martes, 30 de junio de 2015

Pizza Crujiente de Queso de Cabra y Pesto







De nuevo se acaba un mes y vamos directas con el reto. Y este además ha sido de verdad todo un reto, un reto para el aguante a altas temperaturas :)

Al final me ha pillado el toro y cuando había que publicarlo esta mañana yo aún pensaba que quedaba toda la semana para terminar el mes.

Pero no, junio se nos va sin habernos dado cuenta. Lo hemos comido, lo hemos disfrutado y ahí queda todo para el recuerdo, con buenas risas y buenos momentos.

Esta pizza crujiente está deliciosa, sana, nutritiva, muy fresca... pero altamente recomendable hacerla con algo más de fresco atmosférico, porque eso de encender el horno en plena ola de calor a 40º... no es lo mio :)





 Sin duda esta pizza crujiente es un acierto para compartir porque está buenisima, ideal para finales de verano cuando los tomates están en su mejor momento.






Espero que el reto de este mes os haya gustado y la hagáis en casa.




INGREDIENTES (para dos):

Dos láminas de pasta filo
Aceite de Oliva Virgen Extra
2 tomates grandes
1 rulo pequeño de queso de cabra
media bola de mozzarella
Tomillo fresco


Para el pesto

2 cucharadas de piñones frescos o tostados
1 manojo grande de albahaca fresca
1 diente de ajo pelado
40 ml. de Aceite de Oliva Virgen Extra
Pimienta
Sal
1 cucharada de queso parmesano rallado









ELABORACIÓN:

0. Precalentar el horno a 200º.

1. Extender una hoja de pasta filo sobre una bandeja de horno con un papel parafinado debajo. Pincela la hoja con aceite, extiende unas hojas de tomillo fresco y napa con la mitad de la hoja. Pincela nuevamente con aceite y tomillo y pon la mitad de otra hoja y por último, pincela con aceite, tomillo y napa con la otra mitad de la hoja de pasta filo. Pon una hoja de papel parafinado sobre las hojas y a continuación sitúa una bandeja de horno pequeña sobre el milhojas.

"Si quieres hacer una pizza grande, no dobles las hojas de pasta filo a la mitad, ponlas enteras y utiliza cuatro en lugar de dos. Duplica ingredientes y duplicarás comensales :)."

2. Hornea 10 min. 

3. Mientras se hornea (sin dejar de vigilar), lava y corta en rodajas los tomates, el queso de cabra y la mozzarella.

4. Elabora el pesto picando todos lo ingredientes con ayuda de una picadora o con el mortero.

5. Saca la base crujiente del horno, extiende el pesto. Coloca el tomate y el queso alternado filas. 

6. Hornea nuevamente durante 10 min. o hasta que el queso se haya fundido.

7. Añade un chorretón de aceite de oliva virgen extra sobre la pizza crujiente y añade unas hojitas de albahaca fresca.






El resto de valientes del reto y de las cuales no podéis dejar de visitar sus blogs son: