domingo, 10 de noviembre de 2013

Chevaliers de Nata (Cristinas o Bambas)






Maricati es una amiga de Burgos a la que no he visto nunca y que aprecio mucho. Nos conocemos por FB y tenemos un grupito de lo más agradable.

La semana pasada puso en su muro una foto de unos bollitos que son típicos de Burgos y me quedé enamorada de ellos. 

Investigué para hacerlos pero no di con ni una sola receta. Sin embargo aprendí su origen.

Jesús Pinedo comenzó a comercializarlos en su confitería de Burgos a punto de estallar la Guerra Civil Española, alrededor del año 1936.

El origen de su nombre se relaciona con el cantante francés Maurice Chevalier.

Sigue haciéndose hoy por toda la provincia de Burgos, quizás bajo otros nombres y con variaciones en sus ingredientes, llamados hoy Cristinas y Falangistas (en la época de posguerra).

Son similares a las que hoy en día se conocen como Bambas.

Maricati y Rosa, interesadas en este dulce solo encontraron una receta que he tenido que modificar casi de principio a fin por no ajustarse y contradecirse en si misma, así que aquí os dejo la receta que he ido creando sobre la marcha.

No hay nada como un reto para hacer cosas nuevas.

Que la disfrutéis, aquí el desayuno ha sido fabuloso ;)



INGREDIENTES:

250 ml. de leche templada
2 huevos grandes
25 gr. levadura fresca
40 gr. de manteca de cerdo
40 gr. de AOVE D·Oliva Arbequina Frutado Suave
200 gr. de azúcar
620 gr. de harina de fuerza
1 cucharadita de sal

1 huevo batido

500 ml. de nata 35.1% m.g.
80 gr. azúcar glass

Para adornar:
Almendras fileteadas
Azúcar glass



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

1. En un bol grande incorpora la leche, los huevos, la levadura fresca desmigada y mezcla con una barilla.

2. Añade el AOVE, manteca y el azúcar. Mezcla hasta que esté bien integrado.

3. Añade la harina con la sal y amasa bien con las manos hasta conseguir una mezcla homogénea. Deja reposar durante una hora hasta que doble su volumen.

4. Enharina la encimera con un poco de harina. Vuelca la masa y saca el aire con golpecitos y dale un amasado manual suave. 

5. Reparte la masa en 10-12 porciones iguales y dale forma ovalada a cada una. Distribuye en dos bandejas de horno preparadas con papel parafinado, aplasta suavemente con la mano y deja levar hasta que doble su volumen.

"Para facilitar el formado de los bollitos, unta tus manos en AOVE."
" Yo hice 10 bollos y salieron bastante grandes, así que recomiendo que se hagan 12." 
"A la hora de ponerlos en la bandeja, separarlos unos de otros, poner como mucho 6 en cada bandeja porque levan y se expanden bastante. Lo importante es conseguir que no se toquen unos con otros para tener bollos perfectos." 
"Deben levar en un lugar cálido y libre de corrientes. Yo los dejé en el horno. Podéis acelerar un poco el proceso dejando el horno encendido a 50º."

6. Cuando hayan duplicado o más su volumen, pincela con huevo batido cada bollo con mucho cuidado de no pinchar la masa. Hornear a 180º durante 15 min. (esto irá en función del horno). 

"Puedes comprobarlo pinchando con una aguja en el centro de uno de ellos. En cuanto salga limpia significa que estarán listos."

7. Para conseguir el dorado, pon el ventilador del horno y en 1 min. aprox. estarán dorados. Saca y enfría sobre una rejilla.

"Veréis que están super esponjosos."

8. Una vez fríos, batir la nata junto con el azúcar hasta que esté montada y firme. Ponla en una manga pastelera con boquilla rizada. Abre cada bollo con un cuchillo de pan y rellena con ayuda de la manga. Tapa con la otra mitad, pon almendras fileteadas y espolvorea con azúcar glass.








Elaboración en KitchenAid:

1. En el bol de la kitchenAid incorpora la leche, los huevos, la levadura fresca desmigada y mezcla con la pala mezcladora

2. Añade el AOVE, la manteca y el azúcar. Mezcla hasta que esté bien integrado durante un par de minutos.

3. Añade la harina con la sal y amasa bien con la misma pala mezcladora hasta conseguir una mezcla homogénea. Deja reposar durante una hora hasta que doble su volumen.

