martes, 8 de abril de 2014

Biscotes de Nuez y Chocolate Blanco






A veces pasamos de fines de semana caseros y tranquilos a salir los tres días y no pisar la casa más que para dormir. 

Así ha ocurrido este fin de semana. Está fenomenal salir, hacer cosas y pasarlo bien, más si el tiempo acompaña con este sol esplendoroso que hemos tenido en Madrid durante este fin de semana y que aún nos alegra estos días de trabajo.

Luego estamos todos cansados, pero contentos si, pero cansados también, si, cansados, y llega el domingo noche, ultimando detalles para empezar la semana y no he preparado nada para los desayunos del los Kekos.

Así que toca aprovechar que los niños juegan en la calle para hacer unas espirales de nesquick y unos biscotes deliciosos.

Esta receta ya no es la original porque añadí un huevo más de lo indicado así que tuve que ajustar todo como pude ya que chocolate tenía menos del indicado. 

No se que tal estará la receta original, pero está esta deliciosa y si además, tenemos fuerza de voluntad de esperar a probarlos al día siguiente, son espectaculares.

El doble horneado le confiere una textura crujiente en la capa exterior que contrasta con el interior más blando.

No es un bizcocho, ni una galleta, es una mezcla de ambos. Además el chocolate blanco y la nuez combinan de maravilla. 

Os va a encantar. Ya me lo diréis.




INGREDIENTES:

250 gr. de chocolate blanco (en tableta o en gotas)
30 gr. de mantequilla blanda
330 gr. de harina
75 gr. de azúcar moreno o blanco
1 sobre de levadura
3 huevos
Extracto de vainilla
100 gr. de nueces a trozos
azúcar glasé para decorar



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

0. Precalentar el horno a 190º y preparar una bandeja con papel de horno o un silpat.

1. En un bol de apto para microondas pon 150 gr. de chocolate en trozos o de gotas junto con la mantequilla. Funde a baja temperatura y en intervalos de medio minuto cada vez.

2. En un bol de robot (en mi caso en el bol de la KitchenAid poner la harina, levadura, el azúcar, los huevos, la vainilla, las nueces y el chocolate fundido. Mezclar suavemente con la espátula mezcladora a baja velocidad y sube despues cuando la harina comience a integrarse.

3. Añade el resto de chocolate picado o en gotas (100 gr.) y mezcla con el resto de la masa.

4. Divide la masa en dos porciones y  haz dos rulos, apoya sobre la bandeja de horno los dos rulos separados entre si y aplasta con las manos hasta tener un espesor de unos 2 cm de alto.

5. Hornea durante 20 min. 

"Si te quedan muy pálidos, puedes activar el ventilador unos minutos para que se dore un poco, pero ojo porque se te puede quemar enseguida."

6.  Baja la temperatura del horno a 160º. Saca los biscotes deja que se enfríen durante 20 min. Después parte en rodajas de 2 cm de ancho, coloca con la parte interna del bizcocho hacia arriba y hornea nuevamente 15 min.

7. Espolvorea con azúcar glasé y deja enfriar sobre una rejilla.


Sugerencia: Acompañar de vino dulce, chocolate o jugo de frutas.




Elaboración en Thermomix.

0. Precalentar el horno a 190º y preparar una bandeja con papel de horno o un silpat.


1. En un bol de apto para microondas pon 150 gr. de chocolate en trozos o de gotas junto con la mantequilla. Funde a baja temperatura y en intervalos de medio minuto cada vez.


"Al ser tan poca cantidad de chocolate y para evitar las mermas en el trasbase y alrededor de las cuchillas, recomiendo fundirlo como indico, al microondas. Si aun así quieres utilizar al Thx, solo tienes que poner en el vaso los 150 gr. de chocolate en trozos o de gotas junto con la matequilla. Programa 5 min. temperatura 50 y velocidad cuchara. Saca a un bol y reserva."


2. En el vaso de la Thx. pon la harina, levadura, el azúcar, los huevos, la vainilla, las nueces y el chocolate fundido. Mezclar suavemente durante 1 minutos o 2 a velocidad 4, giro a la izquierda hasta que la harina comience a integrarse.

3. Añade el resto de chocolate picado o en gotas (100 gr.) y mezcla con el resto de la masa programando 30 segundos, giro a al izquierda y velocidad 3 y medio.

4. Divide la masa en dos porciones y  haz dos rulos, apoya sobre la bandeja de horno los dos rulos separados entre si y aplasta con las manos hasta tener un espesor de unos 2 cm de alto.

5. Hornea durante 20 min. 

"Si te quedan muy pálidos, puedes activar el ventilador unos minutos para que se dore un poco, pero ojo porque se te puede quemar enseguida."

6.  Baja la temperatura del horno a 160º. Saca los biscotes deja que se enfríen durante 20 min. Depués parte en rodajas de 2 cm de ancho, coloca con la parte interna del bizcocho hacia arriba y hornea nuevamente 15 min.

7. Espolvorea con azúcar glasé y deja enfriar sobre una rejilla.


Sugerencia: Acompañar de vino dulce, chocolate o jugo de frutas.