se caliente el horno.

6. Una vez lista la masa precalentar el horno a 180º y forrar varias bandejas de horno con papel sulfurizado o un tapete de hornear.


"Con estas cantidades necesitas tres bandejas de horno para cocinar 9 galletas cada vez." 
"¿Porque tantas bandejas? Pues porque al llevar crema de cacahuete si utilizas una bandeja recién salida del horno que aun tiene calor residual, la masa se va a caer por efecto del calor y te van a salir un churro de galleta o incluso una macrogalleta del tamaño de la bandeja."
"Si tienes tiempo, pon en el frigo y podrás formar las bolas con tus propias manos. "  

"Cuanto más gruesas sean las bandejas, más tardarán en perder calor, así que está bien hacerse con unas bandejas planitas de aluminio que venden en cualquier tienda sueca o centro de todo a un euro."


7. Forma bolitas con la masa con el tamaño aproximado de una pelota de golf. Aplasta la pelotita hasta achatarla a la mitad. Hornear durante 15 min.

"Yo no tengo mucho tiempo así que mientras hago la masa, ya estoy precalentando el horno y no meto la masa al frigo mientras tiene que calentarse, por lo que la masa es blanda y pegajosa. Para evitar esto lo que hago es bolas con un sacabolas de helados, lo lleno más o menos a la mitad y la vuelco directamente en la bandeja de horno.
"Si tienes tiempo, pon en el frigo y podrás formar las bolas con tus propias manos. " 
"Deben quedar crujientes por fuera y blandas por dentro. No te asustes si al sacarlas del horno están blandas, es normal, luego al enfriar endurecen."
"Normalmente a la cookies para intensificar el sabor, sobre todo si llevan chocolate, les espolvoreo antes de ponerlas en el horno, con sal maldón. En este caso no lo hago ya que la crema de cacahuete es salada y creo que ella misma aporta toda la intensidad que esta galleta necesita." 

8. Una vez terminadas de hornear dejar enfriar sobre una rejilla.






Elaboración en Thx:

1. Pon las harinas, el bicarbonato, levadura en polvo y sal. Programa 10 segundos velocidad 7 para tamizar todo y reserva en un recipiente aparte.

2. En el vaso de la Thx pon los dos azúcares y la crema de cacahuete. Mezcla unos 2 minutos, velocidad 5 hasta conseguir una masa más o menos formando migas.

"Al no ser la crema de cacahuete un producto líquido, la masa quedará más bien tipo migosa, al contrario que ocurriría si utilizaras mantequilla fundida. No te asustes que ahora seguimos agregando más ingredientes húmedos."

3. Pon velocidad 3 sin programar tiempo e  incorpora el huevo y cuando esté bien integrado añade la leche. Sigue batiendo hasta que esté todo integrado.

4. Pon velocidad velocidad 1 sin programar tiempo. Con una cuchara ve a incorporando los ingredientes secos que tenías tamizados y reservados en un bol aparte. Mezcla hasta que la masa este bien unida.

"Puedes subir de velocidad cuando la harina se haya humedecido, sin riesgo a que salga una nube de "polvo" disparada por el bocal..."

5. Una vez formada la masa agrega el chocolate en trozos o gotas. Y amasa hasta que esté el chocolate entre la masa. Puedes programar 2 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga. Reserva en un bol en el frigo tapado con un film transparente mientras esperas que se caliente el horno.

6. Una vez lista la masa precalentar el horno a 180º y forrar varias bandejas de horno con papel sulfurizado o un tapete de hornear.


"Con estas cantidades necesitas tres bandejas de horno para cocinar 9 galletas cada vez." 
"¿Porque tantas bandejas? Pues porque al llevar crema de cacahuete si utilizas una bandeja recién salida del horno que aun tiene calor residual, la masa se va a caer por efecto del calor y te van a salir un churro de galleta o incluso una macrogalleta del tamaño de la bandeja."

