martes, 31 de marzo de 2015

Muffins Integrales de Canela y Frutos Rojos






Pues ya está aquí el fin de mes, uno de los días que más me gustan porque tenemos que publicar nuestro reto mensual de Recetas de Lorrane Pascale.

Este mes toca dulce, y aunque a estas alturas más de uno se habrá dado un buen atracón de Torrijas, no viene mal ir preparando estos muffins integrales.

No me digáis que son sosos y no endulzan porque se trata precisamente de eso. Son integrales.

No obstante, la receta original no lleva azúcar, elemento que yo he incorporado para darles más gracia.

Os animo a que la preparéis, el sabor de los frutos rojos frescos es fantástico.









INGREDIENTES (12 muffins):

150 gr. de harina

150 gr. de harina integral
1 cucharadita de levadura 
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico 
1 cucharadita de canela molida 
2 huevos
200 ml. de leche semidesnatada
130 gr. de yogurt natural bajo en grasa 
50 ml. aceite de oliva virgen extra
4 cucharadas de jarabe de arce 

4 cucharadas de azúcar
100 gr. de arándanos

100 gr. de grosellas






ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional.

1. Precalentar el horno a 180º. calor arriba y abajo. Prepara una bandeja de magdalenas con papel rizado o utiliza cápsulas rígidas sobre una bandeja de horno.

2. En un bol grande, tamiza las harinas, la levadura, el bicarbonato y la canela. Reserva.

3. En un bol o jarra aparte, bate los huevos y ve añadiendo poco apoco la leche, el yogur, el aceite, el sirope de arce y el azúcar.

4. Añade la mezcla húmeda al bol de harinas y ve mezclando hasta obtener una masa integrada, pero sin batirla.

5. Incorpora 2/3 de arándanos y grosellas y mezcla. Llena cada cápsula con la mezcla hasta que falte un dedo hasta el borde. Coloca el resto de frutos rojos sobre cada cápsula e introduce al horno durante 20 minutos o hasta que al pinchar una aguja en una muffin ésta salga limpia.

"Utilizo una cuchara de helado para llenar cada cápsula con la mezcla."

6. Saca del horno y deja reposar sobre una rejilla.







Elaboración Thermomix.

1. Precalentar el horno a 180º. calor arriba y abajo. Prepara una bandeja de magdalenas con papel rizado o utiliza cápsulas rígidas sobre una bandeja de horno.

2. En el vaso de la thermomix añade los ingredientes seco (las harinas, la levadura, el bicarbonato y la canela). Programa 15 segundos velocidad 10. Reserva en un bol aparte.

3. Sin limpiar el vaso, incorpora los huevos y vate 10 segundos velocidad 4. Sin programar tiempo, pon velocidad 2 y ve añadiendo poco a poco a través del bocal la leche, el yogur, el aceite, el sirope de arce y el azúcar.

4. Añade la mezcla seca de harinas y programa 4 segundos a velocidad 4. Termina de incorporar con ayuda de una espátula.

5. Incorpora 2/3 de arándanos y grosellas y mezcla muy cuidadosamente. Llena cada cápsula con la mezcla hasta que falte un dedo hasta el borde. Coloca el resto de frutos rojos sobre cada cápsula e introduce al horno durante 20 minutos o hasta que al pinchar una aguja en una muffin ésta salga limpia.

"Utilizo una cuchara de helado para llenar cada cápsula con la mezcla."

6. Saca del horno y deja reposar sobre una rejilla.






Los participantes del Reto de este mes son un montón. Así que no dudéis en visitar sus cocinas para deleitaros con sus fantásticas versiones y propuestas.









      jueves, 26 de marzo de 2015

      Filetes Rusos de Pollo






      Los filetes rusos son esos filetes de carne picada que hacían nuestras madres. Como todo, en cada familia se hacían de una manera diferente, bien pasados por pan rallado, rebozados con huevo, con mitad de carne de cerdo y mitad de ternera, añadiendo huevo o leche... Con tomate, en salsa, solos... 

