jueves, 27 de agosto de 2015

Tarta Súper Rápida de Chocolate y Oreos






Cada día estoy más convencida de la expresión "menos es más". A veces no hace falta grandes elaboraciones, pasar mil horas en la cocina, estresada, gastarse un dineral en materias primas, invertir muchísimo tiempo... para dar con algo realmente bueno.

Esta tarta no puede ser ni más fácil, ni más barata, ni más rápida, ni por supuesto más chocolateada.

Si eres de esa personas que mueren de placer mientras una onza de chocolate se deshace lentamente en tu boca... prueba un trozo de esta tarta. Adictiva y muy muy muy rica para los chocoadictos como yo.

Lo tiene todo, deliciosa, no necesita horno y apenas 7 minutos para tenerla lista...

Yo no me esperaría mucho más para hincarle el diente!

La receta original es del blog de Sandra Mangas (La Receta de la Felicidad).




INGREDIENTES:

Para la base:

300 gr. de galletas oreo
100 gr. mantequilla fundida

Para la crema:

200 ml. de nata para montar (35% MG)
200 gr. de chocolate negro troceado
50 gr. de mantequilla

Para decorar:

4 o 5 galletas oreo partidas



ELABORACIÓN:

Elaboración Tradicional

0. Prepara un molde con base desmoldable, preferiblemente cuadrado. Puede ser con los bordes rizados para un acabado más profesional o liso para un acabado más rústico.

"He utilizado un molde rectangular de silicona con base cerámica, de esta forma puedo llevarlo directamente a la mesa."

1. Pon las galletas en una bolsa, cierra y golpea o pasa un rodillo sobre ellas hasta hacerlas polvo.
También puedes utilizar una picadora eléctrica o similar.

2. A continuación mezcla el polvo de galletas con la mantequilla fundida. Reparte la pasta por toda la base del molde. Si quieres puedes hacer un bordeado, para ellos tendrás que poner galleta también en los laterales por lo menos a una altura aprox. de dos cm. Reserva en el frigorífico.

3. Pon la nata en un cazo y lleva a ebullición. Retira del fuego y añade el chocolate en trozos y la mantequilla. Ve removiendo con una barilla suavemente hasta que esté bien liso y brillante.

4. Saca la base de la nevera y vuelca la crema de chocolate. Rompe las galletas oreo reservadas y coloca por la superficie. Reserva en el frigorífico hasta que la superficie se haya endurecido.

5. Desmolda con mucho cuidado de que no se rompa la base y traslada a una bandeja de servir. Mantén refrigerado y saca al menos 10 min. antes de servir.







Elaboración en Thermomix

0. Prepara un molde con base desmoldable, preferiblemente cuadrado. Puede ser con los bordes rizados para un acabado más profesional o liso para un acabado más rústico.

"He utilizado un molde rectangular de silicona con base cerámica, de esta forma puedo llevarlo directamente a la mesa."

1. Pon las galletas en el vaso de la Thermomix y pulveriza 1 minuto a velocidad progresiva 7-10. 

2. Añade la mantequilla fundida por el bocal y mezcla 15-20 segundos a velocidad 4. Reparte la pasta por toda la base del molde. Si quieres puedes hacer un bordeado, para ellos tendrás que poner galleta también en los laterales por lo menos a una altura aprox. de dos cm. Reserva en el frigorífico.

3. Aclara el vaso de la Thermomix. Pon la nata en un cazo y programa 5 min. temperatura 90º y velocidad 1. Incorpora el chocolate en trozos y la mantequilla y mezcla unos segundos a velocidad 5 hasta que esté bien liso y brillante.

4. Saca la base de la nevera y vuelca la crema de chocolate. Rompe las galletas oreo reservadas y coloca por la superficie. Reserva en el frigorífico hasta que la superficie se haya endurecido.

5. Desmola con mucho cuidado de que no se rompa la base y traslada a una bandeja de servir. Mantén refrigerado y saca al menos 10 min. antes de servir.