"Cuanto más gruesas sean las bandejas, más tardarán en perder calor, así que está bien hacerse con unas bandejas planitas de alumino que venden en cualquier tienda sueca o centro de todo a un euro."


7. Formar bolitas con la masa con el tamaño aproximado de una pelota de golf. Aplasta la pelotita hasta achatarla a la mitad. Hornear durante 15 min.

"Yo no tengo mucho tiempo así que mientras hago la masa, ya estoy precalentando el horno y no meto la masa al frigo mientras tiene que calentarse, por lo que la masa es blanda y pegajosa. Para evitar esto lo que hago es bolas con un sacabolas de helados, lo lleno más o menos a la mitad y la vuelco directamente en la bandeja de horno.
"Si tienes tiempo, pon en el frigo y podrás formar las bolas con tus propias manos. " 
"Deben quedar crujientes por fuera y blandas por dentro. No os asusteis si al sacarlas del horno están blandas, es normal, luego al enfriar endurecen."
"Normalmente a la cookies para intensificar el sabor, sobre todo si llevan chocolate, les espolvoreo antes de ponerlas en el horno, con sal maldón. En este caso no lo hago ya que la crema de cacahuete es salada y creo que ella misma aporta toda la intensidad que esta galleta necesita." 

8. Una vez terminadas de hornear dejar enfriar sobre una rejilla.










lunes, 2 de junio de 2014

Magdalenas de Crema y Manzana Asada





Los primeros años de llegar a Madrid, muchas tardes mi madre me llevaba al mercado más estupendo del barrio, donde todos nos recibían con los brazos abiertos y en cada puesto que pasabas te dedicaban una sonrisa, unas palabras amables o incluso un dulce o fruta de regalo. 

Era pequeña, y me encantaba ir allí. Aquellas tardes que mi madre me llevaba vestida con la falda de trabillas azul marino, camisa blanca y calcetines hasta las rodillas. 

Teníamos un largo paseo desde la Embajada de Palestina, que era más o menos donde yo vivía, hasta el Mercado de Chamartín, pero merecía la pena darse aquel paseo para ver los puestos de frutas de todos los colores, de flores con todos los aromas y mi favorito, las pastelería, con mil pasteles, petit choux, y magdalenas de mil sabores.

Mis favoritas eran unas magdalenas de crema y manzana asada, que estaba buenísimas, y que mi madre me compraba en ocasiones especiales.

Cuando vi estas magdalenas en el libro del mismo nombre de Xavier Barriga me vi tentada y empujada por una fuerza invisible para hacerlas a la mayor brevedad posible.

Y no me han defraudado en absoluto, saben exactamente igual que las de la pastelería del mercado de Chamartín, aquellas que colmaron momentos especiales cuando aún llevaba uniforme de colegiala.




INGREDIENTES:

2 huevos
175 gr. de azúcar moreno
60 ml. de leche
190 ml. de aceite de oliva suave
210 gr. de harina de repostería
7 gr. de levadura química
1 pizca de sal 
2 manzanas


Para la crema pastelera

50 gr. de azúcar
La piel de medio limón
El zumo de medio limón
250 grs. de leche
1 huevo y una yema 
25 gr. de maicena
25 ml. de coñac o ron (opcional) 


Brillo de frutas o mermelada de albaricoque o manzana





ELABORACIÓN:


Elaboración Tradicional:


Elaboración de la Crema Pastelera:

1. Prepara un cazo sin poner aun al fuego y mezcla los huevos, el azúcar y la maicena con ayuda de unas barillas

2. Añade el zumo de limón y la leche poco a poco sin parar de remover. Lleva el cazo a fuego suave y cocina hasta que espese, siempre sin parar de remover. 

3. Añadir el ron y mezclar durante unos minutos más. Dejar enfriar tapado con un papel film en contacto con la superficie para evitar la formación de costra.


Elaboración de las Magdalenas

1. Con una batidora, robot, o con la KitchenAid, bate los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doble su volumen.