      Como todo mil versiones de un mismo plato.

      Hoy os traigo unos filetes rusos pero de pollo, mucho más ligeros, más digestivos y que se hacen prácticamente a la plancha.

      No se a los mayores, pero seguro que a los más pequeños de la casa les encantará la idea.




      INGREDIENTES

      600 gr. de pechuga de pollo
      1 cucharadita de cebolla en polvo / o media cebolleta
      media cucharadita de ajo en polvo / o un ajo pequeño
      1 puntita de pimienta blanca
      1 cucharadita de sal
      60 gr. de leche 
      1 huevo
      2 cucharadas de pan rallado
      4 cucharadas de queso rallado
      Perejil (opcional)

      Para la plancha:
      Pan rallado
      Aceite de Oliva Virgen Extra



      ELABORACIÓN:


      Elaboración en Thermomix:

      1. Pon todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix y programa 50 segundos a velocidad 7. Comprueba que todo está muy bien picado o programa unos segundos más a velocidad 10.

      "Si la masa está muy blanda y no se pueden hacer bolas, añade un poco de queso o pan rallado hasta hacerlo homogeneo."

      2. Prepara una sartén antiadherente con una gotita de aceite. Haz bolas con las manos limpias y aplasta, reboza en pan rallado. Pon cada filete en la sartén con un poquito de aceite y hazlas a la plancha por ambos lados hasta que estén ligeramente doradas. Deja sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y sirve con una ensalada.

      "Para evitar que se te pegue la mezcla a las manos, humedece ligeramente tus  manos en agua."




      Elaboración Tradicional:

      1. Pon el pollo en una picadora, o pica muy fino o pide a tu pollero que te pase la carne por la picadora. Pon en un bol. Añade el resto de ingredientes y mezcla hasta conseguir una pasta homegénea.

      "Si la masa está muy blanda y no se pueden hacer bolas, añade un poco de queso o pan rallados hasta hacerlo homogéneo."
      "Si lo vas a hacer a mano conviene que utilices la opción de utilizar los condimentos en polvo para que no se encuentren trocitos de verduras entre medias. Esta opción sobre todo es para los peques."

      2. Prepara una sartén antiadherente con una gotita de aceite. Haz bolas con las manos limpias y aplasta, reboza en pan rallado. Pon cada filete en la sartén con un poquito de aceite y hazlas a la plancha por ambos lados hasta que estén ligeramente doradas. Deja sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y sirve con una ensalada.

      "Para evitar que se te pegue la mezcla a las manos, humedece ligeramente tus manos en agua."



      martes, 24 de marzo de 2015

      Berenjenas Rellenas de Pollo y Champiñones






      Una de las manera en que más me gusta comer berenjenas es rellena.

      Normalmente hago un relleno de carne picada, tipo boloñesa, con muchas verduras y gratino. Pero es una preparación a veces demasiado fuerte para la cena porque llenan mucho.

      Busqué otra manera de hacerlas sin que fuera tan pesado, algo más liviano y me encontré con la receta de Elena del blog Mis Thermorecetas. Nada más verla me encantó. Pero...

      Fue después de comerla cuando terminó de enamorarme por completo. Por dios, que cosa más rica!!! Y ligera. Se me hizo una cena estupenda y el sabor estaba delicioso.

      Como siempre cambié algunas cosillas, orden y manera de hacer las cosas, pero seguí la receta del relleno muy al pie de la letra.

      No dejéis de probarlo porque están impresionantes

      Gracias Elena por compartir tan buenas recetas con todos. 