Blogger Tricks

viernes, 31 de julio de 2015

Pannacotta de Vainilla y Semigelatina de Albaricoque






Fin de mes nuevamente y este calendario corre muy deprisa!!!

Una vez más cierro el mes con el reto, esta vez dulce, del grupo de recetas de Lorraine Pascale.

Toca turno de un postre refrescante para sofocar este verano especialmente caluroso.







Una receta sin ninguna complicación, fácil, bastante rápida y con un resultado final delicioso y que gusta tanto a grandes como a pequeños. Además visualmente bonito, como a mi me gusta.

Aquí os dejo con la receta y me despido hasta septiembre!!!

Feliz verano!!




INGREDIENTES:

Para la pannacotta
3 hojas de gelatina pequeñas
100 ml. de nata líquida (en mi caso sin lactosa)
100 ml. de leche (en mi caso semi sin lactosa)
100 gr. azúcar
1 vaina de vainilla, sólo las semillas
300 gr. yogur griego


Para la Semigelatina de Albaricoque
300 gr. de mermelada de albaricoque
3 hojas de gelatina pequeñas
300 ml. de agua




ELABORACIÓN:


Elaboración Tradicional

0. Lo primero prepara los vasos. Necesitarás 6 de 200 ml. que sean bonitos para servir, pero mientras las capas se asientan los vasos deberán poder ladearse.

"Elegí unas copas de postre que encajaban en mi molde de magdalenas y así las mantuve ladeadas."

1. Pon la gelatina en un bol con agua fría y deja que se hidrate 5 -10 minutos.


2. Pon la nata, la leche, el azúcar y las semillas de la vainilla en un cazo pequeño a fuego muy suave y calienta lo justo para que el azúcar se disuelva, removiendo de tanto en tanto.

3. Mientras pon el yogur en un bol y remueve para dejarlo suelto. Reservar. 

4. Retira el cazo del fuego, escurre la gelatina para quitar el exceso de agua e incorpora al cazo de la leche, mezcla hasta que se disuelva.  Dejar enfriar a temperatura ambiente durante 10 - 15 minutos.

5. Una vez templada, añade el yogur griego batido. Con mucho cuidado pon la mezcla en los 6 vasos y  mantén en la nevera durante 1 ó 2 horas, o hasta que esté firme la mezcla de yogur. 

6. Cuando ya la pannacotta de vainilla esté firme, prepara la capa de semigelatina

7. Pon las hojas de gelatina en un bol con agua fría y deja que se hidraten de 5-10 minutos. 

8. Pon la mermelada de albaricoque en un bol y calienta en el microondas unos 40-50 segundos. Saca con cuidado de no quemarte, escurre las hojas de gelatina, añade a la mermelada templada y mezcla muy bien. A continuación agrega el agua y deja templar ligeramente.

9. Saca las copas de panacotta que ya puedes dejar en posición normal (sin ladearse) y rellena con la mezcla de albaricoque. Vuelve a poner las copas en la nevera un mínimo de dos horas.

10. Sirve decorado con unas hojas de menta y gajos del albaricoque.







Elaboración en Thermomix

0. Lo primero prepara los vasos. Necesitarás 6 de 200 ml. que sean bonitos para servir, pero mientras las capas se asientan los vasos deberán poder ladearse.

"Elegí unas copas de postre que encajaban en mi molde de magdalenas y así las mantuve ladeadas."

1. Pon la gelatina en un bol con agua fría y deja que se hidrate 5 -10 minutos.




2. Pon la nata, la leche, el azúcar y las semillas de la vainilla en el vaso de la Thermomix y programa 90º  durante 6 minutos y velocidad 1.

3. Mientras pon el yogurt en un bol y remueve para dejarlo suelto. Reservar. 

4. Escurre la gelatina para quitar el exceso de agua e incorpora al vaso de la thermomix , cierra el vaso y mezcla 30 segundos a velocidad 3. Deja enfriar 10-15 minutos.

5. Una vez templada, añade el yogur griego batido y mezcla otros 30 segundos velocidad 3. Con mucho cuidado pon la mezcla en los 6 vasos y  mantén en la nevera durante 1 ó 2 horas, o hasta que esté firme la mezcla de yogur. 