2. Baja la velocidad e incorpora la leche. Ve agregando también el aceite poco a poco y sin dejar de batir.

3. Tamiza la harina, la levadura y la pizca de sal y añade poco a poco a la mezcla de huevos, a velocidad baja. Cuando esté integrada puedes subir la velocidad y batir rápidamente durante 3 minutos.

4. Tapa la masa con un paño y deja reposar al menos una hora en el frigorífico. 

"Si la dejas reposando hasta el día siguiente el resultado será aún mejor."

5. Después del reposado precalienta el horno a 250ºC. 

6. Vuelve a batir la mezcla enérgicamente, distribuye la masa en una bandeja para magdalenas con sus papeles rizados. Llena hasta la mitad, añade una cucharadita de crema pastelera en el centro y pon un poco más de masa, hasta 3/4 partes del molde. Pon unas finas láminas de manzana encima de cada molde.

7. Baja la temperatura del horno a 210º, mete la bandeja de magdalenas y hornea durante 18 min.

"Las magdalenas como los bollos, estarán listas si al pinchar con una brocheta ésta sale limpia, eso si, procura no pinchar en la parte donde está al crema pastelera."
"No caigas en la tentación de poner un montón de crema porque no va a salir bien, mejor poco y en su justa medida." 
"Al llevar crema y manzana no van a salir unas magdalenas con copete, pero están deliciosas."

8. Para terminar, pinta la superficie de la magdalena y la manzana con brillo de frutas o con mermelada de albaricoque o manzana rebajada con agua.






Elaboración en Thermomix:


Elaboración de la Crema Pastelera

1. Para hacer la crema pastelera ponemos todos sus ingredientes en el vaso de la thermomix menos el coñac o ron y el limón.

2. Mezclar 10 segundos a velocidad 3 1/2. Incorporamos la piel de limón y programar temperatura 90º durante 9 minutos y velocidad 2.

3. Añadir el ron y mezclar durante 2 minutos a velocidad 2. Dejar enfriar tapado con un papel film en contacto con la superficie para evitar la formación de costra.


Elaboración de las Magdalenas

1. Pon los huevos y el azúcar en el vaso de la Thx con la mariposa sobre las cuchillas. Programa 7 min. temperatura 37º, velocidad 3 y medio. Saca la mariposa.

2. Baja la velocidad a 1 e incorpora la leche. Ve agregando también el aceite poco a poco y sin dejar de batir.

3. Tamiza la harina, la levadura y la pizca de sal y añade poco a poco a la mezcla de huevos, a velocidad 2 sin programar tiempo. Cuando esté integrada puedes subir la velocidad y batir rápidamente durante 3 minutos.

4. Vuelca la masa en un bol, tapa con un paño y deja reposar al menos una hora en el frigorífico. 

"Si la dejas reposando hasta el día siguiente el resultado será aún mejor."

5. Después del reposado precalienta el horno a 250ºC. 

6. Vuelve a batir la mezcla energicamente, distribuye la masa en una bandeja para magdalenas con sus papeles rizados. Llena hasta la mitad, añade una cucharadita de crema pastelera en el centro y pon un poco más de masa, hasta 3/4 partes del molde. Pon unas finas láminas de manzana encima de cada molde.

7. Baja la temperatura del horno a 210º, mete la bandeja de magdalenas y hornea durante 18 min.
"Las magdalenas como los bollos, estarán listas si al pinchar con una brocheta ésta sale limpia, eso si, procura no pinchar en la parte donde está al crema pastelera."
"No caigas en la tentación de poner un montón de crema porque no va a salir bien, mejor poco y en su justa medida." 
"Al llevar crema y manzana no van a salir unas magdalenas con copete, pero están deliciosas."


8. Para terminar, pinta la superficie de la magdalena y la manzana con brillo de frutas o con mermelada de albaricoque o manzana rebajada con agua.