lunes, 21 de abril de 2014

Pechugas de Pollo con Salsa de Coca-Cola (Versión Express)





Después de estos días de Semana Santa, llenos de platos consistentes a base de legumbres, comidas interminables culminadas de postres tradicionales, como las torrijas, los pestiños, las flores de pascua, las rosquillas y los anglosajones huevos de chocolate, merece la pena aligerar un poco con un plato tan fácil y tan sencillo como este.

Ya tengo una receta de pollo a la coca-cola que es casi lo más visto del blog. 

Solía hacerla cuando era estudiante y gustaba mucho en casa.

Esta versión que ahora os traigo es para eso días en los que "notengoganasdehacernada, peroquierocomerbien".  Para un día de estos que necesitas comer ya pero ya ya, y sin embargo o no tienes ganas, o no tienes tiempo, o una mezcla de ambas.

Lo único que tienes que hacer son los filetes porque el resto se hace solo, sin picar cebolla ni nada de nada. 

Espero que os guste. Y si además sois de los que os gustan los sabores en contraste dulce-salado, se que la haréis más de una vez.





Y aquí la receta más fácil...



INGREDIENTES (4 personas):

8 filetes de pechuga de pollo
1 lata de coca-cola 33 cl.
200 ml. de agua
1 sobre de sopa de cebolla
Sal
Pimienta
Cebollino picado
AOVE



ELABORACIÓN:

1. Salpimentar los filetes de pollo.

2. En un cazo, pon la coca-cola y el agua hasta que comience a hervir. Añade la sopa de cebolla, remueve muy bien y deja cocer a fuego suave durante 15-20 min. hasta que la cebolla esté tierna y haya reducido la salsa.

3. Pon una sartén a fuego fuerte, pon unas gotas de AOVE y haz los filetes de pollo a la parrilla un par de minutos por ambos lados. Reserva.

4. Emplata los filetes, espolvoreados con cebollino y salsea. 

"Este plato va muy bien acompañado de un arroz blanco o de una ensalada de brotes tiernos."