miércoles, 6 de noviembre de 2013

Pan de Sandwich con Semillas de Amapola






Ya sabéis que soy una obsesa de lo natural. 

Cuanto menos colorantes y conservantes les de a mis hijos, crecerán mejor y más sanos. Y sobre todo, aprenderán y valoraran el gusto por los sabores tradicionales y naturales.

Al menos es lo que intento cada día.

Hacer el pan en casa puede ser un fastidio, puede estresar, desestresar... según cada uno, pero lo que está claro es que hoy es posible tener panes maravillosos sin ir a la panadería a por un pan congelado, y ojo, no digo que todas las panaderías sean así, pero prefiero tener la seguridad que me brinda mi hogar, de elegir como hacer nuestro pan, con ingredientes naturales y a nuestro gusto.

Con las panificadoras esto es muy fácil, si no queremos entrar (como yo de momento) en el maravilloso mundo de las mamas*, fermentados, greñados y estas cosas tan deliciosas que leo cada día.

El sabor no tiene nada que ver con los comprados, siempre los digo.
Tanto si te decantas por un pan de molde o por un pan horneado, siéntete satisfecha por la naturalidad de un producto hecho por ti.

Esta versión de pan de molde está sacada del fantastico blog de Choni Anastasio "Cocina Compartida", que ademas de tener un blog precioso, es una persona amable y muy cariñosa, me ha encantado contactar con ella.





Vamos a por la receta, con ligeras variaciones...




INGREDIENTES:


320 ml. de agua templada
2 cucharadas de AOVE
1,5 cucharaditas de sal
2 cucharadas de azúcar
600 gr. de harina de fuerza
1 paquetito de levadura seca de panadero

3 cucharadas de semillas de amapola




ELABORACIÓN:



1. Pesa los ingredientes e incorpóralos en el orden que indico. Lo primero siempre se ponen los líquidos y al final la harina y por último la levadura.

"Reserva las semillas de amapola para el final."


2. Enciende la panificadora y acciona el programa esponjoso (en mi panificadora es el nº2) 

3. A continuación ajusta el peso, que en ese pan será 1000 gr. Indica el grado de tueste, yo he puesto medio (la corteza ha salido crujiente y poco tostada).


4. La máquina irá amasando, reposando según el programa. Cuando esté el último amasado y pite, para la panificadora, es el momento de agregar las semillas de amapola.


"Este es el momento también, después del amasado con las semillas, de quitar las palas amasadoras. Dale forma al pan con las manos untadas con AOVE y sitúa el pan en la cubeta. Ponla en marcha y terminará con dos levados, uno largo y uno más corto, antes de hornear."


5. Cuando termine el horneado, saca con mucho cuidado el pan, dándole la vuelta a la cubeta y girando las aspas inferiores de la cubeta, con ayuda de un guante para horno. Deja enfriar en una rejilla y degusta como más te apetezca.