4. Enharina la encimera con un poco de harina. Vuelca la masa y saca el aire a golpecitos y dale un amasado manual suave. 

5. Reparte la masa en 10-12 porciones iguales y dale forma ovalada a cada una. Distribuye en dos bandejas de horno preparadas con papel parafinado, aplastalas suavemente con la mano y deja levar hasta que doble su volumen.

"Para facilitar el formado de los bollitos, unta tus manos en AOVE."
" Yo hice 10 bollos y salieron bastante grandes, así que recomiendo que se hagan 12." 
"A la hora de ponerlos en la bandeja, separarlos unos de otros, poner como mucho 6 en cada bandeja porque levan y se expanden bastante. Lo importante es conseguir que no se toquen unos con otros para tener bollos perfectos." 
"Deben levar en un lugar cálido y libre de corrientes. Yo los dejé en el horno. Podéis acelerar un poco el proceso dejando el horno encendido a 50º."

6. Cuando hayan duplicado o más su volumen, pincela con huevo batido cada bollo con mucho cuidado de no pinchar la masa. Hornear a 180º durante 15 min. (esto irá en función del horno). 

"Puedes comprobarlo pinchando con una aguja en el centro de uno de ellos. En cuanto salga limpia significa que estarán listos."

7. Para conseguir el dorado, pon el ventilador del horno y en 1 min. aprox. estarán dorados. Saca y enfría sobre una rejilla.

"Veréis que están super esponjosos."

8. Una vez fríos, batir la nata en la kitchenAid junto con el azúcar hasta que esté montada y firme. Ponla en una manga pastelera con boquilla rizada. Abre cada bollo con un cuchillo de pan y rellena con ayuda de la manga. Tapa con la otra mitad, pon almendras fileteadas y espolvorea con azúcar glass.







Elaboración en Thermomix:

1. En el vaso de la Thx pon la leche, los huevos, la levadura fresca desmigada y programa 50 segundos velocidad 4.

2. Añade el AOVE, la manteca y el azúcar. Programa 50 segundos, velocidad 4.

3. Añade la harina con la sal y amasa bien programando 2 min. vaso cerrado, velocidad espiga. Deja reposar durante una hora hasta que doble su volumen.

"Yo prefiero traspasar la masa aun bol y que repose allí para que no me tenga ocupada la máquina."

4. Enharina la encimera con un poco de harina. Vuelca la masa y saca el aire a golpecitos y dale un amasado manual suave. 

5. Reparte la masa en 10-12 porciones iguales y dale forma ovalada a cada una. Distribuye en dos bandejas de horno preparadas con papel parafinado, aplastalas suavemente con la mano y deja levar hasta que doble su volumen.

"Para facilitar el formado de los bollitos, unta tus manos en AOVE."
" Yo hice 10 bollos y salieron bastante grandes, así que recomiendo que se hagan 12."
"A la hora de ponerlos en la bandeja, separarlos unos de otros, poner como mucho 6 en cada bandeja porque levan y se expanden bastante. Lo importante es conseguir que no se toquen unos con otros para tener bollos perfectos."
"Deben levar en un lugar cálido y libre de corrientes. Yo los dejé en el horno. Podéis acelerar un poco el proceso dejando el horno encendido a 50º."

6. Cuando hayan duplicado o más su volumen, pincela con huevo batido cada bollo con mucho cuidado de no pinchar la masa. Hornear a 180º durante 15 min. (esto irá en función del horno). 

"Puedes comprobarlo pinchando con una aguja en el centro de uno de ellos. En cuanto salga limpia significa que estarán listos."

7. Para conseguir el dorado, pon el ventilador del horno y en 1 min. aprox. estáran dorados. Saca y enfría sobre una rejilla.

"Vereis que están super esponjosos."

8. Una vez fríos, batir la nata, Ponla en el vaso con la mariposa puesta y sin programar tiempo ponle velocidad 3 y medio, cuando comience a tomar algo de cuerpo añade el azúcar glass por el bocal. Ponla en una manga pastelera con boquilla rizada. Abre cada bollo con un cuchillo de pan y rellena con ayuda de la manga. Tapa con la otra mitad, pon almendras fileteadas y espolvorea con azúcar glass.