lunes, 9 de febrero de 2015

Floretas o Flores de Carnaval






Este dulce tradicional también es conocido como flores extremeñas o entroido en Galicia.

Me trae el recuerdo de mi abuela paterna, donde quiera que ella esté.

Me trae su imagen, con su bata de guata azul marina y su mandil de cuadros marrones, sus zapatillas de andar por casa y sus rizos plateados. Su cara y manos regordetas, bueno, toda ella regordeta, enfadona y con gran sentido del humor. Recuerdo su risa cuando hacía bromas, y su cara, recuerdo su cara que es la de mi padre mismo, y le miro a él, y la veo a ella.

Esta receta me trae aromas de azúcar, humo de encina subiendo por la chimenea de su cocina. Y me trae frío en el rostro y escarcha sobre los regatos, sobre los charcos y sobre toda la era.

No he podido conseguir su receta, no se ni tengo a quien preguntar. Pero aunque ella hace tiempo que se fue, su recuerdo permanece. Hace que siga queriendo evocar sabores de antaño, como el de las floretas de carnaval, que ella hacía por estas fechas.

Y en mi afán de volver a recordar todo esto, me encontré con una persona adorable, que ama la cocina tradicional y que cada día nos sorprende con recetas de toda la vida. Se llama Soco y la conocí porque se hizo seguidora de este blog en la pagina de facebook. Y nada más entrar en mi cocina me dedico unas palabras, algo que siempre agradezco.

No tuve más que pedir su receta de las floretas para que Soco me la prestara. Esta es la suya, su receta. Soco es una persona que sin conocerla mucho se que es grande. Dispuesta siempre a compartir lo que hace sin esperar nada a cambio. Ama la cocina, como yo, es alegre y muy generosa.

Así que mil gracias Soco por compartir tu receta conmigo, por permitir publicarla aquí y mil gracias porque es igual que la de mi abuela y me ha hecho revivir muchos recuerdos.

;)

Compra el molde para hacer estas floretas. Yo lo adquirí ese verano en La Alberca y por fin he podido estrenarlo. No te costará más de 8 eur. y harás unas preciosas flores de la auténtica y genuina repostería tradicional española.


Viendo las fotos que he realizado, no puedo (cambiando completamente de tema) evitar acordarme del fantástico actor Paco León, caracterizado de Anne Igartiburu, viendo esos preciosos corazones, corazones dulces, corazón de carnaval, corazón de invierno...




INGREDIENTES:

1 huevo
300 ml. de leche
175 gr. de harina de trigo
1 pizca de sal
Azúcar para rebozar

Aceite de oliva o girasol para freir


ELABORACIÓN:

Elaboración en Tradicional.

1. Poner todos los ingredientes húmedos en un bol y batir, a continuación añade la sal y la harina tamizada y bate hasta obtener una masa homogénea (puede utilizar una batidora para facilitar la tarea, pero es una masa que se preparar perfectamente a mano.

2. Poner una sartén honda con aceite y poner a fuego fuerte.

3. Mientras se calienta el aceite dejar el molde de las floretas dentro del aceite.

4. Cuando esté bien caliente, saca el molde, introduce en el bol de la masa sin que llegue a cubrirse e inmediatamente pon el molde en el aceite caliente.

"Cuando empieza a borbotear el aceite, con un tenedor ve despegando la masa de los bordes del molde tanto exterior como interior sin que pierda al forma, suavemente hasta que se desprenda del molde, deja que se dore y da la vuelta hasta que adquiera un todo dorado uniforme."

5. A continuación saca la floreta crujiente y posa sobre un papel absorbente. 

6. Repite el mismo proceso hasta que termines la masa. Cuando las floretas vayan enfriando, espolvorea con azúcar. 

"Si te gusta puedes hacer una mezcla de azúcar y canela, rociarlas también con miel floja (rebajada con un poquito de agua), incluso ponerles una cobertura de chocolate, a tu gusto. En la tierra de mis padres simplemente se espolvorea con azúcar."






Elaboración en Thermomix.

1. Poner todos los ingredientes en el vaso de la thx y batir 20 segundos a velocidad 5. Pasar la masa a un bol.

2. Poner una sartén honda con aceite y poner a fuego fuerte.

3. Mientras se calienta el aceite dejar el molde de las floretas dentro del aceite.

4. Cuando esté bien caliente, saca el molde, introduce en el bol de la masa sin que llegue a cubrirse e inmediatamente pon el molde en el aceite caliente.

"Cuando empieza a borbotear el aceite, con un tenedor ve despegando la masa de los bordes del molde tan to exterior como interior sin que pierda al forma, suavemente hasta que se despegue del molde, deja que se dore y dale la vuelta hasta que adquiera un todo dorado uniforme."

5. A continuación saca la floreta crujiente y posa sobre un papel absorbente. 

6. Repite el mismo proceso hasta que termines la masa. Cuando las floretas vayan enfriando, espolvorea con azúcar. 

"Si te gusta puedes hacer una mezcla de azúcar y canela, rociarlas también con miel floja (rebajada con un poquito de agua), incluso ponerles una cobertura de chocolate, a tu gusto. En la tierra de mis padres simplemente se espolvorea con azúcar."