      INGREDIENTES: (para 4 personas) 


      2 berenjenas
      50 gr. de aceite de oliva
      160 gr. de cebolleta
      1 diente de ajo
      400 gr. de pechuga de pollo en trozos pequeños
      70 gr. de vino blanco fino
      200 gr. de champiñones limpios
       ½ cucharadita de tomillo
      sal y pimienta


      Para la Bechamel

      2 cucharadas de mantequilla
      1 cucharada de harina
      500 ml. de leche
      Sal
      Pimienta
      Nuez moscada

      Queso rallado opcional



      ELABORACIÓN:


      Elaboración en Tradicional:

      1. Lavar las berenjenas y cortar longitudinalmente por la mitad. Practicar varios cortes transversales sobre la pulpa. Pon en una fuente apta para microondas y cuece a máxima potencia durante 5 minutos. Saca con cuidado de no quemarte. Retira la pulpa de las berenjenas con ayuda de una cuchara y deja la piel (la usarás a modo de recipiente). Pica la pulpa muy finamente y reserva.


      2. Pon una cazuela amplia a fuego medio - bajo, con el aceite. Pica finamente la cebolleta y el ajo y pocha durante 5 minutos con cuidado de que no se queme.


      3. Incorpora el pollo salpimentado y cocina despacio, removiendo de vez en cuando durante 8 minutos.


      4. Añade el vino fino y deja que se cocine sin tapar durante tres-cuatro minutos.


      5. Limpia y pica las setas y agrega a la cazuela. Incorpora también el tomillo, la pulpa de la berenjena, sal y pimienta al gusto. Cocina 12 minutos, removiendo de vez en cuando. Reserva.


      6. En un cazo hondo a fuego medio pon la mantequilla. Cuando se haya deshecho añade la harina y mezcla con la mantequilla hasta que tome un color dorado pero sin quemarse. Añade la leche sin parar de remover. Salpimenta y sigue removiendo hasta que la bechamel espese.

      7. Mientras se hace la bechamel precalienta el horno con la función de gratinado (200º calor arriba).

      8. Rellena las medias berenjenas con el relleno reservado, coloca en una fuente apta para horno convencional y vuelca la bechamel sobre cada berenjena rellena para que se cubra. Añade queso rallado a tu gusto y gratina hasta que tenga una capa dorada y crujiente.del vaso, aprox. 15 minutos, a 200º.









      Elaboración en Thermomix:

      1. Lavar las berenjenas y cortar longitudinalmente por la mitad. Practicar varios cortes transversales sobre la pulpa. Pon en una fuente apta para microondas y cuece a máxima potencia durante 5 minutos. Saca con cuidado de no quemarte. Retira la pulpa de las berenjenas con ayuda de una cuchara y deja la piel (la usarás a modo de recipiente). Pica la pulpa muy finamente y reserva.


      2. En el vaso de la Thermomix pon el aceite, la cebolleta y el ajo. Programa 3 segundos, a velocidad 5. Baja los restos de verduras hacia las cuchillas. Cierra la tapa y programa 5 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.


      3. Sitúa la mariposa sobre las cuchillas, incorpora el pollo salpimentado y programa 8 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.


      4. A través del bocal echa el vino blanco y programa 3 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara, sin poner el cubilete para que se evapore el alcohol del fino.


      5. Limpia y pica las setas. Abre el vaso de la Thx y añade en torno a las mariposa. Incorpora también el tomillo, la pulpa de la berenjena, sal y pimienta al gusto. Programa12 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Reserva el relleno en un bol tapado.


      6. Aclara rápidamente el vaso, incorpora los ingredientes de la bechamel excepto el queso y programa 7 minutos, a velocidad 4 y 100º de temperatura.

      7. Mientras se hace la bechamel precalienta el horno con la función de gratinado (200º calor arriba).


      8. Rellena las medias berenjenas con el relleno reservado, coloca en una fuente apta para horno convencional y vuelca la bechamel sobre cada berenjena rellena para que se cubra. Añade queso rallado a tu gusto y gratina hasta que tenga una capa dorada y crujiente.del vaso, aprox. 15 minutos, a 200º.








      viernes, 20 de marzo de 2015

      Calamares al Whisky con Arroz Blanco







      Esta receta me encanta, se hace rápido con ingredientes baratos y además se hace todo a la vez (si utilizadas la Thermomix.

      También puede ser una receta de aprovechamiento si te pasaste haciendo arroz blanco y quieres utilizarlo como guarnición.

      Es uno de los platos que últimamente hago en casa, los calamares quedan tan blanditos y la salsa está tan buena, que merece la pena comparar buen pan para hacer barquitos después. Aunque con el arroz combina fenomenal y casi no hará falta pan.

      La receta original es del blog de Canelona, pero cambiando el licor, que nos gusta más y adecuando las cantidades.




      INGREDIENTES (4 personas):

      1 kg de anillas de calamar
      2 dientes de ajo
      500 gr. de cebolla
      4 galletas maría
      Perejil
      75 gr. de Aceite de Oliva Virgen Extra
      1/2 pastilla de caldo de pescado o sal
      2 hojas de laurel
      Pimienta negra
      1 cucharadita de pimentón dulce
      50 gr. whisky


      Para el arroz
      6 flaneras de aluminio (si lo haces en Thx)
      180 gr. de arroz
      300 gr. de agua
      Aceite de Oliva Virgen Extra
      Sal


      ELABORACIÓN

      Elaboración en Thermomix

      1. En el bocal, pon un vasito / flanera de aluminio y pesa 30 gr. de arroz, 50 gr. de agua. Saca y repite con las cinco flaneras restantes. Añade a cada una un poquito de aceite de oliva y una pizca de sal. Remueve y coloca cada flanera en el recipiente varoma. Reserva.

      2. Pon las galletas en el vaso y pulveriza 4 segundos a velocidad 7-10. Saca del vaso y reserva.
      3. Añade al vaso la cebolla, el ajo y el perejil y programa 5 segundos velocidad 5-6 (depende de lo picadas que quieres que queden). Baja las verduras de las paredes del vaso, hacia las cuchillas. Añade el aceite y sofríe 5 minutos, temperatura varoma y velocidad 1.

      4. Añade las anillas de calamar, la pastilla de caldo (o en su defecto la sal), la pimienta, el pimentón dulce, las hojas de laurel, el whisky y las galletas.

      5. Sitúa el recipiente varoma con las flaneras en su posición y programa 25 min. temperatura varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.






      Elaboración en Tradicional.

      1. Machaca dos galletas con el mortero y reserva.

      2. Pon una cazuela ancha a fuego medio con el aceite. Limpia y pica las cebolla, perejil y los ajos finamente. Pocha en la cazuela con cuidado que no se queme.

      3. Cuando las verduras están blanda añade dos galletas que habrás machacado con el mortero. Incorpora también el pimentón y dale unas vueltas.

      4. Añade las anillas de calamar, la pastilla de caldo (o en su defecto la sal), la pimienta, las hojas de laurel y el whisky. Mezcla todo, tapa la cazuela y deja que se despacio a fuego bajo durante 20 minutos. Vigila que no se quede sin caldo (al ser el calamar un producto con alto contenido en agua irá soltando, pero conviene vigilarlo. Si es necesario, incorpora un poco de agua hirviendo). 

      "Mientras se hace el guiso, prepara un arroz blanco como lo haces habitualmente en casa."

      5. Después de este tiempo el calamar estará blandito. Servir acompañado del arroz blando.








      jueves, 19 de marzo de 2015

      Tarta de Ricotta y Nutella - Cheescake de Nutella











      Hoy en muchos lugares de España es festividad. Celebramos el día del Padre.

      Desde este rincón quiero felicitar a los dos papás más mejores del mundo mundial. En primer lugar a mi padre Juanjo, porque sin él no estaría aquí, porque le quiero con locura, porque quiero darle las gracias por todo lo que he vivido gracias a él, porque me ha hecho mejor mujer y mejor hija. Y porque es el padre más guapo del universo. Te quiero papá.

