jueves, 23 de mayo de 2013

Tiramisú Supremo







El Tiramisú es uno de los postres que más me gustan. 

Creo que es una delicia que gusta a todo el mundo, a menos que odies el queso o el café, o ambas cosas por igual... Esa mezcla tan italiana de queso, de amaretto, de café expreso... es tan sugerente y tan provocadora...


El tiramisú es un postre originario de Venecia y apenas tiene unas décadas de existencia. Tiramisú significa básicamente "házme feliz o "ánimame, levantame el ánimo". Tengo que decir que me encanta su significado.

Hace años comencé mi particular búsqueda por conseguir el Tiramisú perfecto.  Me pasé una larga temporada probándolo casi en cada restaurante que visitaba. 

Y por fin encontré el mejor Tiramisú de Madrid. Tras conseguir que el dueño del Maracai me diera su receta, creí que por fin había ganado la batalla.

Pero una vez en casa, la receta no salía, no cuajaba... Yo creo que el dueño no me dió del todo la receta mágica :)

Así que seguí buscando y entonces descubrí una receta de Tiramisú sin huevo (justo lo que buscaba)  pero no acababa de gustarme del todo la textura de la crema, para mi gusto demasiado "dura" con mucho cuerpo, demasiado... masticable.

Así que probé añadirle algo más para aligerarla y di de pleno con lo que yo estaba buscando.

Este Tiramisú es un éxito asegurado, tiene una textura suave y untuosa, a la vez que ligera.

Además he prescindido del huevo, lo que hace que se convierta en un postre ideal tanto en inverno como en los calurosos meses de verano, sin peligro para nuestra salud.

Espero que lo aprobéis. Solo puedo deciros una cosa, el que lo prueba, ya no hace otro.




INGREDIENTES para 8 personas:


120gr de azúcar o azúcar glass

250 gr de mascarpone 

250 gr. de queso crema
200 ml. de nata para montar

1 taza de agua

1 cucharada de café tipo Nescafé
1 cucharada de la grande de ron / amareto / brandy / whisky...

Un paquete de bizcochos de soletilla





ELABORACIÓN:



Para elaborar la Crema de quesos podemos utilizar la Thermomix:


1. Si no tenemos azúcar glass, poner el azúcar en el vaso de la Thermomix y pulverizarlo a máxima velocidad 20 segundos.


2. Poner la mariposa sobre las cuchillas e incorporar los dos tipos de quesos y la nata. Batir a velocidad 3 y medio hasta que los ingredientes estén bien integrados, unos 20 segundos. Reservar.


O utilizar una batidora o KA o (si somos muy fuertes) unas barillas y batir a mano:


1. Poner los dos tipos de quesos y el azúcar glass y batir hasta que esté la masa fina y blanda. Incorpora la nata y bate energicamente hasta que se integre con el resto de ingredientes. Reservar.

"Hay que tener en cuenta que no debemos batir durante muchos minutos cuando agregamos la nata, porque podría hacerse mantequilla y estropear la creama. Simplemente lo justo para incorporarla a la mezcla y dejar una masa homogénea y lisa"



Una vez preparada la crema de queso continuamos la receta:


3. Colocar un aro/rectángulo para tartas en una fuente bonita.


"Puedes utilizar un aro o un rectángulo de emplatar, o hacer moldecitos individuales, eso va a tu gusto. Por norma general se sirver en forma cuadrada, pero yo lo hago redondo, así que todo depende de los utensilios que tengas en tu casa."


3. En una taza mezclar el agua, añadir una cucharada de Nescafé y el chorrito de licor a utilizar.


"También puedes hacer café en cafetera italiana o utilizando tu cafetera de cápsulas nespreso o similar. En el caso de las cápsulas habrás de hacer por lo menos 3 cafés."



5. Impregnar bizcocho a bizcocho en el café y cubrir el fondo del aro/rectángulo con una base de bizcochos mojados.

"Ojo, deben estar empapados, pero no goteando café, o se echará a perder la presentación del postre. Es preferible dejar el corazón sin mojar a ir perdiendo el liquido. Un buen truco es realizar el empapado de los bizcochos con el café templado o frío, ya que el café caliente es muy rápidamente absorbido por el bizcocho."




6. Añadir la mitad de la crema de quesos.


7. Volver a empapar bizcochos en el café y cubrir nuevamente con la crema de quesos sobrante. Alisar la superficie con una espátula.


8. Espolvorear chocolate puro por encima y dejar se se humedezca el cacao antes de servir.


NOTAS:

El tiramisú está muchisimo más rico de un día para otro. 

Conservalo en el frigorífico, y desmolda  cuando hayan pasado unas horas. 

No pasa nada si lo desmoldas al momento, yo para hacer estas fotos lo hice y desmoldé sin reposo.

Sácalo del frío como 15-20 min. antes de servir.