6. Cuando ya la pannacotta de vainilla esté firme, prepara la capa de semigelatina

7. Pon las hojas de gelatina en un bol con agua fría y deja que se hidraten de 5-10 minutos. 

8. Pon la mermelada de albaricoque en el vaso de la Thermomix limpio y calienta a 90º durante 5 minutos.  Escurre las hojas de gelatina, añade a la mermelada templada y mezcla muy bien programando 30 segundos velocidad 3. A continuación agrega el agua, bate otros 30 segundos a velocidad 3

"Si quieres puedes hacer este paso en el microonda: pon la mermelada de albaricoque en un bol y calienta en el microondas unos 40-50 segundos. Saca con cuidado de no quemarte, escurre las hojas de gelatina, añade a la mermelada templada y mezcla muy bien. A continuación agrega el agua y deja templar ligeramente."

9. Saca las copas de panacotta que ya puedes dejar en posición normal (sin ladearse) y rellena con la mezcla de albaricoque. Vuelve a poner las copas en la nevera un mínimo de dos horas.

10. Sirve decorado con unas hojas de menta y gajos del albaricoque.







Por favor, visita los blogs de mis compañeros/as de reto para que veas lo fantásticas que son y como hacen sus versiones de esta misma receta. Para gusto los colores!





martes, 14 de julio de 2015

Tarta de Queso Mascarpone y Lima con Cobertura de Fresas






 No se ya cuantas tartas de queso puedo tener en el blog, he perdido la cuenta...

Casi todas mis tartas son horneadas, pero con 42º de temperatura que estamos teniendo en Madrid, con ganitas de comer rico, sano y fresquito, no se me ocurre mejor manera de celebrar con los míos las pequeñas cosas de cada día.

Encender el horno es tarea imposible y en casa nos gustan mucho este tipo de tartas en frío, rápidas, fáciles de preparar, con ingredientes que tenemos todos en casa... Bonitas y súper agradecidas por todos los comensales ;)

Así que aquí te dejo mi receta de Tarta de Queso en frío, con sabor a lima, muy refrescante y cremosa.

Espero que la hagas y que me cuentes si te ha gustado!

Besitosssssssss y... feliz verano, que disfrutes muchisimo de tus merecidas vacaciones.










INGREDIENTES: 

Para la Crema de Queso al Limón
500 gr. de mascarpone
200 gr. de nata
60 gr. de zumo de lima
60 gr. de azúcar blanquilla
Un sobre de cuajada

Para la base
200 gr. de galleta digestive avena
70 gr. de mantequilla

Para la Cobertura
250 gr. de mermelada de fresa
Tres cucharaditas de gelatina neutra




ELABORACIÓN:



Elaboración Tradicional


1. Poner las galletas en una picadora y pica hasta que estén pulverizadas.

"Si no tienes un robót con accesorio picador, pon las galletas en una bolsa entre dos paños de cocina y machaca con ayuda de un rodillo. También te sirve machacarlas en el mortero."

2. Añadir la mantequilla reblandecida previamente en el microondas y mezclar unos minutos bien con una batidora, con la picadora o trabajando la mezcla a mano.

3. Cubrir la base de un molde desmoldable con la mezcla de mantequilla y las galletas. Aplanar bien la superficie y meter en el frigorífico.

"Yo utilizo un molde de silicona desmoldable con base de porcelana, pero puedes utilizar cualquier molde para bizcochos, que sea desmoldable y cubrir los lateral con papel film o con laminas de acetato para que el desmolde quede perfecto."


4. Pon todos los ingredientes de la crema en un cazo a fuego suave y cocina durante un par de minutos o tres sin dejar de remover con ayuda de unas barillas sin que llegue a hervir en ningún momento.

5. Saca del frío la base de galletas y vuelca sobre ella la crema de mascarpone y lima. Deja cuajar unas horas en la nevera.