      Y al padre de mis Kekos, Jaime, porque le adoran, lo llenan de besos y abrazos y por supuesto, porque sin él, no seríamos la familia que somos :) :****

      Feliz día a todos los José, Josefa, Pepe, Pepa... Que paséis un feliz día, que felicitéis a vuestros padres con un beso y gran abrazo o con el corazón y el recuerdo si se fueron ya lejos.

      Que no es necesario corbatas, ni gemelos, ni una camiseta de I love daddy. Que lo que de verdad importa es la compañía (si es posible) y pasar un día de besos y más besos y detalles hecho por uno mismo, con amor, con cariño y gastando con ellos lo más escaso y valioso que hay: el tiempo.

      Os invito a que empleéis apenas unos minutos para preparar esta tarta y la dejéis horneando, para los postres de la comida de hoy estará perfecta y los papis, Pepas, Pepes, Joses y Josefas disfruten de una sobremesa agradable con un postres rápido y delicioso, apto para todas las edades.

      ¡Feliz día!





      INGREDIENTES:

      100 gr. de queso crema
      250 gr. de queso ricotta
      75 ml. de nata
      2 huevos
      70 gr. azúcar blanco
      2 cucharaditas de maicena
      1 cucharadita de extracto de Vainilla o semilla de Vainilla  en rama
      Nutella




      ELABORACIÓN:

      Elaboración en Tradicional

      1. Precalentar el horno a 180º.

      2. Prepara un molde desmoldable para bizcochos. Cubre la base con papel de hornear y unta la base y laterales con mantequilla. Reserva.

      3. Añade los quesos a un bol, trabaja la mezcla con una barilla unos minutos para ablandar al mezcla. Incorpora los huevos, el azúcar, la maicena y la vainilla. Bate enérgicamente hasta que la masa esté homogénea. Por último añade la nata y mezcla todo el conjunto sin batir para no cortar la masa.

      "Este paso lo hago muchas veces con la KitchenAid, pongo  a batir a velocidad alta  los quesos un par de minutos hasta que ablanden e incorporo el resto de ingredientes (excepto la nata)  y vuelvo a batir a velocidad media alta para crear una masa homogenea. Por ultimo añado la nata a baja velocidad para no cortarla."

      4. Coloca sobre el molde engrasado la mitad de la mezcla. Con una cuchara coge nutella, agrega a la masa formando montoncitos distribuidos por toda. Incorpora por encima el resto de masa intentando cubrir los montoncitos de nutella, introduce el molde en el horno sobre la rejilla a media altura y hornea durante 1 hr.

      "La cantidad de nutella va a ser a tu gusto, yo lo hice formando un círculo de montoncitos hacia el borde del molde pero sin tocar el molde (para que no se vea el chocolate una vez desmoladada la tarta)  y luego otro círculo de montoncitos en un segundo circulo en los espacios del anterior (como un damero pero en círculo. Es más dificil de explicar que de hacer..."
      "Una vez terminado el tiempo, apaga el horno y deja la tarta que se enfríe lentamente en el interior del horno."
      "Cuando enfríe, conserva en el horno y saca una hora antes de servir para que atempere y esté esponjosa."









      Elaboración en Thermomix.

      1. Precalentar el horno a 180º.

      2. Prepara un molde desmoldable para bizcochos. Cubre la base con papel de hornear y unta la base y laterales con mantequilla. Reserva.

      3. En el vaso de la thermomix, añade los quesos, los huevos, el azúcar, la maicena y la vainilla. Bate 10 segundos velocidad 5. Incorpora la nata y mezcla 4 segundos velocidad 4.

      4. Coloca sobre el molde engrasado la mitad de la mezcla. Con una cuchara coge nutella, agrega a la masa formando montoncitos distribuidos por toda. Incorpora por encima el resto de masa intentando cubrir los montoncitos de nutella, introduce el molde en el horno sobre la rejilla a media altura y hornea durante 1 hr.

      "La cantidad de nutella va a ser a tu gusto, yo lo hice formando un círculo de montoncitos hacia el borde del molde pero sin tocar el molde (para que no se vea el chocolate una vez desmoladada la tarta)  y luego otro círculo de montoncitos en un segundo circulo en los espacios del anterior (como un damero pero en círculo. Es más dificil de explicar que de hacer..."
      "Una vez terminado el tiempo, apaga el horno y deja la tarta que se enfríe lentamente en el interior del horno."


      "Cuando enfríe, conserva en el horno y saca una hora antes de servir para para que atempere y esté esponjosa.










      miércoles, 11 de marzo de 2015

      Bizcocho de Calabacín y Chocolate





      Ya hace tiempo que hice este bizcocho y no encontraba el momento de publicarlo. 

      A veces subestimamos el poder de las verduras en la repostería.

      Si la famosa carrot cake, o tarta de zanahorias, fue todo un descubrimiento, este bizcocho no te dejará indiferente. 

      Incorporar verduras a los bizcochos, hace que les de un aporte extra de jugosidad y humedad que a los más peques de la casa les encanta. Y si queréis omitir de que es el bizcocho, podéis hacerlo. Yo dudé y al final se lo dije a mis hijos, arriesgándome a que no quisieran volver a tomar un pedazo más. 

      Pero les gustó tanto, pero tanto, tanto, tantísimo, que no les importo que tuviera ¿calabacín? Les encantó, poniéndolo arriba en su lista de favoritos. Así que ya sabéis, si queréis sorprender con un bocado jugoso, especial para chocoaditos, este es otro más de vuestros bizcochos de referencia.

      Sin lugar a dudas, delicioso.

      Hoy, además, es un día especial, al menos en mi casa, porque hoy es mi cumple. Y cumplo par, que no se porque los años impares no me gustan demasido, manias...

      Floreciendo los almendros y los prunos, 36 primaveras.

      Así que probablemente hoy habré llevado este bizcocho y algo más para invitar a mis compañeros a que celebren conmigo este bonito día.




      INGREDIENTES:

      300 gr. de calabacín
      3 huevos
      250 gr. de azúcar
      120 gr. de leche
      120 gr. de aceite de oliva virgen extra
      250 gr. de harina
      1 sobre de levadura química
      1/2 cucharadita de sal
      75 gr. de cacao puro en polvo




      ELABORACIÓN:

      Elaboración Tradicional:

      1. Lavar el calabacín, quita las puntas y cortar en trozos y picar, bien con ayuda de una picadora, o rallando con un rallador. Reserva en un bol.

      2. Añade los huevos con el azúcar y mezcla.

      3. Incorpora la leche y el aceite y mezcla nuevamente.

      4. Agrega la harina, la levadura, el cacao y la sal. Mezclar suavemente hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados y se haya formado una masa chocolateada.


      Para el horneado en Horno Tradicional:

      0. Precalienta el horno a  170º calor arriba y abajo.

      1. Prepara un molde de plum cake, Engrasa y enharina ligeramente. Vierte la mezcla en el molde y hornea durante 45 min. o hasta que al pinchar el bizcocho con un palito este salga seco.


      Para hornear en Panificadora.

      0. Engrasa y enharina ligeramente la cubeta de la panificadora. Vierte la mezcla en el molde, encaja en su posición, cierra la tapa y pulsa el programa 12 Horneado. Deja que termine su tiempo, pincha con un palo y si sale húmedo hornea en mismo programa unos minutos más.





      Elaboración en Thermomix:

      1. Lavar el calabacín, quita las puntas y cortar en trozos y añade al vaso de la thermomix. Programa 20 segundos velocidad 5. Abre la tapa y baja los restos de verdura adheridos en las paredes hacía las cuchillas.