6. Cuando la crema ya está cuajada y firme, haz la cobertura de fresas. Calienta en el microondas un poco la mermelada de fresas. Al hacerse más liquida será más fácil quitar las pepitas con ayuda de un colador. Pon en un cazo a fuego muy suave la mermelada y añade la gelatina neutra. Batir todo durante un par de minutos sin dejar de remover.

7. Vuelca sobre la crema queso ya cuajada y dejar en la nevera durante una hora por lo menos. 

8. Saca de la nevera al menos 15 min. antes de servirla para que se atempere.








Elaboración Thermomix

1. Poner las galletas la thermomix y pulverizar durante un minuto a velocidad progresiva 7 - 10.

2. Añadir la mantequilla y mezclar unos 15 segundos a velocidad 5.

3. Cubrir la base de un molde desmoldable con la mezcla de mantequilla y las galletas. Aplanar bien la superficie y meter en el frigorífico.

"Yo utilizo un molde de silicona desmoldable con base de porcelana, pero puedes utilizar cualquier molde para bizcochos, que sea desmoldable y cubrir los lateral con papel film o con laminas de acetato para que el desmolde quede perfecto."


4. Aclara el vaso de la Thx y cocinar todos los ingredientes de la crema durante tres minutos a 90° y velocidad 5.

5. Saca del frío la base de galletas y vuelca sobre ella la crema de mascarpone y lima. Deja cuajar unas horas en la nevera.

6. Cuando la crema ya está cuajada y firme, haz la cobertura de fresas. Calienta en el microondas un poco la mermelada de fresas. Al hacerse más liquida será más fácil quitar las pepitas con ayuda de un colador. Incorpora al vaso de la Thx, añade la gelatina neutra y batir todo durante tres minutos a temperatura 80° y velocidad 2.

7. Vuelca sobre la crema queso ya cuajada y dejar en la nevera durante una hora por lo menos. 

8. Saca de la nevera al menos 15 min. antes de servirla para que se atempere.










martes, 30 de junio de 2015

Pizza Crujiente de Queso de Cabra y Pesto







De nuevo se acaba un mes y vamos directas con el reto. Y este además ha sido de verdad todo un reto, un reto para el aguante a altas temperaturas :)

Al final me ha pillado el toro y cuando había que publicarlo esta mañana yo aún pensaba que quedaba toda la semana para terminar el mes.

Pero no, junio se nos va sin habernos dado cuenta. Lo hemos comido, lo hemos disfrutado y ahí queda todo para el recuerdo, con buenas risas y buenos momentos.

Esta pizza crujiente está deliciosa, sana, nutritiva, muy fresca... pero altamente recomendable hacerla con algo más de fresco atmosférico, porque eso de encender el horno en plena ola de calor a 40º... no es lo mio :)





 Sin duda esta pizza crujiente es un acierto para compartir porque está buenisima, ideal para finales de verano cuando los tomates están en su mejor momento.






Espero que el reto de este mes os haya gustado y la hagáis en casa.




INGREDIENTES (para dos):

Dos láminas de pasta filo
Aceite de Oliva Virgen Extra
2 tomates grandes
1 rulo pequeño de queso de cabra
media bola de mozzarella
Tomillo fresco


Para el pesto

2 cucharadas de piñones frescos o tostados
1 manojo grande de albahaca fresca
1 diente de ajo pelado
40 ml. de Aceite de Oliva Virgen Extra
Pimienta
Sal
1 cucharada de queso parmesano rallado









ELABORACIÓN:

0. Precalentar el horno a 200º.

1. Extender una hoja de pasta filo sobre una bandeja de horno con un papel parafinado debajo. Pincela la hoja con aceite, extiende unas hojas de tomillo fresco y napa con la mitad de la hoja. Pincela nuevamente con aceite y tomillo y pon la mitad de otra hoja y por último, pincela con aceite, tomillo y napa con la otra mitad de la hoja de pasta filo. Pon una hoja de papel parafinado sobre las hojas y a continuación sitúa una bandeja de horno pequeña sobre el milhojas.

"Si quieres hacer una pizza grande, no dobles las hojas de pasta filo a la mitad, ponlas enteras y utiliza cuatro en lugar de dos. Duplica ingredientes y duplicarás comensales :)."