      2. Añade los huevos con el azúcar y mezcla durante 15 segundos a velocidad 6 giro a la izquierda.

      3. Incorpora la leche y el aceite y mezcla nuevamente 15 segundos a velocidad 6, giro a la izquierda
      4. Agrega la harina, la levadura, el cacao y la sal. Mezclar suavemente a velocidad 2 durante 4 segundos, hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados y se haya formado una masa chocolateada.


      Para el horneado en Horno Tradicional:

      0. Precalienta el horno a  170º calor arriba y abajo.

      1. Prepara un molde de plum cake, Engrasa y enharina ligeramente. Vierte la mezcla en el molde y hornea durante 45 min. o hasta que al pinchar el bizcocho con un palito este salga seco.


      Para hornear en Panificadora.

      0. Engrasa y enharina ligeramente la cubeta de la panificadora. Vierte la mezcla en el molde, encaja en su posición, cierra la tapa y pulsa el programa 12 Horneado. Deja que termine su tiempo, pincha con un palo y si sale húmedo hornea en mismo programa unos minutos más.








      lunes, 9 de marzo de 2015

      Ragout de Ternera al Estilo de Mi Madre





      Aunque cocino de todo, hay comidas de mi mamá que echo de menos.

      Solo una madre sabe darle ese sabor de siempre, siempre igual, sin variación a esos platos tan nuestros de toda la vida. 

      El ragout es uno de esos platos que mi madre hace con los ojos cerrados y que siempre siempre siempre sabe exactamente igual. 

      Recuerdo volver del instituto helada de frío después de haber atravesado Madrid de norte a centro y tenerlo preparado, caliente y acompañado de patatas fritas en dado.

      Pan crujiente y el calor del hogar.

      Hoy me ha tocado hacerlo a mi. Compre carne de guisar buenísima y no ha podido salir más rico, una carne blanda, jugosa y un plato de cuchara reconfortante para la mediodía del sábado.

      Y esta vez. receta solo tradicional. ;)



      INGREDIENTES:

      50 ml. De aceite
      Media cebolla
      1 kg. De kilo de carne de guisar
      Harina para rebozar
      1 cucharadita de pimentón 
      3 zanahorias 
      250 gr. de champiñón
      330 ml. de vino blanco
      Agua
      1 lata de guisantes
      Sal y pimienta 


      ELABORACIÓN:

      1. Pela y pica la cebolla finamente.

      2. Pon el aceite en la olla rápida a fuego medio bajo y pocha la cebolla.

      3. Salpimenta la carne y enharina ligeramente. Cuando la cebolla este blanda incorpora la carne y dora.

      "Mi truco personal para enharinar esta u otras carnes (igual que para empanar) consiste en coger un tupper amplio, poner una base de harina, no demasiada, poner la mitad de la carne, cerrar la tapa y mover el tupper bailando por la cocina. En un momento la carne esta enharinada sin excesos. Sacas y repites con el resto de carne."

      4. Incorpora la zanahoria pelada y cortada en laminas y los champiñones limpios cortados en cuartos. Una pizca de pimentón, una cucharada de harina y sal. Revuelve con una espátula de madera.

      5. Añade el vino blanco y lleva a ebullición. Incorpora agua caliente hasta que cubra la carne. Cierra la olla y calcula 20 min. Desde qué sube la rayita.

      6. Retira del fuego, despresuriza sin prisa y añade la latita de guisantes escurridos. Prueba y rectifica de sal. Sirve acompañado de patatas fritas dado o arroz blanco. 








      domingo, 8 de marzo de 2015

      Leche Frita



      Después de este obligado parón en el blog, vuelvo, despacito, sin prisa, sin agobios y con muuuucha calma, con una receta de repostería tradicional y muy de esta época, en puertas de Semana Santa.

      Hacía mucho muchos años, que no había vuelto a probar la leche frita.

      De pequeña, la hacía de vez en cuando una tía mía, Nines, que le gustaba (y se le daba muy bien) la repostería. Hace poco en un restaurante la pedí y fue una mala elección. Era un mazacote de masa duro, posiblemente precongelado y en nada se parecía a la leche frita que hacía mi tía.