2. Hornea 10 min. 

3. Mientras se hornea (sin dejar de vigilar), lava y corta en rodajas los tomates, el queso de cabra y la mozzarella.

4. Elabora el pesto picando todos lo ingredientes con ayuda de una picadora o con el mortero.

5. Saca la base crujiente del horno, extiende el pesto. Coloca el tomate y el queso alternado filas. 

6. Hornea nuevamente durante 10 min. o hasta que el queso se haya fundido.

7. Añade un chorretón de aceite de oliva virgen extra sobre la pizza crujiente y añade unas hojitas de albahaca fresca.






El resto de valientes del reto y de las cuales no podéis dejar de visitar sus blogs son:




martes, 16 de junio de 2015

Magdalenas de Jengibre y Canela






Hoy os traigo una receta más de magdalenas.

Estas tienen una mezcla de especias que me encantan. La canela y el jengibre les da un toque exótico.

Son tiernas y esponjosas, ideales para compañar desayunos y meriendas.

Espero que te gusten.




INGREDIENTES:

2 huevos
175 gr. de azúcar moreno
60 ml. de leche
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de jengibre en polvo
190 ml. de aceite de oliva suave
210 gr. de harina de repostería
7 gr. de levadura química
1 pizca de sal 




ELABORACIÓN:


Elaboración Tradicional:


1. Con una batidora, robot, o con la KitchenAid, bate los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doble su volumen.

"Utiliza las barillas a máxima velocidad."
"Cambia las barillas por la pala cuando ya haya que incorporar los demás ingredientes."

2. Baja la velocidad e incorpora la leche, la canela y el jengibre. Ve agregando también el aceite poco a poco y sin dejar de batir.

3. Tamiza la harina, la levadura y la pizca de sal y añade poco a poco a la mezcla de huevos, a velocidad baja. Cuando esté integrada puedes subir la velocidad y batir rápidamente durante 3 minutos.

4. Tapa la masa con un paño y deja reposar al menos una hora en el frigorífico. 

"Si la dejas reposando hasta el día siguiente el resultado será aún mejor."

5. Después del reposado precalienta el horno a 250ºC. 

6. Vuelve a batir la mezcla enérgicamente, distribuye la masa en una bandeja para magdalenas con sus papeles rizados. Llena hasta dejar solo medio dedo hasta el borde. Espolvorea la superficie generosamente con azúcar blanquilla.

7. Baja la temperatura del horno a 210º, mete la bandeja de magdalenas y hornea durante 16 min.

"Las magdalenas como los bollos, estarán listas si al pinchar con una brocheta ésta sale limpia."

8. Deja enfriar sobre una rejilla.






Elaboración en Thermomix:

1. Pon los huevos y el azúcar en el vaso de la Thx con la mariposa sobre las cuchillas. Programa 7 min. temperatura 37º, velocidad 3 y medio. Saca la mariposa.

2. Baja la velocidad a 1 e incorpora la leche, la canela y el jengibre. Ve agregando también el aceite poco a poco y sin dejar de batir.

3. Tamiza la harina, la levadura y la pizca de sal y añade poco a poco a la mezcla de huevos, a velocidad 2 sin programar tiempo. Cuando esté integrada puedes subir la velocidad y batir rápidamente durante 3 minutos.

4. Vuelca la masa en un bol, tapa con un paño y deja reposar al menos una hora en el frigorífico. 

"Si la dejas reposando hasta el día siguiente el resultado será aún mejor."

5. Después del reposado precalienta el horno a 250ºC. 

6. Vuelve a batir la mezcla energicamente, distribuye la masa en una bandeja para magdalenas con sus papeles rizados. Llena hasta dejar solo medio dedo hasta el borde. Espolvorea la superficie generosamente con azúcar blanquilla.

"Las magdalenas como los bollos, estarán listas si al pinchar con una brocheta ésta sale limpia."

7. Baja la temperatura del horno a 210º, mete la bandeja de magdalenas y hornea durante 16 min.

8. Deja enfriar sobre una rejilla.