      Muchas de las recetas que he leído antes de hacer mi receta se veían también muy densas y no es como yo quería, no me importaba que saliera un poco desmoronada, pero era importante que fuera una masa que al freír dejara blandito el interior.

      Adaptando las recetas a como yo creía que iba a ir bien, modificando pasos y tiempos, después de haberme llevado algún disgustillo inicial, ha salido perfecta.




      INGREDIENTES:

      1l. leche
      Ralladura de 1 naranja (o la piel sin parte blanca)
      Ralladura de 1 limón (o la piel sin parte blanca)
      1 rama de canela
      160 gr. de azúcar
      80 gr. de harina
      40 gr. de maicena
      1 cucharadita canela molida
      4 huevos


      Aceite para freír
      Harina y huevo para rebozar
      Azúcar y canela para espolvorear 



      ELABORACIÓN:

      Elaboración Tradicional:

      0. Prepara un molde cuadrado  o rectangular y forra con papel film, bien estirado. Reserva.

      1. En un cazo calienta a fuego medio la leche (excepto un vaso) con las ralladuras de los cítricos y el palito de canela. Infusiona durante 10 min. Cuela y reserva.

      2. En un cazo añade las harinas y el vaso de leche reservado, deshaz las harinas en la leche hasta que no queden ningún grumo, la canela en polvo y los cuatro huevos, bate durante varios minutos hasta tener una masa homogénea.

      3. Incorpora la leche infusionada y cuece a fuego medio sin dejar de remover hasta que haya espesado.

      "Tiene que tener una consistencia densa para que cuando enfríe quede cuajado y se pueda cortar fácilmente."

      4. Una vez bien espesa la crema, vuelca sobre el molde preparado con el papel film. Aplana la superficie y deja lo más lisa posible. Tapa con film transparente y deja enfriar. Cuando esté frío deja reposar en la nevera toda la noche o un mínimo de 4 horas para que cuaje.

      5. Corta cuadrados a tu gusto de tamaño, pasa por harina, huevo y fríe en abundante aceite caliente. Saca cuando esté dorada y deja sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

      6. Pasa cada porción por una mezcla de azúcar blanquilla y canela. Sirve templada.






      Elaboración en Thermomix:

      0. Prepara un molde cuadrado  o rectangular y forra con papel film, bien estirado. Reserva.

      1. En el vaso de la Thx pon la leche, las ralladuras y la ramita de canela. cierra el vaso, pon el cubilete y programa 7 minutos, temperatura 100º y velocidad 1. Cuela y reserva.

      2. Sin lavar el vaso pon el azúcar, las harinas, la cucharadita de canela molida y los cuatro huevos. Programa 10 segundos velocidad 3.

      "Casi todas las recetas que vi solo empleaban 4-5 minutos en este paso y una temperatura de 90º. A mi en esas condiciones se me cortó, pero no me preocupé, volví a poner la mezcla en el vaso programé más temperatura y más tiempo y salvé la situación. Con un 10 ;)."

      3. Incorpora la leche infusionada y bate 10 segundos a velocidad 7. Programa después 10 minutos temperatura 100º y velocidad 4 (o hasta que haya espesado).

      "Tiene que tener una consistencia densa para que cuando enfríe quede cuajado y se pueda cortar fácilmente."

      4. Una vez bien espesa la crema, vuelca sobre el molde preparado con el papel film. Aplana la superficie y deja lo más lisa posible. Tapa con film transparente y deja enfriar. Cuando esté frío deja reposar en la nevera toda la noche o un mínimo de 4 horas para que cuaje.

      5. Corta cuadrados a tu gusto de tamaño, pasa por harina, huevo y fríe en abundante aceite caliente. Saca cuando esté dorada y deja sobre un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

      6. Pasa cada porción por una mezcla de azúcar blanquilla y canela. Sirve templada.